Review: Toshiba Satellite U925t [FW Labs]

Review: Toshiba Satellite U925t [FW Labs]

Un dispositivo convertible que puede ser un ultrabook con teclado físico o una tableta con Windows 8. ¿Estará a la altura de su promesa?

Un interesante concepto es el que nos trae Toshiba con el Satellite U925t, portátil convertible capaz de actuar como una tableta o un notebook, gracias a su pantalla plegable que puede recostarse sobre el teclado físico dejándonos el panel táctil a libre disposición para su uso con los dedos y el sistema operativo Windows 8.

A esto le acompaña una plataforma Intel ultrabook con procesador Core i5 y una unidad de estado sólido (SSD) en almacenamiento interno, prometiendo un desempeño y tiempos de respuesta cortos a la par de una tableta, capaz de correr al mismo tiempo los programas de Windows XP, Vista y 7, intentando traer lo mejor de ambos mundos bajo un mismo dispositivo.

Pretende bastante esta oferta… ¿Estará a la altura de su promesa?

Especificaciones

  • Modelo: Toshiba Satellite U925t.
  • Disponibilidad y precio: En Chile a CLP$569.990, aproximadamente USD$1.160 para otros países de América Latina.
  • Procesador central (CPU): Intel Core i5-3337U generación Ivy Bridge, doble núcleo corriendo a 1,8GHz base, escalables a 2,7GHz cuando está bajo carga. Soporta tecnología HyperThreading (para mover dos hilos de procesamiento en cada núcleo). Tiene 3MB de cache, TDP de 17W y está hecho bajo un proceso de manufactura a 22nm.
  • Chip gráfico (GPU): Intel HD Graphics 4000, con frecuencia de 350MHz base escalables a 1100MHz cuando está bajo carga.
  • Memoria RAM: 4GB DDR3 corriendo a 1600MHz, doble canal. No ampliable.
  • Almacenamiento: Unidad de estado sólido (SSD) de 128 GB bajo una interfaz mSATA.
  • Pantalla: Táctil capacitiva. 12,5 pulgadas, resolución de 1366 x 768 pixeles, tipo TFT. Cubierta de vidrio Gorilla Glass.
  • Conectividad: Lector de tarjetas, dos puertos USB 3.0, salida de video HDMI, Bluetooth 4.0, WiFi 802.11b/g/n.
  • Batería: LiPo de 3 celdas y 38 Wh.
  • Dimensiones y peso: 32,7 de ancho, 21,3 de largo y 1,9 cm de espesor. 1,5 Kg de peso.
  • Otros: Cámara web y micrófono integrados, sonido SRS Premium Sound 3D, sensor de iluminación, acelerómetro, giroscopio, magnetómetro, GPS. Teclado retroiluminado, Bluetooth, WiFi. No tiene lector de unidades ópticas CD/DVD ni puerto Ethernet.
  • Software pre-instalado: Microsoft Windows 8, Adobe Reader X, Juegos WildTangent,  Microsoft Office, Norton Anti-Theft, Norton Internet Security, Norton Online Backup, Origin, Windows Essentials 2012, utilidades TOSHIBA (Desktop Assist, eco Utility, Function Key, Password Utility, PC Health Monitor, Quality Application, Recovery Media Creator, Resolution+, Service Station, System Driver, System Settings, Tablet Easy Control).

Revisión en Video

Diseño y pantalla

La propuesta que hace Toshiba para este producto es la de tener un dispositivo convertible entre notebook y tableta, siendo capaz de posicionar su pantalla en forma vertical tal como un portátil común y corriente, al mismo tiempo que ésta se puede deslizar y recostar cubriendo el teclado físico para dejar sólo la pantalla táctil en la superficie.

Según esta premisa, deberíamos tener las ventajas de una tableta (portabilidad, uso táctil) junto a lo bueno de un notebook (teclado físico, apoya-muñecas). Sin embargo, existe un importante factor que hace que el sueño se derrumbe: el aparato tiene 1,9 centímetros de grosor y pesa 1,5Kg. Para hacerse una idea de lo que significa, consideremos que ni siquiera estamos frente al ultrabook más ligero, pues modelos como el Toshiba Portégé Z835 y el Acer Aspire S7 pesan mucho menos (1,2Kg y 1,1Kg respectivamente), mientras que el HP Folio 13 pesa lo mismo que este Toshiba Satellite U925t.

En términos de materiales y calidad de fabricación, tampoco estamos frente a la mejor obra de Toshiba. El cuerpo completo está armado en varias piezas de plástico, la mayoría de un color gris oscuro impresos con un patrón de pequeños agujeros que le de cierta elegancia, pero no esconde el hecho de que al tomarlo desde las puntas el equipo cruje y en general, se ve más débil que otros modelos hechos con partes de aluminio.

Parte de ese plástico tramado pasa hacia los bordes de la pantalla, que es un panel multi-tácil capacitivo de 12,5 pulgadas y resolución de 1366 x 768 pixeles. La idea es que funcione como el panel de una tableta, razón por la cual está cubierta de vidrio con tecnología Corning Gorilla Glass, otorgándole gran resistencia a los golpes y rayas propias del uso cotidiano.

Si bien estamos frente a una resolución bastante estándar y que no se acerca a la alta definición Full HD que actualmente está entrando fuerte al mercado, sí tenemos tecnología TFT que le otorga excelentes ángulos de visión a la pantalla, es decir, se puede ver desde los lados sin apreciar pérdida ni distorsión del color, lo que permite a varias personas desde distintas posiciones mirar el equipo sin molestias.

El brillo se hace poco si consideramos uno de los posibles casos de uso que nos propone Toshiba para este modelo: como tableta bajo la luz del sol. Un sensor de luz integrado permite ajustar automáticamente el brillo según la cantidad de iluminación del lugar donde estemos, sin embargo, el brillo que emite el panel no parece ser suficiente para cubrir las necesidades en estos casos.

Teclado y trackpad

Uno de los objetivos de tener este formato convertible es poder acceder un teclado físico cuando lo necesitemos. En ese sentido estamos frente a un teclado muy estándar de tamaño completo, con teclas algo rectangulares y no cuadradas que se hacen algo incómodas de usar para alguien que no está acostumbrado a la disposición de botones ofrecida.

Afortunadamente tenemos teclado retroiluminado y aunque para variar no encontramos la opción de ajustar el brillo a nuestro parecer, sí vemos que el sensor de luz activa la retroiluminación en condiciones de poca luz, al mismo tiempo que además el teclado se prende cuando tocamos una tecla, manteniéndose el resto del tiempo apagado para ahorrar energía.

Por el lado del trackpad o superficie para controlar el puntero del mouse, las cosas pasan de regulares a malas. Porque dado el tamaño más pequeño del equipo y su disposición a ser más ancho que alto, deja poco espacio para el trackpad, que además de ser pequeño es de un material plástico que otorga poca exactitud al momento de moverse. Peor aún: los botones para click izquierdo y derecho están muy poco demarcados y fallan bastante, siendo difícil marcar un click derecho sin saber de memoria el punto exacto donde hay que presionar, que parece ser un poco aleatorio.

Experiencia de uso y software

La doble funcionalidad del equipo como notebook y tableta viene dada en gran parte por el sistema operativo Windows 8. En él podemos acceder a dos interfaces de usuario: Modern UI (en la imagen) para ejecutar aplicaciones ligeras, las que vienen optimizadas para su uso con los dedos en la pantalla táctil, junto a la clásica vista de escritorio, lugar donde podremos correr toda clase de programas que hayamos usado en Windows XP, Vista o 7.

Lo que buscó Toshiba acá fue entregar un rendimiento veloz y respuesta instantánea que asemeja lo que se logra en tabletas con sistemas operativos móviles (Android, iOS), cosa que se alcanza muy bien gracias a la unidad de estado sólido (SSD) que almacena los datos y los entrega con gran rapidez.

Los programas se abren muy rápido y en sólo nueve segundos pasamos de tener el equipo completamente apagado a estar en la pantalla de Modern UI 100% funcional, siendo uno de los inicios más veloces que hayamos visto. Poco impactan la gran cantidad de programas pre-instalados desde fábrica, con Toshiba nuevamente pecando en traer cargados software de Norton y WildTangent, los que están absolutamente de más.

Poco hay que destacar entre la multitud de utilidades que son propias de Toshiba y vienen en esta máquina. Quizás el supervisor de estado del PC es lo más destacable, entregando información útil sobre el consumo de energía del sistema en tiempo real, el estado de la batería, la temperatura del procesador central, la velocidad del ventilador principal y la salud de la unidad de estado sólido (SSD), que dada su naturaleza es propensa al desgaste luego de mucho uso.

Aparte de aquello, lo que más influye en la experiencia de uso es el diseño convertible del Satellite U925t y su pantalla táctil. Cuando lo utilizamos como notebook tradicional, usamos muy poco el panel táctil simplemente porque no estamos acostumbrados a aquello y porque es incómodo estirar y levantar las manos durante largos períodos de tiempo. De todas formas, mover archivos y operar Modern UI es más cómodo con dicha tecnología, especialmente si consideramos que el trackpad deja mucho que desear, obligándonos a recurrir a esta segunda opción.

Como tableta todo cobra más sentido. Recostamos la pantalla y efectivamente podemos usar el dispositivo como una tableta, navegando con comodidad gracias a las virtudes de Windows 8. Pero Toshiba poco contribuye al respecto: el equipo es grande y pesado y no da la impresión de tener una tableta en la manos, sino que un aparatoso notebook cerrado.

En líneas generales, podemos usar el equipo como un buen notebook de uso diario. El rendimiento en tareas cotidianas le acompaña y la promesa de tener la velocidad de una tableta, pero con la funcionalidad de un notebook, se cumple a la perfección. Efectivamente es una máquina rápida.

Por otro lado, los sensores (sensor de iluminación, acelerómetro, giroscopio, magnetómetro y GPS) le dan buenas posibilidades a las aplicaciones para Modern UI en Windows 8, acercándonos a lo que se ve en un dispositivo con Android o iOS. Un botón físico en el costado para la suspensión ayuda a dejar en reposo rápidamente el equipo, intentando imitar dichas funciones desde una tableta.

Rendimiento

Tal como muchas plataformas que hemos revisado hasta ahora, también estamos frente a un sistema ultrabook de Intel con procesador Core i5-3337U de tercera generación (Ivy Bridge) y bajo consumo energético, mostrando un TDP de 17W a la par de todos los otros ultrabooks que existen en la actualidad, variando sólo la frecuencia que se mantiene dentro de los rangos acostumbrados: 1,8GHz para cuando se está utilizando poco la CPU y 2,7GHz que se alcanzan automáticamente en momentos de alta exigencia.

Elementos distintivos esta vez tenemos pocos, siendo un hardware bastante estándar para lo que nos tiene acostumbrado Intel. Es por eso que es fácil compararlo frente a otros sistemas como los Acer Aspire S7Lenovo U310HP Folio 13 y Sony VAIO Serie T13, que están dentro de su misma categoría.

Antes que todo, las pruebas integradas en Windows 8 nos darán las primeras pistas sobre qué tan equilibrada es la plataforma, otorgándose un puntaje del 1,0 al 9,9 a cada componente según su rendimiento:

Se ve que tanto procesador como memoria RAM y almacenamiento masivo (SSD) están sobre el promedio y rinden de manera relativamente equilibrada entre ellos, sin embargo, el talón de Aquiles como siempre en esta clase de plataformas ultrabook de Intel son los gráficos integrados Intel HD 4000, que no están a la par del resto de los componentes y muestran a primera vista ser el punto débil de nuestro equipo, en algo que revisaremos en extenso más adelante.

Pasando a otro punto, el rendimiento general para tareas cotidianas, excluyendo el desempeño para gráficos 3D intensivos, lo veremos con la herramienta Futuremark PCMark 7, que realiza una serie de pruebas en conjunto que exprimen casi todas las piezas del PC, en tareas como la reproducción y codificación de video de alta calidad, manipulación de imágenes y navegación web intensiva, lo que se mide empíricamente y arroja un puntaje como resultado:

Futuremark PCMark7 Reproducción y codificación video (Frames por segundo) Procesamiento de páginas web (Páginas por segundo) Manipulación de imágenes (Mpx por segundo) General
Lenovo U300s 23,1 8,19 6,3 3117
Sony VAIO Serie E14P 23,0 12,4 9,1 2287
Lenovo U310 23,0 10,3 8,2 3451
HP Pavilion m6-1076la 22,9 10,8 11,4 2005
HP Folio 13 23,1 8,3 6,5 3170
Samsung Series 7 Gamer 23,0 14,9 9,5 3456
Sony VAIO Serie T13
22,9 10,2 8,5 2376
Samsung Series 5 Ultrathin 21,1 4,74 4,7 1289
Toshiba Satellite U845W 22,9 10,5 8,5 4488
Acer Aspire S7 23,3 12,0 18,7 5133
Toshiba Satellite U925t
23,4 10,6 16,2 4707

Obtuvimos el segundo puntaje general más alto de lo que hemos revisado y con razón: el procesador alcanza una decente frecuencia de 2,7GHz bajo carga y mejor aún, la unidad de estado sólido ofrece un gran rendimiento, lo que revisaremos con detalle más adelante.

Pero como ya dijimos, los gráficos 3D son la gran debilidad del equipo y la prueba Futuremark 3DMark dará cuenta de aquello a través de pruebas automáticas y sintéticas, corriendo en tres niveles con distinta exigencia cada uno: Ice Storm es la prueba más liviana y está al nivel de teléfonos móviles o tabletas. Cloud Gate es un poco más intensiva, mientras que Fire Strike exige al máximo el chip gráfico y procesador del PC:

Futuremark 3DMark Ice Storm Cloud Gate Fire Strike
Acer Aspire S7 32471 3693 501
Toshiba Satellite U925t 32435 3394 449

Tal como el Acer Aspire S7, que también tiene una plataforma interna de ultrabook muy parecida a la de este Toshiba Satellite U925t, alcanzamos puntajes discretos sobretodo en la prueba Fire Strike, en definitiva no alcanzando a correr gráficos 3D intensivos de manera decente y viéndose pocos cuadros por segundo a partir de la prueba Cloud Gate, lo que es muy mal indicio para quienes buscan una máquina para jugar.

Por otro lado, una prueba diferente que nos gusta correr es Cinebench 11,5, la que permite medir el comportamiento del procesador central en la específica labor de renderear o procesar una imagen de alta resolución, junto con dedicar una segunda prueba al rendimiento del chip gráfico (GPU) bajo la API de software OpenGL:

Cinebench 11,5 CPU OpenGL
Acer Aspire S7 2,67 15,84
Toshiba Satellite U925t 2,51 13,36

Casi imperceptiblemente inferior al Acer Aspire S7, no estamos frente a cambios dignos de destacar ya que los resultados son demasiado similares, revelando nuevamente que si bien la CPU Intel Core i5-3337U es bastante capaz pese a su bajo TDP de 17W y sirve para mover casi toda clase de contenidos, los gráficos integrados Intel HD 4000 no se mueven bien bajo labores gráficas 3D intensivas.

Finalmente, el programa CrystalDiskMark 3 nos dirá qué tan rápida es la unidad de estado sólido (SSD) de 128GB que otorga el almacenamiento masivo al equipo, mostrando en las pruebas de Windows 8 un excelente desempeño a primera vista:

Tal como se previó, estamos quizás frente al punto más fuerte de la plataforma. Con 494MB/seg de transferencia en lectura y 452MB/seg en escritura, los 128GB integrados en una tarjeta mSATA de este Toshiba Satellite U925t alcanzan un rendimiento excepcional a la hora de cargar archivos, leer documentos y abrir programas, lo que explica los rápidos tiempo de inicio, apagado y suspensión de la computadora.

Rendimiento en juegos

Como ya mencionamos, la gran debilidad de este equipo es el chip gráfico integrado Intel HD 4000, de pobre rendimiento en comparación al resto de la máquina y que ofrece nula capacidad para correr aplicaciones 3D intensivas. De todas formas, los clientes deben estar conscientes que al momento de comprar un portátil de categoría ultrabook jamás hay que esperar rendimiento 3D decente.

Esto no es culpa de Toshiba, ni de HP, Acer o ningún otro fabricante: simplemente la plataforma interna de hardware Intel con procesadores de bajo voltaje y chip gráfico integrado no es de alto rendimiento en juegos, obteniéndose a cambio la capacidad de crear máquinas muy delgadas, de bajo peso y poco consumo energético. Y este Toshiba no es la excepción.

