Toshiba Satellite U845W con pantalla 21:9 [FW Labs]

A nuestras manos cayó este ultrabook que dice ser el primero en tener una pantalla ultra-ancha con relación de aspecto 21:9 y resolución de 1792 x 768 pixeles. ¿Servirá de algo?

Cuando Intel creó el hardware para notebooks de poco grosor (ultrabooks), dio indicaciones acerca de qué tan delgado tenía que ser el modelo, sin decir nada sobre qué tan ancho podía fabricarse. Toshiba aprovechó esto y lanzó el modelo Satellite U845W, hermano del Satellite U845 pero con una gran y notoria particularidad que lo diferencia del U845 y del resto de portátiles alrededor del mundo: tiene una pantalla ultra-ancha con relación de aspecto de 21:9.

Esta proporción entre ancho y alto del panel frontal generalmente se utiliza en televisores pensados para emular el formato de cine, sin embargo, Toshiba se atrevió a ser el primer ensamblador en usar 21:9 en una computadora portátil que es movida por la plataforma ultrabook de Intel.

Aparte de la pantalla, poca novedad hay bajo el capó, siendo suficientemente reveladora la llamativa forma y tamaño de este equipo, que se ve exageradamente ancho y causa dudas durante la primera impresión, estando pensado para su uso casi como un cine gracias a la pantalla y un excelente sistema de sonido integrado, pretendiendo compensar por sus defectos. ¿Lo logrará?

Especificaciones

  • Modelo: Toshiba Satellite U845W-SP4201SL.
  • Disponibilidad y precio: Latinoamérica, CLP$760.000 (Chile) –USD$1.600 aproximados–.
  • Procesador central (CPU): Intel Core i5-3317U generación Ivy Bridge, doble núcleo corriendo a 1,7GHz base, escalables a 2,6GHz cuando está bajo carga. Soporta tecnología HyperThreading (para mover dos hilos de procesamiento en cada núcleo). Tiene 3MB de cache, TDP de 17W y está hecho bajo un proceso de manufactura a 22nm.
  • Chip gráfico (GPU): Intel HD Graphics 4000, con frecuencia de 350MHz base escalables a 1050MHz cuando está bajo carga. Dispone de hasta 1696MB de memoria compartida con la principal.
  • Memoria RAM: 6GB DDR3 corriendo a 1600MHz, doble canal.
  • Almacenamiento: Disco duro de 500GB girando a 5400rpm. Además, posee una pequeña unidad de estado sólido de 32GB para el arranque veloz del sistema operativo.
  • Pantalla: 14,4 pulgadas, ultra-ancha con relación de aspecto de 21:9,  TFT, resolución de 1792 x 768 pixeles.
  • Conectividad: Ranura para tarjetas de memoria, un puerto USB 3.0, dos USB 2.0, HDMI, Ethernet, Bluetooth 4.0, WiFi 802.11b/g/n + WiDi.
  • Batería: Li-Ion  de cuatro celdas (54Wh).
  • Dimensiones y peso: 2cm de grosor, 36,83cm de ancho y 20cm de fondo. 1,81kg de peso.
  • Otros: Cámara web y micrófono integrados, sonido SRS Premium Sound 3D, altavoces harman/kardon stereo. No tiene lector de unidades ópticas CD/DVD.
  • Software: Windows 7 Home Premium de 64 bits, Microsoft Office Starter 2010, Microsoft Windows Live Essentials, Norton Internet Security 2012 (30 días de prueba), Intel Wireless Display 3.0, Intel Anti-Theft Technology, aplicaciones de TOSHIBA: App Place, BookPlace, Bulletin Board, Disc Creator, Face Recognition, HDD Protection, HDD/SSD Alert, Laptop Checkup, Media Controller, PC Health Monitor, Recovery Disk Creator, ReelTime, Remote Control Manager, Resolution+ Upconvert Plug-in for Media Player, Service Station, Sleep Utility, Web Camera Application, eco Utility, Online Backup.

