Sony VAIO Serie E14P [FW Labs]

Tenemos un notebook clásico que busca seguir el legado de los equipos Sony VAIO, los que apuntan a ofrecer excelente calidad. ¿Estará a la altura?

Fotografías: Mariano Mancilla.

Dentro de la gran cantidad de categorías que existen actualmente en la computación, hoy nos toca revisar un notebook clásico en un mundo de tabletas, netbooks y ultrabooks, por nombrar sólo algunos. Los fabricantes, quizás sin querer, le han dado una definición a este formato como "los portátiles de tamaño grande, precio moderado y gran rendimiento", expectativas que los clientes buscan (o deberían buscar) en este tipo de modelos.

Y los Sony VAIO por mucho tiempo han sido los preferidos de los usuarios bajo la premisa de una buena calidad de construcción y desempeño óptimo, alimentando una suerte de mito en torno a estos aspectos relacionados a la marca. ¿Logrará esta Serie E14P estar a la altura de las expectativas? Esperamos que cuando concluyan de revisar este FW Labs, ustedes mismos puedan sacar sus conclusiones.

Especificaciones

  • Modelo: Sony VAIO Serie E14P (SVE14A16FLW).
  • Disponibilidad y precio: Latinoamérica, a CLP$570.000 (Chile) -USD$1.100 aproximados-.
  • Procesador central (CPU): Intel Core i5-2450M doble núcleo, soporta hasta cuatro hilos de procesamiento gracias a la tecnología HyperThreading. Frecuencia de 2.5GHz escalable a 3.1GHz bajo carga. 3MB de cache. TDP de 35W, hecho a 32nm parte de la segunda generación de procesadores Intel "Sandy Bridge".
  • Gráficos (GPU): Intercambiables entre dos soluciones. La primera son los gráficos integrados Intel HD 3000 corriendo a 650MHz base que suben a 1.300MHz cuando el chip es exigido. Segundo, GPU dedicada AMD Radeon HD 7570M con 512GB de memoria.
  • Memoria RAM: 4GB DDR3 a 1333MHz, soportando un máximo de 16GB.
  • Almacenamiento: Disco duro Hitachi con 640GB de capacidad girando a 5400 RPM (revoluciones por minuto).
  • Pantalla: 14 pulgadas, LED con resolución de 1366 x 768.
  • Conectividad: Bluetooth, WiFi, Ethernet, Memory Stick Duo 4, tarjeta de memoria SD, dos puertos USB2.0, un USB 3.0, un HDMI, entrada de audífonos y salida de audio 3.5mm.
  • Batería: Ion de litio, promete hasta seis horas de autonomía.
  • Dimensiones y peso: 34.1 cm de ancho,  24.5 cm de fondo con grosor de 3.33 cm en su parte más gruesa. 2.26kg de peso.
  • Otros: Cámara web de 1.3 megapixeles. Unidad lectora y grabadora de discos (DVD). Sonido Dolby Home Theater v4 y xLOUD.
  • Software: Windows 7 Home Premium, subscripción de 30 días a Kaspersky Internet Security 2012, DVD Architect Studio, Sound Forge Audio Studio, Vegas Movie Studio HD, ACID Music Studio, Loops para ACID Music Studio, Remote Keyboard, Remote Play with PlayStation 3, VAIO Gate, Adobe Reader 10, Microsoft Office 2010 -sin licencia-, Media Gallery, Evernote, PlayMemories Home, Magic-i Visual Effects, Webcam Companion, Skype.

Diseño y pantalla

Conocida por todos, la línea de equipos VAIO destaca por tener un diseño llamativo y atractivo a primera vista, con el fabricante siendo bastante atrevido en términos de coloración para las carcazas, siendo este modelo una prueba fiel de aquello. Porque pese a ser un modelo "blanco", todos los bordes, tanto de los contornos como los del teclado, son de color cyan, dándole un toque único y distintivo en relación al resto de la oferta de otros fabricantes, estando disponible bajo este mismo formato en alternativas de color negro con rojo, plateado con púrpura y rosa.

Ciertamente en dicho aspecto queda a elección del consumidor la evaluación estética de aparato, sin embargo, donde podemos ser objetivos es al hablar de los materiales de construcción. Y acá nos encontramos con plástico en casi todo el cuerpo del equipo, con algunos bordes de aluminio que le dan firmeza a la estructura. Sin embargo, la mayoría sigue siendo de plástico, y uno muy brilloso por cierto, lo que da un aspecto de tener al frente un material algo económico y no la elegancia de una cubierta de aluminio pulido o un plástico de textura suave, como a lo que estamos acostumbrados en ultrabooks y dispositivos de otras categorías.

Pese a esto el chasis muestra gran firmeza y no hay problemas en tomarlo desde las puntas ni al maniobrarlo bruscamente, pues la construcción responde bastante bien. En general es un equipo bien hecho y si bien tenemos nuestras dudas en cuanto al diseño -estéticamente hablando, esto es subjetivo, así que cada uno decidirá si le gusta el plástico que brilla y los colores psicodélicos.

En cuanto a las dimensiones y peso, estamos frente a una categoría de notebook que privilegia el rendimiento y precio por sobre la distribución interna de componentes, por lo que con más de 3cm de grosor y 2.26kg de peso, no estamos precisamente frente a un ultra-portátil. Hay que tener muy en cuenta eso cuando se piense en adquirir este equipo: no es para traerlo en el bolso durante el día a día, sino más bien como un reemplazo al PC de escritorio que sirve para jugar y tiene buen desempeño. Ya veremos más adelante si dicha promesa se cumple, pero en términos de diseño, al menos apunta hacia allá.

En la pantalla, la retroiluminación por LED suma varios puntos a favor, otorgando un buen nivel de brillo y contraste de colores, haciéndose notar la diferencia con paneles más económicos LCD con otra clase de retroiluminación. Al revisar los ángulos de visión nos ocurre algo curioso, ya que moviéndonos hacia los lados en el mismo eje horizontal la pérdida y distorsión de color es mínima, sin embargo, el mismo ejercicio cambiando ángulos de manera vertical, es decir, levantándonos o inclinando la pantalla en su bisagra, causan efectos negativos en la claridad de la imagen de manera inmediata.

La resolución de 1366 x 768 pixeles tampoco nos cae bien, especialmente en un equipo que se supone es de prestaciones técnicas altas y tiene un precio que si bien no es excesivamente alto, tampoco es humilde, por lo que mayor definición en el panel se extraña, y bastante.

En líneas generales estamos frente a un buen diseño, atrevido, quizás no del gusto de todos, pero con una buena calidad de construcción y firmeza pese a la mala elección de materiales (plástico). La pantalla queda al debe sólo en resolución, pero el LED responde bien a las necesidades básicas de todo usuario.

Teclado y trackpad

Más allá de los bordes cyan del teclado, éste ofrece una experiencia de uso normal y acorde al precio pagado. El material de las teclas es plástico, algo resbaloso como lo es toda la superficie del equipo, pero nada desagradable. El tamaño de 14 pulgadas permite que sea de tamaño completo, así que no hay complicaciones en este sentido.

Se agradece que el teclado tenga luz para retroiluminar, la que al parecer siempre está encendida y no nos fue posible configurar, aunque ya creemos que esto es problema de nosotros, porque no es primera vez que nos pasa: nunca encontramos las opciones para configurar el nivel de luz o escoger cuándo prenderla y cuando no. Así que un mensaje a los ensambladores de PCs: ¡Queremos la opción integrada en el teclado!

El trackpad es bastante especial, pues no cuesta acostumbrarse a él y ofrece una buena experiencia en general. Si bien el material no es de los mejores y ofrece algo de fricción para pieles que no son completamente secas, es bastante preciso y configurando adecuadamente la velocidad del cursor (que de fábrica viene ideal para nosotros), la fluidez de uso es óptima.

