Acer Aspire S7 [FW Labs]

Un ultrabook de lujo con alto rendimiento llegó a las tiendas y a nuestras manos, por lo que buscaremos comprobar si sus excelentes características están a la altura del alto precio que posee.

Presentado hace pocos meses atrás, los ultrabooks Acer Aspire S7 llegaron como el tope de línea de esta categoría, brillando en cada aspecto que podemos medir en comparación a sus competidores, ya que se aprovechan de la última tecnología disponible en la industria para ostentar casi todas las especificaciones técnicas más altas posibles en la actualidad.

Vienen en dos sabores: 13,3 y 11,6 pulgadas, con una delgadez extrema en su estructura y una calidad de diseño digna de un poema. Y es que sin duda estamos frente a uno de los mejores portátiles que han pasado por nuestras manos, sorprendiéndonos en varios aspectos. ¿El problema? Adivinaron bien: el precio. Con una etiqueta muy alta, veremos ahora si la oferta de este equipo alcanza para llenar las expectativas que levanta su valor, el que es prohibitivo para la mayoría de los mortales y hace reconsiderar la compra incluso a los más acaudalados.

Especificaciones

  • Modelo: Acer Aspire S7-191.
  • Disponibilidad y precio: En Chile a CLP$990.900, aproximadamente USD$2.100 para otros países de América Latina.
  • Procesador central (CPU): Intel Core i7-3517U generación Ivy Bridge, doble núcleo corriendo a 1,9GHz base, escalables a 3GHz cuando está bajo carga. Soporta tecnología HyperThreading (para mover dos hilos de procesamiento en cada núcleo). Tiene 4MB de cache, TDP de 17W y está hecho bajo un proceso de manufactura a 22nm.
  • Chip gráfico (GPU): Intel HD Graphics 4000, con frecuencia de 350MHz base escalables a 1150MHz cuando está bajo carga.
  • Memoria RAM: 4GB DDR3 corriendo a 1600MHz, doble canal. El módulo está soldado a la placa madre, así que la memoria no se puede reemplazar ni expandir.
  • Almacenamiento: Arreglo de dos unidades de estado sólido (SSD) Lite-On de 128 GB cada una en RAID 0, entregando 256GB de almacenamiento total en una sola tarjeta mSATA.
  • Pantalla: Táctil capacitiva de hasta 10 puntos. 11,6 pulgadas, resolución de 1920 x 1080 pixeles, tipo IPS. Cubierta de vidrio Gorilla Glass 2.
  • Conectividad: Ranura para tarjetas de memoria microSD, dos puertos USB 3.0, salida de video micro HDMI, Bluetooth 4.0, WiFi 802.11b/g/n.
  • Batería: Li-Ion de 56 Wh.
  • Dimensiones y peso: 12,2mm de grosor, 28cm de ancho y 19cm de fondo. 1,1kg de peso.
  • Otros: Cámara web de 1,3Mpx y micrófono integrados, sonido Dolby Home Theater, sensor de iluminación, teclado retroiluminado. No tiene lector de unidades ópticas CD/DVD.
  • Software: Microsoft Windows 8 de 64 bits, McAfee Internet Security Suite, Microsoft Office, Spotify, CyberLink MediaEspresso, Wild Tangent Games. Otras herramientas de Acer: clear.fi media, clear.fi Photo, Acer Cloud, Backup Manager, Instant Update Service, Power Management, Recovery Management, Theft Shield, USB Charge Manager, Identity Card, Launch Manager y Live Updater.

Revisión en video

Ver en YouTube

Diseño y pantalla

Pocas veces sentimos placer cuando llega un dispositivo a nuestras manos. El Acer Aspire S7 genera eso, provocando las miradas de las personas que están a su alrededor debido a su excelente diseño. Está hecho bajo una carcasa de aluminio pulido, que tiene patrones de líneas marcadas en la tapa de la pantalla que se ven sobrias pero muy bien. Este material es el que entrega la firmeza a la estructura que motiva sorpresa al sostenerlo en el aire, asegurando robustez en un equipo que a simple vista parece débil, pero en realidad es muy fuerte.

El color gris del aluminio predomina en todo el cuerpo, pudiendo ser del gusto de la mayoría de los consumidores y no arriesgándose a ser de nicho con tonos rojos o azules. El modelo incluso a veces peca de sencillo, pero nosotros lo agradecemos. A esto contribuye también su excesiva delgadez y bajo peso, que mejoró respecto al ultrabook más delgado que nos había tocado ver, ofreciendo este Acer S7 apenas 12,2mm de espesor y 1,1kg de peso. Es casi el más delgado del mundo, superado sólo por su hermano mayor de 13,3 pulgadas, que tiene 11,9mm de grosor.

Pese a lo sobrio de su diseño, el S7 es esa clase de equipos que destaca por su pantalla. