HP Pavilion m6-1076la [FW Labs]

Por un bajo precio revisamos este modelo con plataforma APU Trinity de AMD; paquete que integra procesador y gráficos, prometiendo un menor precio y gran desempeño.

Fotografías: Mariano Mancilla.

En un planeta donde Intel parece tener el dominio en el rubro de los procesadores centrales, y la sociedad relaciona el buen rendimiento gráfico a soluciones dedicadas en tarjetas de video independientes, AMD aparece entre la multitud, alza la voz y nos dice: hay otro camino.

Otro camino para alcanzar el buen desempeño en lo que son aplicaciones 3D y juegos intensivos, a través de una solución llamada APU. ¿Qué es una APU? Simplemente, una plataforma que reúne procesador central, chip gráfico y controladores varios en un solo paquete, que al ser diseñado desde sus entrañas para estar integrado entre sí, permite el ahorro de procesos y por ende, un consumo energético menor, lo que además se asocia a un valor de fabricación reducido.

En resumen, una APU permite buen desempeño, consumiendo poca energía y a un bajo precio, o al menos, más bajo que el de la competencia. Ya saben a cuál competencia nos referimos. De hecho, las APU hasta podrían ser usadas para fabricar dispositivos similares a los ultrabooks, por si desean tenerlos como referencia para comparación.

Así, en esta revisión lo que más destaca es el rendimiento del equipo y el análisis de la plataforma interna AMD. Según nos indicaron, debiéramos ver cifras a la par de un Intel Core i7 con gráficos NVIDIA de última generación, aunque es más sensato poner el sistema al lado de los Core i5 regulares y como ya dijimos, los ultrabooks. ¿Cumplirá las expectativas?

Especificaciones

  • Modelo: HP Pavilion m6-1076la.
  • Disponibilidad y precio: Latinoamérica, a CLP$550.000 (Chile) --USD$1.100 aproximados--.
  • Procesador central (CPU): APU AMD A10-4600M, generación Trinity, con CPU de cuatro núcleos corriendo a una frecuencia base de 2.3GHz escalables a 3.2GHz cuando está bajo carga. Basado en la arquitectura Bulldozer (Piledriver), hecho a 32nm con 4MB de cache L2 y TDP de 35W.
  • Gráficos (GPU): AMD Radeon HD 7660G en la APU, junto a otro chip dedicado AMD Radeon HD 7670M con 2GB de memoria, ambos reúnen su rendimiento mediante conectividad Crossfire interna.
  • Memoria RAM: 8GB DDR3 a 1333MHz en dos ranuras.
  • Almacenamiento: Disco duro de 1TB (1000GB) girando a 5400RPM.
  • Pantalla: 15.6 pulgadas con resolución de 1366x768 pixeles y retroiluminación LED.
  • Conectividad: Bluetooth, Ethernet, un USB 2.0, tres USB 3.0, HDMI, VGA, lector de tarjetas.
  • Batería: Seis celdas, 62WHr.
  • Dimensiones y peso: 2.65cm de grosor, 38cm de ancho y 25cm de fondo. 2.4 kg de peso.
  • Otros: Cámara web de 1.3Mpx, lector de huellas dactilares, sonido Beats Audio.
  • Software: Windows 7 Home Premium, subscripción de dos meses a Norton Internet Security 2012, Evernote, Cyberlink YouCam DE,  software de HP, Windows Live Essentials 2011, Skype, Microsoft Office Starter, barra Bing para IE9.

Nota: Detallamos el software que HP provee de fábrica cuando vende este modelo, y con el cual cada cliente se encontrará cuando lo adquiera, sin embargo, el equipo de pruebas que nos fue facilitado operaba con Windows 8.

Diseño y pantalla

Según indican las especificaciones, a modo de indicio para entender "el físico" de este equipo cuando se tiene en las manos, estamos simplemente frente a un notebook tradicional. A pesar de tener en sus entrañas plataforma AMD Trinity con un TDP bajo (disipación de calor, en definitiva) apto para competir con los ultrabooks, el diseño está pensado para cumplir con las expectativas de alguien que busca buen rendimiento a un bajo precio, así que viene en un envoltorio grande. No se puso mucho esfuerzo en obtener gran delgadez o liviandad, por lo que debemos conformarnos con traer con nosotros un equipo de tamaño normal en nuestra espalda si lo queremos transportar.

De todas formas, esto no es indicio de tener una mala calidad de fabricación o una estructura débil: de hecho, todo lo contrario. Tenemos un equipo extremadamente firme, resistente a ser doblado y hecho con materiales de calidad superior al plástico común y corriente, destacando la presencia de aluminio pulido en la superficie, lo que además de darle un positivo toque estético, otorga resistencia al cuerpo en general.

En cuanto a la pantalla, se agradece la presencia de iluminación por LED, lo que entrega un encendido instantáneo y ángulos de visión muy generosos, con una distorsión del color mínima cuando miramos el panel desde diferentes posturas. La resolución de 1366x768 pixeles nos queda al debe, siendo un estándar que muy pocos fabricantes se han atrevido a aumentar, y es por eso que en general, podemos decir que estamos frente a una pantalla ni muy buena ni mala, sino que dentro del rango, aunque considerando el precio pagado por el equipo, esto es algo bueno.

Teclado y trackpad

Con sus 15.6 pulgadas, tenemos espacio de sobra para un buen teclado, y no sólo en términos de tamaño, sino que también de acabado. Las teclas además de mostrar calidad y espaciado adecuado entre ellas, están incrustadas en un cuerpo superior de aluminio extremadamente firme, lo que da seguridad al momento de escribir y no cede incluso bajo las presiones más fuertes.

Lamentamos la ausencia de retroiluminación en las teclas, lo que no sólo otorga funcionalidad esencial en equipos de última generación, sino que también añade una mejora visual a la experiencia de tener frente a uno este equipo y decidirse a comprarlo o no, ya que además, y muy subjetivamente, queremos decir que la iluminación le vendría muy bien al aluminio pulido de la superficie.

Por otro lado, el trackpad es bastante normal y mantiene una estructura clásica con dos botones físicos, hecho de un material plástico que ofrece algo de roce en manos húmedas, aunque en general la experiencia no se deteriora y el espacio asignado a la superficie es suficiente. Destacan características que poco a poco se están convirtiendo en estándar de la industria: soporte multitáctil y gestos con dos o más dedos. El controlador de software Synaptics es el que gestiona dichas funciones, y en la pantalla de configuración de la aplicación podemos ver todo lo que se puede hacer, incluyéndose desplazamiento, zoom y rotación con dos dedos:

Experiencia de uso y software

Como ya indicamos, en nuestras manos tenemos este equipo utilizando sistema operativo Windows 8 Release Preview, es decir, la versión gratuita que anda dando vueltas y que Microsoft otorgó para que los usuarios prueben de antemano las características más importantes de la plataforma, aunque de fábrica viene con Windows 7.

En esto, nos encontramos con la interfaz de usuario Metro, la cual corre muy fluidamente gracias al desempeño gráfico que ofrece esta APU, ya que las animaciones y transiciones requieren pocos recursos gráficos y corren bien hasta con un chocolate como tarjeta de video, por lo que tener dos GPU activas nos basta y nos sobra, más aún si hay soporte para DirectX 11, como en este caso.

Así, se agradece gran fluidez al momento de mover el sistema operativo, con tiempos de respuesta reducidos que en modelos de hace un par de años no se veían. En esto, podemos indicar que el tiempo de encendido de la máquina ronda los 16 segundos hasta aparecer en Metro totalmente funcional, mientras que el apagado total se realiza en 13 segundos.

Respecto a si el equipo se calienta o no, empezamos a ver en este ámbito las primeras virtudes de la plataforma AMD APU, la cual posee una baja disipación de calor y por ende, no debiera mostrar altas temperaturas. A esto debemos sumarle una rejilla de ventilación de tamaño generoso y sistema de refrigeración que expulsa bastante aire, por lo que jamás nos encontraremos con la posibilidad de molestias al momento de usar el laptop en las piernas o en contacto con la piel.

Mención aparte merece el sistema Beats Audio de este HP, que promete un sonido estéreo 2.1 con subwoofer integrado en la misma máquina, ofreciendo una calidad superior al promedio de los notebooks tradicionales. En la rejilla superior están los dos parlantes principales, con agudos que alcanzan un volumen muy decente pero que aún sufren del problema típico de los parlantes integrados: pérdidas de algunas frecuencias y exceso de medios, con el subwoofer perdiendo protagonismo cuando se alza el volumen, ya que si bien se agradece que venga incrustado, no aporta tanto como uno espera de la promesa que se hace al decir: "Beats Audio con subwoofer".

Rendimiento

En este ámbito, veremos si la plataforma interna AMD A10-4600M alcanza para superar a los ultrabooks y se pone a la par de los notebooks de alto desempeño. Cabe destacar que la empresa aclara que en benchmark sintéticos, es decir, aquellos que registran números y gráficos en entornos ideales y bajo un set de pruebas establecidas, el A10 no tendría que comportarse tan bien, sin embargo, los beneficios aparecen para el usuario común y corriente durante el uso diario, y en esto, la fluidez de videojuegos 3D es un indicador más realista para que el usuario decida si esta máquina le sirve o no, siempre teniendo en consideración el precio del equipo, que es notablemente inferior al de alternativas Intel con gráficos dedicados.

Como ya dijimos, los primeros puntos de comparación serán ultrabooks de última generación, y acá podemos revisar al Lenovo U310con procesador Intel Core i5 de tercera generación y gráficos integrados Intel HD 4000, junto a otro ultrabook con GPU NVIDIA como el Acer Aspire Timeline Ultra M3-581TG.

En primera instancia veremos lo que registra el benchmark de Windows 7, que mide la plataforma en general y entrega un puntaje del 1,0 al 7,9 para cada componente principal:

Vemos un agradable puntaje en procesador central y gráficos, algo que es de esperarse del APU que probamos, ya que posee CPU de cuatro núcleos y dos GPUs que funcionan en conjunto. Porque primero tenemos el chip AMD Radeon HD 7660G empaquetado con la CPU en la APU, mientras que el AMD Radeon HD 7670M de mayores prestaciones se encuentra aparte, gozando de 2GB de memoria independiente y funcionando a la par con el 7660G, combinando su rendimiento a través de un enlace interno entre ambos llamado Crossfire, el que se hace automáticamente y sin intervención del usuario.

En general Windows arroja un buen desempeño del equipo como conjunto, ya que está pensado para un rendimiento muy equilibrado. La prueba PCMark 7 nos dará más indicios de aquello, midiendo aspectos del uso diario como la codificación de video HD, manipulación de imágenes en edición y fluidez de la navegación web, exigiendo todas las piezas internas del equipo:

Futuremark PCMark7 Reproducción y codificación video (Frames por segundo) Procesamiento de páginas web (Páginas por segundo) Manipulación de imágenes (Mpx por segundo) General
Lenovo U300s 23.1 8.19 6.39 3117
Sony VAIO Serie E14P 23.04 12.44 9.14 2287
Lenovo U310 23.04 10.3 8.24 3451
HP Pavilion m6-1076la 22.97 10.88 11.47 2005

Vemos un desempeño general donde destaca el aspecto gráfico en manipulación de imágenes, lo que se explica por la doble solución AMD en este ámbito. Sin embargo, el puntaje general se ve penalizado por la ausencia de una unidad de estado sólido (SSD) en almacenamiento, ya que el par de equipos Lenovo que se ven en la tabla sí cuentan con ello, lo que duplica las velocidades de transferencia de datos y por tal, muestra un puntaje mayor en el general de PCMark 7, que sí mide dicho ámbito para hacer el cálculo final.

Ahora nos dedicaremos a los gráficos, la principal novedad de este notebook, y en esto, 3DMark 06 es un buen indicador de lo que puede llegar a hacer la plataforma:

Futuremark 3DMark 2006
SM 2.0
SM 3.0
CPU
TOTAL
Alienware M11x 3016 3160 1400 6539
Acer Aspire Timeline Ultra M3-581TG 4800 5267 2440 10854
Toshiba Portégé Z835 1422 1690 2440 4114
SONY VAIO 3D VPCF215FL 2462 3063 3231 7060
Sony VAIO VPCCA17FL 2473 3074 3129 7054
Sony VAIO Z 1598 1975 3199 4761
Samsung R480 3183 3167 2216 7547
Samsung 530U 1170 1461 1931 3454
Samsung R580 3178 3273 2498 7726
Samsung Series 7 Chronos 2978 3266 3454 7946
HP Pavilion dm1z 762 968 1023 2213
HP Pavilion dm4 655 856 2763 2120
HP ENVY 14 Spectre 1187 1468 2000 3498
HP Pavilion DV6-6185LA 4063 5341 5048 11877
Lenovo U300s 1186 1408 2412 3484
Sony VAIO Serie E14P 2030 2512 3405 5976
Lenovo U310 1196 1634 2958 3838
HP Pavilion m6-1076la 2851 3418 2815 7692

Paliza para los ultrabooks, como era de esperarse, sin embargo, la comparación con equipos de gama alta, como el HP Pavilion DV6-6185LA, es deprimente. Queda muy claro que el bajo TDP de la APU AMD permite desempeños moderados, no sobresalientes como alguna vez prometieron en la compañía, por lo que aún sabemos que un Intel Core i7 con gráficos dedicados NVIDIA (o incluso AMD móviles) están en otra categoría superior, aunque hay que pagar bastante más dinero por aquello.

Pero el A10-4600M ofrece un punto intermedio bastante agradable, con un precio moderado y un consumo energético menor a otras alternativas mucho más costosas como el Samsung Series 7 ChronosSamsung R580 o el SONY VAIO 3D VPCF215FL, acercándose e incluso superando dichas configuraciones.