Como pueden ver en la imagen, el trackpad consta de una superficie uniforme sin botones, ya que en sí es todo un gran botón. Hacer click en cualquier lado sirve como click izquierdo, mientras que el click derecho se logra al pulsar la esquina inferior derecha.

Esta superficie uniforme, pese a no ser de gran tamaño -se ve más grande de lo que es-, sirve para controlar gestos multitáctiles en el sistema operativo, los que llegan gracias al software controlador Synaptics. Su configuración es bastante simple, permitiendo el desplazamiento por la página con dos dedos, zoom, giro de imágenes y varias otras funciones con dos o más toques simultáneos sobre el trackpad.

En general la usabilidad de teclado y trackpad son muy buenas, tanto así que seguramente no será necesario correr a comprar un mouse externo para el día a día, puesto que las opciones de gestos multitáctiles son algo a lo que uno se acostumbra y cuesta dejar. Pese a esto, Sony de todas formas busca mejorar aún más este apartado al incluir de manera gratuita junto a este equipo una cubierta de silicona para el teclado y mouse, accesorios de los que hablaremos más adelante.

Experiencia de uso y software

Luego de ver las especificaciones de hardware, con un procesador de alto rendimiento y solución para gráficos dedicados, y las buenas críticas al teclado y trackpad junto a la pantalla, uno cree que al momento de encender el equipo gozaremos de una gran experiencia de uso, sin embargo, esto derechamente no es así.

Salido nuevo de su caja, el primer encendido es un completo fiasco: lento, engorroso y lleno de molestias. ¿Molestias de qué? Del software preinstalado de fábrica, principal responsable de esta gran decepción.

Porque si leyeron las especificaciones en el punto de software, se darán cuenta de la inmensa lista de programas que vienen instalados en este VAIO. Se las repetiremos (se la pueden saltar y ahorrar tres minutos de su vida):

Subscripción de 30 días a Kaspersky Internet Security 2012, DVD Architect Studio, Sound Forge Audio Studio, Vegas Movie Studio HD, ACID Music Studio, Loops para ACID Music Studio, Remote Keyboard, Remote Play with PlayStation 3, VAIO Gate, Adobe Reader 10, Microsoft Office 2010 -sin licencia-, Media Gallery, PlayMemories Home, Magic-i Visual Effects, Webcam Companion, Evernote y Skype.

Y al parecer es más, pero ya nos cansamos de enumerar.

El problema es que al encender el PC muchas de estas aplicaciones luchan por tu atención, ya sea para pedir configuración inicial como para recordarte que tienes una licencia limitada (o no la tienes, pero el software igual viene preinstalado), lo que suma muchos segundos al momento de prender la máquina y comenzar a producir. Ni hablar de la cantidad de servicios y procesos que corren en segundo plano, lo que penaliza fuertemente el rendimiento de la máquina.

Pero el hardware es bueno, y después de una limpieza necesaria de software inservible, logramos prender el equipo en 43 a 45 segundos aproximadamente, y lograr el apagado total en 20 segundos. ¿Nuestro consejo si compran este VAIO? Formatear el disco de inmediato, o pedirle a un amigo que lo haga. La experiencia de uso desde fábrica es insufrible.

Sólo vamos a destacar dos elementos entre todos los programas que vienen preinstalados, los que llamaron nuestra atención: la barra de navegación VAIO y el reconocimiento de gestos corporales.

Lo que vemos en la parte superior es la barra de navegación de Sony, la que ofrece accesos directos a gran cantidad de software parte de la lista que enumeramos con anterioridad, todo con un efecto de expansión cuando pasamos el puntero del mouse sobre los iconos. Se pueden incluir los accesos directos que deseemos a este dock, siendo útil para los que buscan efectos especiales sin necesidad de instalar programas bajados de Internet, aunque es algo completamente innecesario y al venir instalado desde fábrica, poca opción tienen los que no gustan de esta clase de soluciones.