Revisión en video

Ver en YouTube

Diseño y pantalla

No, la imagen no está estirada hacia los lados en Photoshop. Es así. Con 14,4 pulgadas que se miden en línea horizontal, este notebook posee una altura moderada con exagerado ancho, lo que es algo extraño de utilizar durante los primeros minutos, pero luego se hace algo habitual y de hecho, se disfruta el espacio extra a los lados.

Aparte de eso el diseño en general es sobrio, con gris y negro dominando una estética que se ve interrumpida sólo por las calcomanías también de los mismos colores, además del logo de TOSHIBA y la marca harman/kardon junto a los altoparlantes integrados. Destaca además que la mitad de la superficie en la tapa detrás de la pantalla es de goma anti deslizante, siendo el apoya-muñecas también bastante rugoso pero no de goma.

Al ser un ultrabook, el grosor de la máquina es moderado, aunque con sus 2cm se ubica por sobre la media de otros portátiles que se muestran mucho más delgados y ligeros, ya que también los 1,81 kg se notan algo pesados en comparación a los 1,2Kg alcanzados por otros ultrabooks.

Pero la firmeza apremia este sacrificio en peso, ya que el Toshiba está construido bajo una robusta carcasa de aluminio y plástico bien diseñado, al punto de conformar una estructura casi imposible de doblar o hacer crujir bajo presión y fuerza, entregando una agradable sensación de seguridad.

Viéndole el lado negativo a este formato 21:9, nos encontramos con un notebook de proporciones incómodas para transportar. Porque si lo comparamos con ultrabooks de 13 pulgadas (en un ejercicio bastante justo ya que este Toshiba se vende como un ultrabook), veremos que necesitamos una mochila para computadoras de 15 pulgadas en lugar de un bolso pequeño para sacarlo a la calle, ya que a menos que tengamos un contenedor exageradamente rectangular, no habrá cómo hacer caber el aparato en un espacio pequeño. Si a esto sumamos el peso de 1,8Kg, se pierde el propósito de tener un ultrabook. Para los que buscaban portabilidad, que miren hacia otro lado.

La pantalla es la vedette de este equipo, estrenando una poco usual resolución de 1792 x 768 pixeles que además de ser necesaria para lograr el aspecto ultra-ancho, otorga una buena densidad de pixeles que se traduce en gran definición y nitidez de imagen, con soporte para HD a 720p, óptimo para ver películas de alta resolución considerando que era muy difícil poner un panel Full HD a 1080p en apenas 14,4 pulgadas.

La gran caída de la pantalla son sus ángulos de visión, con colores que se distorsionan fácilmente si nos movemos hacia los lados y miramos la computadora desde un lugar que no sea exactamente de frente, lo que podría molestar a amigos o familiares que estén compartiendo una película, en una actividad para la que supuestamente el Satellite U845W es un especialista, fallando en este vital detalle.

De todas formas, en condiciones normales el espacio se presenta como ideal cuando estamos solos en un escritorio, sirviendo no sólo para la reproducción multimedia sino que además para trabajar y producir cómodamente, algo en lo que Toshiba pensó al incluir en este modelo herramientas de software preinstaladas para optimizar el espacio, en algo que veremos más adelante.

Teclado y trackpad

Con gran dolor en el corazón (?) entramos a esta parte de la revisión. Porque resumiendo en una palabra, la experiencia con el teclado y trackpad de este portátil fue nefasta.

Partiendo por el teclado, entendemos la idea de Toshiba por aprovechar el espacio ancho par acomodar teclas más alargadas hacia los lados en una distribución poco tradicional. Pero esta solución se aleja demasiado de los estándares conocidos para un teclado, con distancias exageradamente disimiles para lo que estamos acostumbrados a utilizar en cualquier otro teclado.