Finalmente, queda revisar a "la fea" de este notebook: el disco duro. Porque a estas alturas, ya extrañamos la presencia de una unidad de estado sólido, la que si bien aún no se convierte en un estándar de la industria, para quien haya utilizado una computadora con este dispositivo en su interior se hace muy difícil volver a un disco que gira, ya que se penaliza muchísimo el rendimiento. CrystalDiskMark 3 nos indicará las velocidades de lectura y escritura de datos que alcanzamos:

En SSD de ultrabooks promediamos tasas de transferencia de datos a 250MB/seg, por lo que estos 98MB/seg en lectura y 99MB/seg en escritura, si bien están por sobre la media de lo que alcanza normalmente un disco duro (80MB/seg), nos quedan cortos, generándose un cuello de botella en la plataforma. De todas formas, la cifra alcanzada es destacable para un dispositivo que gira a sólo 5400RPM y además, ofrece el beneficio mayor que los SSD aún no pueden igualar: mucha capacidad de almacenamiento, en este caso, masivos 1TB (1000GB), así que una cosa por otra.

Juegos

Los anteriores benchmarks sintéticos no estuvieron tan mal, sin embargo, donde el equipo debiera brillar es en la ejecución de juegos, según promete AMD, por lo que correremos Starcraft II y Far Cry 2 para saber cómo anda la máquina en esta clase de exigencias en uso cotidiano.

La metodología usada será la misma que en el pasado (copy/paste warning): en Starcraft II probamos las cinco configuraciones estándar para la calidad de los gráficos: Bajo, Intermedio, Alto, Ultra y Extremo, midiendo los FPS (frames o cuadros por segundo) que conseguimos en promedio y en sus puntos más altos y más bajos, es decir, cuando la exigencia del juego es menor y hay pocos elementos en pantalla, y cuando ésta es mayor, como durante una batalla épica donde se obtiene el número de FPS más bajo. Para interpretar estos números debemos saber que por sobre 30 FPS tendremos una experiencia de juego buena y fluida, y que bajo esta cifra ya comenzamos a ver secuencias interrumpidas y lentitud en la ejecución.


Bajo Intermedio Alto Ultra Extremo
FPS Promedio 76 41 36 23 23
FPS Mínimo 18 16 13 10 9
FPS Máximo 168 109 83 47 46

Resultados poco equilibrados, ya que incluso en calidad baja obtenemos tirones en escenas donde hay muchos elementos en pantallas y los monitos en Starcraft se están dando con furia. De todas formas, momentos a 13 frames por segundo (FPS) en calidad Alta, promediando 36 FPS, otorgan una excelente experiencia, por lo que sí es recomendable jugar bajo dicha configuración, mientras que en calidad Ultra y Extremo las cosas ya se van complicando.

Por otro lado, veremos la herramienta para medir desempeño del título Far Cry 2 bajo resolución nativa de 1280x720 sobre DirectX 10 con filtro Anti-Aliasing(4x) y calidad general óptima:


FPS Promedio FPS Máximo FPS Mínimo
Lenovo U310 11 17 8
HP Pavilion m6-1076la 32 51 23

Diferencia abismal respecto a los ultrabooks, siendo ahora completamente posible y agradable jugar Far Cry 2, mostrando una excelente tasa de frames por segundo en promedio y máximo, mientras que el mínimo de 23FPS está al borde de lo bueno, siendo muy aceptable y no dañando en demasía la experiencia de uso durante los pocos momentos en que el juego alcanza escenarios complejos con demasiados elementos.

Conclusión

En general, vemos que en juegos tenemos una máquina muy apta, que si bien no se iguala a lo que podemos lograr bajo configuraciones Intel Core i7 más gráficos dedicados de última generación, por el precio que vale obtenemos un paquete que durante el uso cotidiano entrega gran fluidez, junto a un desempeño que si bien no destaca, sí sirve para videojuegos 3D y por ende, puede considerarse relativamente como un "notebook gamer".

La APU AMD A10-4600M se comporta muy bien en dicho ámbito, con una baja disipación de calor y más importante aún: a un precio mucho más bajo que el de la competencia, entregando una máquina amable en desempeño que alcanza para tareas cotidianas y mucho más, ya que tiene un énfasis en los gráficos que por este precio, no se puede igualar.

HP pensó este modelo para obtener un precio nada excesivo, por eso su estructura de 15.6 pulgadas en 2.4Kg de peso no es lo mejor que se puede lograr, sin embargo, su buena calidad de fabricación se agradece.

Lo Imperdible

  • Buen rendimiento gráfico por el precio.
  • Se calienta poco.
  • Sonido Beats Audio por sobre el promedio.
  • Chasis muy resistente.
  • Gran capacidad de disco duro con rendimiento sobre la media.

Lo Impresentable

  • Ausencia de teclado retroiluminado.
  • Tamaño y peso que podrían ser menores dado el hardware.

powered byDisqus