Da para mención también el software para el control del navegador web a través de gestos corporales, es decir, moviendo la mano frente a la pantalla hacia los lados para ir adelante o atrás en Internet Explorer. Esto es posible gracias a un controlador que utiliza la cámara web del notebook para reconocer la forma de la mano, seguir su movimiento y transformarlo en una instrucción, lo que funciona bastante bien en términos de velocidad de respuesta y reconocimiento. También es interesante el cómo se activa la función, pues se hace de manera automática cuando abrimos el navegador, desactivándose si lo cerramos o cambiamos de ventana, sin intervención del usuario en aquello. ¿El "pero"? Esto realmente no sirve para nada más que mostrarle a tus amigos y familias simplemente que puedes hacerlo, ya que la función se limita a controlar dos o tres aspectos de Internet Explorer a través de las manos, lo que en un uso a largo plazo produce cansancio.

Para finalizar este ámbito, queremos ser claros en algo: hay aplicaciones muy buenas que vienen preinstaladas por Sony, con licencia incluida, y nos referimos a Sound Forge Audio Studio, Vegas Movie Studio HD, ACID Music Studio y Loops para ACID Music Studio. El problema es que el nicho al que apuntan estos programas, que tienen una curva de aprendizaje amplia, es a usuarios especializados y dedicados a la producción de audio y video a nivel semi-profesional, por lo que la gran mayoría de las personas que no tienen interés en dichas actividades de todas formas tienen los programas instalados de fábrica. Era más amable incluir un papel con el número de licencias de las aplicaciones, apuntando a una descarga por Internet para los interesados, que serán pocos.

Ahora, en términos de disipación de calor esta máquina hace muy bien su tarea, expulsando a través de su poderoso ventilador todo el exceso de temperatura generado cuando ponemos bajo carga el procesador central y los gráficos. Acá hay un buen trabajo, pues el PC no se calienta de manera molesta, sin embargo, no podíamos pedir menos que esto dado el grosor del equipo, lo que se justifica en la integración de un buen sistema de disipación.

En líneas generales, la experiencia de uso es pésima cuando sacamos el equipo de la caja y lo encendemos, con este VAIO sufriendo un problema que otros fabricantes han intentado solucionar con éxito, pero con Sony llevándolo a su máxima expresión negativa: la presencia de software preinstalado. Formatear o eliminar muchos programas se hace imperante antes de usar decentemente este equipo, que dado su hardware, debería rendir bastante, tal como veremos a continuación.

Rendimiento

Primero, definamos. Estamos frente a un notebook de alto rendimiento, o al menos eso amerita su precio, tamaño, peso y grosor. Es por esto que dentro de la categoría de notebook regular, nuestros puntos de comparación son PCs similares como el Sony VAIO Serie F 3D, Sony VAIO Serie C, Sony VAIO Z, Samsung R580, HP Pavilion dm4HP Pavilion DV6-6185LA y Samsung Series 7 Chronos.

Vamos a lo medular. Primero, Windows 7 trae su propio set de pruebas que entrega un puntaje de 1,0 al 7,9 a diversos aspectos del PC, con un resultado general dado por la cifra más baja alcanzada por el peor componente del sistema.

El 4,7, que no va nada acorde al resto de la plataforma que obtiene entre 5,9 y 7,0, corresponde a los gráficos integrados Intel HD 3000, los que sirven para nada más que mover la interfaz de usuario Aero en el sistema operativo. Afortunadamente este VAIO trae gráficos dedicados AMD Radeon HD 7570M, los que reemplazarán momentáneamente a la Intel HD 3000 cuando se requiera para ofrecer un desempeño mucho más elevado, lo que no se puso a prueba en el benchmark de Windows 7.

Dedicaremos algunas líneas a los gráficos intercambiables. Porque hay que aclarar que este notebook trae dos chips gráficos: Intel HD 3000 integrados al procesador central y otro aparte y dedicado, cortesía de AMD. El cambio entre ambas soluciones se puede hacer sin necesidad de reiniciar el equipo y asignando a cada programa el chip gráfico que se quiere utilizar, lo que se configura fácilmente dando un valor a cada programa: Alto Rendimiento para usar gráficos HD 7570M y Ahorro de Energía para Intel HD 3000.