De todas formas lo comprobaremos con el videojuego Far Cry 2, que no es tan exigente como otros títulos actuales en el mercado, a ver si se puede exprimir algo de este chip gráfico. Ejecutamos la herramienta de benchmark a resolución de 1280×720, sobre DirectX 10 con filtro Anti-Aliasing(4x) y calidad general óptima:


FPS Promedio FPS Máximo FPS Mínimo
Lenovo U310 11 17 8
HP Pavilion m6-1076la 32 51 23
HP Folio 13 11 16 7
Samsung Series 7 Gamer 100 142 75
Sony VAIO Serie T13 16 26 11
Samsung Series 5 Ultrathin
15 27 9
Toshiba Satellite U845W 17 27 11
Acer Aspire S7 16 25 11
Toshiba Satellite U925t
15 21 10

Nada nuevo bajo el sol. Los cuadros por segundo (FPS) en promedio son sólo 15, lo que nos hace descartar por completo la opción de correr Far Cry 2 o cualquier otro título 3D medianamente demandante en este portátil, ya que para una visualización fluida debemos tener al menos 30 cuadros por segundo en promedio. Y como se puede ver, sólo máquinas con chips gráficos dedicados NVIDIA o AMD son capaces de ofrecer mejor rendimiento que el Intel HD 4000, como en el caso del Samsung Series 7 Gamer y HP Pavilion m6-1076la.

Batería y cargador

Lo que sí podemos esperar este este modelo es una duración de la batería por sobre los notebooks de antaño, ya que el procesador central y el gráfico son de bajo consumo energético y última generación. El software Futuremark PowerMark nos dará luces de aquello, siendo un programa que corre de manera sistemática labores cotidianas durante un lapso de tiempo determinado.

Tareas como ver videos, navegar por Internet y correr gráficos 3D humildes serán el estándar de uso diario que le daremos al Toshiba Satellite U925t, todo lo que es ejecutado por Futuremark PowerMark de forma automática para arrojar un tiempo aproximado que debería durarnos la batería bajo dichas labores.

Futuremark PowerMark Tiempo de batería (hr:min)
Acer Aspire S7 3:17
Toshiba Satellite U925t 2:17

Cabe destacar que estos tiempo no son un reflejo de lo que dura en realidad la batería: son nuestro estándar para comparar una computadora con otra en una tabla de forma exacta, para que hacerse una idea del rendimiento energético en relación a otras opciones en el mercado, ya que la prueba Futuremark PowerMark es la misma para todos.

En términos realistas, casi nadie le da el uso intensivo al equipo como lo hace Futuremark PowerMark, por lo que debemos estimar que la autonomía de este modelo es de hasta cinco horas bajo uso más moderado, dependiendo siempre de cómo lo utilice el usuario.

Mención aparte merece el cargador del equipo, que es bastante pequeño en comparación a otras ofertas y de muy fácil transporte, compensando en parte el hecho de que la duración de la batería se ubica un poco bajo el promedio de lo que hemos visto en otros ultrabooks.

Conclusión

El Toshiba Satellite U925t era un proyecto ambicioso. La idea de llevar lo mejor de una tableta se logró sólo en parte: el rendimiento es muy bueno (excepto en gráficos), sin embargo, en portabilidad las cosas fallan estrepitosamente, ni acercándose al tamaño pequeño y liviano de una tableta.

En términos de notebook tampoco tenemos la mejor máquina del mercado, ya que el trackpad deja mucho que desear y definitivamente no estamos frente al mejor ultrabook en su categoría de precio.

Pero se agradece la flexibilidad del equipo. La presencia de pantalla táctil sin duda es un punto a favor y pese a haber errores de diseño casi imperdonables, imaginamos que a alguien le podría servir este formato experimental, ya que no estamos frente a la peor tableta con Windows 8 ni tampoco el peor ultrabook de Intel. Pero en un mercado donde tienes que ser el mejor para conquistar el bolsillo de los consumidores, estar al medio y ser color gris puede ser algo más negativo que positivo.

Lo Imperdible

  • Presencia de pantalla táctil.
  • Gran fluidez y rapidez en rendimiento general.
  • Buen teclado retro-iluminado.
  • Gran cantidad de sensores.

Lo Impresentable

  • Diseño, tamaño y peso mal logrados.
  • Trackpad pequeño y poco preciso.
  • Pésimo rendimiento en gráficos 3D.
  • El concepto de aparato convertible no funciona.
  • No se puede ampliar la memoria RAM.
Realización audiovisual: Jonás Van den Bosch.