Porque hay cosas que es mejor dejar como están y en este caso, la distribución del teclado es una de ellas. Sabemos que cada fabricante maneja distancias distintas entre teclas y distribuciones ligeramente diferentes, pero Toshiba se escapa de manera exagerada a toda regla en el Satellite U845W. En definitiva, esto resultó en que escribimos con muchas faltas de ortografía durante la primera semana de uso, ya que no apuntamos bien las teclas. Y si en dos semanas te puedes acostumbrar, intentar volver a un teclado tradicional supone otro problema.

Por el lado del trackpad tampoco traemos buenas noticias. Porque la superficie para controlar el puntero del mouse es de un material poco suave al tacto, provocando que las personas de manos húmedas consigan pésima precisión al momento de deslizarse sobre el espacio de trabajo. Y los de manos secas tampoco la pasarán tan bien, porque la precisión de todas maneras es mala.

A esto hay que sumar que para hacer click izquierdo y derecho debemos presionar el borde inferior, con muy poco espacio para aquello, lo que nos hizo fallar el 50% de nuestros intentos. En resumen, pésima implementación del trackpad que está mal pensado y además fabricado con el material incorrecto.

Experiencia de uso y software

El primer punto a tocar son los beneficios de tener una proporción de 21:9 en la pantalla ancha. Lo más evidente es que conseguimos bastante espacio de trabajo adicional a los lados, algo que se puede aprovechar de manera simple a través de Windows 7 y la posibilidad de arrastrar ventanas hacia los bordes para dividir la pantalla en dos.

Pero Toshiba también quería hacer lo suyo, por lo que incluyen una herramienta de software llamada Utilidad de División de Pantalla, que permite establecer relaciones de división diferentes a una línea central que separa el panel en dos lados iguales:

Aparte de aquello y como se puede ver en la lista de especificaciones al principio, Toshiba incluye muchas, pero muchas utilidades de software pre-instaladas en el equipo, donde destaca una interfaz de usuario propietaria llamada ReelTime que abre una vistosa barra inferior por sobre Windows para mostrar los archivos abiertos recientemente, bajo una pobre implementación que corre lento y cuya utilidad es casi nula:

Lo que sí es bastante útil es el reproductor de video Toshiba Video Player for Cinema, cuya gracia es tomar contenido multimedia que venga en formato 21:9 y reproducirlo sin problemas a pantalla completa ancha, cosa que cuesta lograr a la primera con otras alternativas de software:

Claro está, esto es útil si conseguimos tener los benditos videos a 21:9 en formato cine IMAX, ya que la gran mayoría del video disponible no soporta esta relación de aspecto con espacio adicional a los lados, por lo que si vemos una película HD estándar, tendremos unas amigables barras negras a los lados que echarán por la borda la inversión puesta en este Satellite U845W. Así que a menos que se tenga asegurado un buen arsenal de video a 21:9, comprar este equipo y pensar que absolutamente todo se verá bien en la pantalla ancha es un error.

Dejando de lado el software, volvemos al hardware para rescatar que durante el uso, el equipo no se calienta en demasía gracias a su buen sistema de disipación de calor, algo poco habitual en un ultrabook considerando que la idea es poner un procesador Intel Core i5 en reducido espacio, lo que no da cabida a una buena refrigeración. Pero este no es el caso del Satellite U845W, que al ser más ancho, grueso y pesado que su competencia, saca un punto a favor gracias a ello: enfría bien la CPU y gráficos, por lo que la superficie del portátil nunca se vuelve tan caliente como para molestar.

Finalmente, el sistema de sonido harman/kardon no decepciona. Porque los altoparlantes integrados suenan fuerte y bien. La diferencia entre éstos y la solución integrada en otros portátiles es notoria, sin duda contribuyendo a una buena experiencia al momento de ver películas a la rápida, como cuando no tenemos cómo conectar el notebook a un equipo externo de música o algo con mayor fidelidad. En esto, los harman/kardon cumplen su misión.

Rendimiento

El procesador central Intel Core i5-3317U de bajo voltaje y la calcomanía que viene pegada en el equipo nos indican claramente que estamos frente a un ultrabook, por lo que es justo comparar su rendimiento con otros de su categoría como el Lenovo U310HP Folio 13 y Sony VAIO Serie T13.

Nuestro primer indicador será el Benchmark integrado de Windows 7, herramienta que pone a prueba diversos componentes en la computadora por separado y arroja un puntaje que va desde 1,0 al más alto 7,9, con una cifra total determinada por la nota conseguida en la pieza más débil del conjunto:

En general buenas cifras donde destacan los gráficos integrados Intel HD Graphics 4000, que en este caso rinden mejor de lo esperado y aseguran fluidez al momento de mover la interfaz de usuario Aero en Windows 7.

Por otro lado tenemos la prueba Futuremark PCMark7, que realiza un conjunto de pruebas que exigen la máquina casi por completo trabajando como conjunto y revelando qué tan equilibrada es la plataforma interna:

Futuremark PCMark7 Reproducción y codificación video (Frames por segundo) Procesamiento de páginas web (Páginas por segundo) Manipulación de imágenes (Mpx por segundo) General
Lenovo U300s 23,1 8,19 6,39 3117
Sony VAIO Serie E14P 23,04 12,44 9,14 2287
Lenovo U310 23,04 10,3 8,24 3451
HP Pavilion m6-1076la 22,97 10,88 11,47 2005
HP Folio 13 23,1 8,32 6,5 3170
Samsung Series 7 Gamer 23,04 14,99 9,51 3456
Sony VAIO Serie T13
22,97 10,21 8,51 2376
Samsung Series 5 Ultrathin 21,12 4,74 4,78 1289
Toshiba Satellite U845W
22,97 10,55 8,57 4488

Muy acorde a un ultrabook, el Satellite U845W presenta un desempeño casi idéntico al Lenovo U310, modelo que tiene exactamente el mismo procesador central Intel Core i5-3317U, por lo que al ser hardware muy similar, es de imaginar que tenemos cifras parecidas.

Falta conocer el rendimiento del chip gráfico integrado, lo que veremos gracias a la prueba Futuremark 3DMark 06, siendo específica para esta clase de propósitos:

Ultrabooks:

Futuremark 3DMark 2006
SM 2.0
SM 3.0
CPU
TOTAL
Acer Aspire Timeline Ultra M3-581TG 4800 5267 2440 10854
Toshiba Portégé Z835 1422 1690 2440 4114
HP ENVY 14 Spectre 1187 1468 2000 3498
Lenovo U300s 1186 1408 2412 3484
Lenovo U310 1196 1634 2958 3838
HP Folio 13 1195 1414 2023 3444
Sony VAIO Serie T13 1780 2345 2959 5403
Samsung 530U
1170 1461 1931 3454
Samsung Series 5 Ultrathin
1370 1624 1350 3682
Toshiba Satellite U845W
1822 2406 2980 5528

Otras categorías:

Futuremark 3DMark 2006
SM 2.0
SM 3.0
CPU
TOTAL
SONY VAIO 3D VPCF215FL 2462 3063 3231 7060
Sony VAIO VPCCA17FL 2473 3074 3129 7054
Sony VAIO Z 1598 1975 3199 4761
Samsung R480 3183 3167 2216 7547
Samsung R580 3178 3273 2498 7726
Samsung Series 7 Chronos 2978 3266 3454 7946
HP Pavilion dm4 655 856 2763 2120
HP Pavilion DV6-6185LA 4063 5341 5048 11877
Sony VAIO Serie E14P 2030 2512 3405 5976
HP Pavilion m6-1076la 2851 3418 2815 7692
Samsung Series 7 Gamer 7559 8195 5451 18461

Bastante por sobre la media de otros ultrabooks con plataformas similares, pero muy por debajo de soluciones con chips gráficos dedicados NVIDIA o AMD, ubicándose en un punto donde sirve para mover videos en alta definición pero no sirve para jugar, como veremos más adelante.

El chip integrado cumple bien la tarea de mover la interfaz de usuario animada en el sistema operativo, viéndose bastante mejor que su competencia posiblemente gracias al desarrollo de drivers o controladores de software maduros, a diferencia de equipos que probamos hace bastante tiempo atrás.

Finalmente, veremos el software CrystalDiskMark para revisar la velocidad de escritura y lectura de datos en el almacenamiento masivo de la máquina, que en este Toshiba consta de un disco duro de 500GB girando a 5400rpm, en conjunto a una pequeña unidad de estado sólido (SSD) de 32GB que guarda la información más utilizada por el usuario de manera volátil, como los archivos esenciales del sistema operativo y las aplicaciones abiertas con mayor regularidad:

Acá notamos un muy interesante fenómeno: el caché SSD de 32GB sí sirve, no como en otras implementaciones de la misma tecnología por parte de diferentes fabricantes. Porque Toshiba parece lograrlo y CrystalDiskMark lo revela al ver en la primera corrida una velocidad de lectura de 100,8MB/seg y escritura a 94,24/MB/seg, que corresponde a lo conseguido por el disco duro tradicional giratorio.

Pero en la segunda tanda el sistema "ya entendió" que es segunda vez que requerimos la misma información y por ende, la tiene guardada parcialmente en su caché SSD, por lo que la lectura salta a 199,1MB/seg y se aleja de lo que un disco duro puede conseguir, duplicando el rendimiento de manera instantánea. Y la tercera vuelta es aún mejor, ya que alcanzamos 269,6MB/seg que será el tope de velocidad de transferencia en esta máquina, siempre y cuando la información sea de uso regular y esté almacenada en el caché SSD de 32GB.

Juegos

Como ya hemos visto con otras plataformas ultrabook muy similares, poniendo incluso como ejemplo al Lenovo U310 que por dentro es exactamente igual a este Satellite U845W, a los gráficos integrados Intel HD 4000 no se les puede pedir mucho en términos de rendimiento gráfico. Y ahora veremos la prueba de aquello, donde comprobaremos que si bien la GPU sirve para mover la interfaz de usuario Aero en Windows 7 y reproducir video de alta resolución a 1080p sin problemas, no rinde bien cuando ejecutamos aplicaciones 3D intensivas.

Partiremos con el título Starcraft II (copy/paste warning) en sus cinco configuraciones estándar para la calidad de los gráficos: Bajo, Intermedio, Alto, Ultra y Extremo. Para establecer una línea de comparación justa, se fija la resolución de pantalla en 1280 x 720 para todos los equipos. Medimos los FPS (frames o cuadros por segundo) que conseguimos en promedio y en sus puntos más altos y más bajos, es decir, cuando la exigencia del juego es menor y hay pocos elementos en pantalla, así como también cuando ésta es mayor. Esto se produce durante una batalla épica donde se obtiene el número de FPS más bajo, considerando que 30 FPS es una cifra que permite un juego fluido, no menos que eso:


Bajo Intermedio Alto Ultra Extremo
FPS Promedio 80 31 24 16 16
FPS Mínimo 17 12 9 7 7
FPS Máximo 148 63 46 31 30

Como ya dijimos, una probable optimización de drivers aumenta el desempeño de la plataforma en comparación a sus símiles, sin embargo, aún no la hace apta para jugar por completo, aunque sí se pueden conseguir buenos resultados en Starcraft II con calidad baja, llegando a tirones de 17fps durante las escenas más intensas, lo que de todas maneras es aceptable y no representa la mayor parte del tiempo de juego.

Dato aparte es el cómo se ve el juego en esta pantalla ultra-ancha: en el caso de Starcraft II, el cliente no reconoce la resolución de 1792 x 768 pixeles, por lo que deja unos incómodos bordes negros a los lados y al ser el panel frontal de poca altura, de hecho es muy poco el espacio efectivo para mirar el juego.

Por otro lado, Far Cry 2 sí tenía dentro de sus opciones la posibilidad de ajustarse a 1792 x 768 pixeles, permitiendo aprovechar por completo el espacio en pantalla para mostrar elementos del juego.

Pero en el entorno de nuestra prueba y para establecer un punto de comparación común para todos los equipos que probamos, Far Cry 2 ha sido ejecutado a resolución de 1280×720, sobre DirectX 10 con filtro Anti-Aliasing(4x) y calidad general óptima:


FPS Promedio FPS Máximo FPS Mínimo
Lenovo U310 11 17 8
HP Pavilion m6-1076la 32 51 23
HP Folio 13 11 16 7
Samsung Series 7 Gamer 100 142 75
Sony VAIO Serie T13 16 26 11
Samsung Series 5 Ultrathin
15 27 9
Toshiba Satellite U845W
17 27 11

Números rojos y uno naranja, es decir, un título que casi no se puede jugar en esta computadora y nos comprueba que los gráficos integrados Intel aún no están a la altura ni siquiera para manejar un videojuego que fue lanzado el año 2008.

Batería y cargador

Una gran interrogante en torno a este equipo era conocer su autonomía energética. Porque con tanto espacio adicional hacia los lados, hardware idéntico al de otros equipos y un grosor y peso mayores a los de un ultrabook tradicional, uno podría imaginar que la batería duraría bastante más que alternativas de reducido tamaño. Pero no.

Para saberlo, corremos nuestra casera “Prueba de YouTube”, donde visualizamos un video en YouTube, el más largo que pudimos encontrar, a 240p en el reproductor pequeño, sobre Google Chrome y usando el perfil de energía de Windows en “Equilibrado”, con el brillo de la pantalla a 3/4 de su capacidad máxima:

Test de YouTube
Tiempo
Lenovo U300s 4:45
Lenovo U310 3:56
HP Folio 13 5:10
Sony VAIO Serie T13 4:38
Samsung Series 5 Ultrathin 3:10
Toshiba Satellite U845W
4:43

Se ubica en el promedio de otros modelos ultrabook, incluso con éstos teniendo pantallas de 13 pulgadas y no 14,4" como este Toshiba, que goza de mayor espacio que al parecer no fue destinado a colocar una mejor batería.

Conclusión

Estamos frente a una propuesta atrevida. Porque en el mundo de los portátiles, hoy los fabricantes se están motivando a hacer cosas nunca antes vistas, a ver si resulta en el mercado. Si no funciona, seguimos adelante. Seguramente esta segunda opción fue la que tomó Toshiba, compañía que se dio el gusto de sacar el primer notebook con pantalla a relación de aspecto 21:9 del mundo, sin ofrecer nada más que eso.

Porque nada más destaca en este modelo y de hecho, son muchas las cosas que están mal hechas y hacen dudar seriamente sobre la compra de este equipo. Pero ahí está, existe y si alguien, por algún motivo, necesita de manera desesperada un panel ultra-ancho en un notebook, puede recurrir al Satellite U845W pagando una ostentosa suma de dinero por él. Porque ni siquiera es económico. Pero tiene una pantalla de 1792 x 768 pixeles y suponemos que eso le sirve a alguien. Así que agradecemos a Toshiba por esto, por ampliar el espectro de opciones en el mundo de PCs.

Lo Imperdible

  • Pantalla con relación de aspecto 21:9 única en el mercado.
  • Gran firmeza y calidad de fabricación de la estructura.
  • Excelente audio integrado harman/kardon en los altoparlantes.
  • Buen sistema de disipación de calor.
  • El sistema de caché SSD de 32GB funciona.

Lo Impresentable

  • Teclado y trackpad casi imposibles de manejar.
  • Exceso de software Toshiba preinstalado de fábrica.
  • Tamaño y peso difíciles de transportar para ser un ultrabook.
  • Precio excesivo.
  • Pantalla con malos ángulo de visión.
  • Con esa pantalla pudo haber tenido un mejor chip gráfico, pero los Intel HD 4000 no sirven para juegos 3D.
  • Autonomía energética discreta.

Realización audiovisual: Jonás Van den Bosch.

Link: FW Labs

powered byDisqus