De ahora en adelante usaremos el perfil de Alto Rendimiento, partiendo por una prueba que nos dará una mirada general del desempeño en este VAIO en tareas específicas: codificación de video HD, manipulación de imágenes en edición y fluidez de la navegación web. Hablamos de PCMark 7, que además de entregar el detalle de cada una de estas actividades, nos da un puntaje general que sale de estrujar cada componente del PC.

Futuremark PCMark7 Reproducción y codificación video (Frames por segundo) Procesamiento de páginas web (Páginas por segundo) Manipulación de imágenes (Mpx por segundo) General
Lenovo U300s 23.1 8.19 6.39 3117
Sony VAIO Serie E14P 23.04 12.44 9.14 2287

Con el tiempo esta lista limitada irá creciendo, por lo que tendremos números para comparar en PCMark7. Por ahora, ponemos estos resultados frente a un ultrabook Lenovo U300s y el desempeño es simplemente decepcionante. Si bien hay un alza en rendimiento considerable en términos de procesador central (CPU), la experiencia de uso no se refleja como óptima en cifras sintéticas, algo que se atribuye principalmente al disco duro giratorio presente en este modelo en lugar de una unidad de estado sólido (SSD), el que no es muy rápido y al que nos referiremos más adelante.

Pero el procesador central anda bien según PCMark 7, y ahora lo buscaremos comprobar con un test que mide netamente este aspecto: Cinebench R10, exigiendo la capacidad de renderear o procesar a máxima capacidad. Single CPU exige a un solo núcleo del chip central, mientras que Multi CPU lo hace con los dos al mismo tiempo, entregando una mirada más amplia de las capacidades del chip. Por otro lado, OpenGL se trata de los gráficos, con un resultado que nos dará una primera mirada de este aspecto y la solución AMD.

CineBench R10
Single CPU
Multi CPU
OpenGL
Alienware M11x 1643 2979 2886
Acer Aspire Timeline Ultra M3-581TG 3352 7000 4449
Toshiba Portégé Z835
3611 7190 4620
SONY VAIO 3D VPCF215FL 4529 17121 3859
Sony VAIO VPCCA17FL 4621 9768 4793
Sony VAIO Z 4573 9819 2058
Samsung R480 2362 5494 2924
Samsung 530U 3513 6195 3743
Samsung R580 2795 6268 3350
Samsung Series 7 Chronos 4688 14070 5607
HP Pavilion dm1z 1149 2210 1937
HP Pavilion dm4 3081 6852 2036
HP ENVY 14 Spectre 3622 7211 4677
HP Pavilion DV6-6185LA 4582 16983 5490
Lenovo U300s 3544 7137 3724
Sony VAIO Serie E14P
4910 10376 6980

Las cifras andan bien, y aunque sentimos que en tareas multi-núcleo este procesador central debió dar más, lo entregado por un solo núcleo es simplemente excepcional, lo mejor que hemos visto. Siempre es atribuible un desempeño pobre en multitarea a la cantidad de software preinstalado de fábrica que trae este PC, el que como ya dijimos, penaliza el rendimiento y ahora lo podemos comprobar, pese a estar frente a un chip doble núcleo con HyperThreading. Nos gustaría probar la plataforma con una instalación limpia y personalizada del sistema operativo sin nada adicional, como corresponde, sin embargo, creemos que es parte de la oferta que realiza el fabricante el disponer tal cantidad de software adicional en sus modelos, por lo que debemos medir todo aspecto de lo que Sony está vendiendo y en eso se incluyen los programas adicionales que afectan el desempeño. Y eso que de todas maneras desinstalamos algunas (varias) cosas.

Ahora vamos con los gráficos dedicados AMD, los que pondremos a prueba con 3DMark 06, benchmark de la empresa Futuremark que se enfoca con especial cuidado en dicho ámbito.

Futuremark 3DMark 2006
SM 2.0
SM 3.0
CPU
TOTAL
Alienware M11x 3016 3160 1400 6539
Acer Aspire Timeline Ultra M3-581TG 4800 5267 2440 10854
Toshiba Portégé Z835 1422 1690 2440 4114
SONY VAIO 3D VPCF215FL 2462 3063 3231 7060
Sony VAIO VPCCA17FL 2473 3074 3129 7054
Sony VAIO Z 1598 1975 3199 4761
Samsung R480 3183 3167 2216 7547
Samsung 530U 1170 1461 1931 3454
Samsung R580 3178 3273 2498 7726
Samsung Series 7 Chronos 2978 3266 3454 7946
HP Pavilion dm1z 762 968 1023 2213
HP Pavilion dm4 655 856 2763 2120
HP ENVY 14 Spectre 1187 1468 2000 3498
HP Pavilion DV6-6185LA 4063 5341 5048 11877
Lenovo U300s 1186 1408 2412 3484
Sony VAIO Serie E14P 2030 2512 3405 5976

Acá notamos una diferencia respecto a equipos de otras categorías, con los gráficos AMD saltando como una de las mejores cosas en esta plataforma. Si bien no estamos frente a una solución de alto rango, el rendimiento alcanza para ejecutar aplicaciones 3D intensivas en calidad media, sin embargo, la HD 7570M tiene sus limitaciones, y si bien es útil para correr juegos casuales, puede ser insuficiente para usuarios exigentes en aplicaciones profesionales.

Finalmente vamos a dedicar una prueba al disco duro del equipo, punto de inflexión que no permite entregar una experiencia de uso tan fluida como se podría alcanzar con una unidad de estado sólido (SSD), productos de nueva generación que mejoran sustancialmente las velocidades de lectura y escritura de datos, lo que finalmente nos sirve a la hora de movernos entre carpetas y archivos con fluidez, copiar y pegar elementos, y abrir programas de manera instantánea. El software CrystalDiskMark 3 nos ayudará a medir dichos elementos.

El disco Hitachi se queda muy corto frente a los SSD, fenómeno propio de esta clase de dispositivos, así que a no pedir más. Con 74MB/seg en lectura de datos y 73MB/seg en escritura, nos alejamos bastante de números superiores a los 200MB/seg que vemos en unidades de estado sólido, lo que se refleja en tiempos de carga y espera mayores.

En líneas generales, el rendimiento de la CPU y gráficos están "de la mitad hacia arriba", aunque se ven penalizados por la cantidad de software preinstalado de fábrica que Sony dispuso en el equipo, junto a la lentitud del disco duro giratorio, algo que se soluciona sólo con un SSD. De todas formas, las aplicaciones especializadas en 3D salen bien paradas, y por el precio pagado, además nos llevamos una de los mejores procesadores centrales (que no es de cuatro núcleos) que se pueden probar.

Batería y cargador

Sony nos promete hasta seis horas de autonomía energética con la batería estándar, y para ver si nos acercamos a esa cifra ejecutamos una prueba sencilla pero que dará un indicio a los posibles clientes sobre las capacidades del equipo. Es "la prueba de YouTube", la que de ahora en adelante queremos realizar siempre y ojalá, patentar (aunque un tal "Google" se enojó por usar la palabra YouTube). El método es simple: pondremos el perfil de energía de Windows en "Equilibrado", el brillo de la pantalla a 3/4 de su capacidad máxima y echamos a correr sobre Google Chrome un video en YouTube, el más largo que pudimos encontrar, a 240p en el reproductor pequeño.

Conseguimos 3:50 minutos hasta que se apagó el equipo, así que pueden usar dicha cifra para hacer sus propias estimaciones en base al uso diario que le dan al PC, que quizás puede ser más exigente que nuestra prueba o menos. De todas formas, las seis horas de autonomía prometidas se ven difíciles de conseguir, a menos que usemos un perfil de energía de ahorro, tengamos la pantalla en menos del 50% de brillo y con suerte corramos una sola aplicación.

Pese a esto, nos llevamos una grata sorpresa al descubrir el pequeño tamaño del cargador, ya que dadas las prestaciones del aparato, perfectamente nos podríamos encontrar frente a una solución más grande a e incómoda de transportar, como algunos fabricantes acostumbran a dar.

Con esto en mente, en líneas generales vemos que la autonomía energética no es la prometida, o es muy difícil alcanzarla, sin embargo, el pequeño tamaño del cargador ayuda a mitigar el impacto de este aspecto.

Accesorios

Finalmente, dedicaremos un apartado a los accesorios que se incluyen en este Sony VAIO, los que se entregan de manera gratuita y buscan mejorar la experiencia de uso para mouse y teclado, pese a que el trackpad y teclado integrado andan muy bien, como ya revisamos.

Primero, estamos frente a un mouse inalámbrico láser de tamaño pequeño pero muy cómodo, y acá nos sacamos el sombrero por la excelente calidad de este periférico VAIO. En términos de diseño no sólo está muy bien hecho estéticamente, sino que su forma es muy cómoda y el peso está bien distribuído para que su manejo sea el más óptimo, sin ser un aparato de mala calidad ni liviano que se escape a nuestro control. La superficie en la base que se apoya contra la mesa es de un material que ofrece muy poco roce, el perfectamente podría ser teflón, por lo que mover el mouse es fácil sobre cualquier superficie.

Por otro lado, tenemos una cubierta de silicona para el teclado, la que busca protegerlo de daños y derrames de líquidos, junto con ofrecer un color cyan agresivo para "mejorar" el aspecto del equipo.

Si bien el diseño es atractivo a primera vista (a quienes gustan de ese color), su utilidad es muy poca, ya que más que proteger, la cubierta degrada la experiencia de uso en jornadas largas de escritura, ya que al colocar la silicona sobre las teclas queda un espacio vacío entre éstos, siendo extraño y difícil teclear con fluidez, al menos en comparación al teclado sin esta cubierta.

De todas formas se agradece que Sony incluya estos accesorios los que imaginamos no elevan el precio real del notebook, con un mouse que destaca por su utilidad y una cubierta de silicona que no lo hace tanto.

Conclusión

Era poco lo que pedíamos de este equipo: calidad a la altura de las expectativas que la gente se hace con la marca VAIO, un desempeño bueno y un precio adecuado para la categoría de notebooks. ¿Se cumplió? En parte. Ya que el rendimiento que pueden dar los componentes de este PC es muy bueno, aunque nos dejó con gusto a poco a causa del software preinstalado de fábrica que con el que Sony colapsó este equipo. Si a esto sumamos la calidad de construcción casi impecable, tenemos una combinación que llega por un precio que sin ser económico, tampoco es elevado.

Creemos que se dio un equilibrio justo de prestaciones en este VAIO que lo convierten en una alternativa viable para quienes buscan un notebook tradicional y no de precio excesivo como los ultrabooks o con la lentitud de otros modelos más pequeños, aunque Sony jugó al filo de la navaja para dar la oferta justa y precisa, ni más ni menos.

De todas formas, hay un par de aspectos que dentro de esta ambigüedad podrían empujar a un cliente a decidirse por este Serie E14P: el buen procesador central, el diseño atrevido y la inclusión de puertos USB 3.0. Más que eso, estamos frente a una máquina que sirve para jugar títulos 3D no tan exigentes, mover tareas ofimáticas y carga de procesamiento a buen nivel y en general, rendir frente a necesidades cotidianas y de jugadores o profesionales hasta cierto punto. No estamos frente a lo mejor en gráficos, pero sí muy por sobre los equipos que vienen sólo con Intel HD 3000. En definitiva, este VAIO un modelo que está "en el medio de todo", tanto en precio como desempeño, con algunos elementos distintivos.

Lo imperdible

  • Puerto USB 3.0.
  • Buen procesador central.
  • Firmeza de la estructura.
  • Interesantes accesorios.
  • Sistema de refrigeración.

Lo impresentable

  • Demasiado software preinstalado de fábrica que degrada el rendimiento.
  • Exceso de plástico brillante en la fabricación.
  • Autonomía energética limitada.

powered byDisqus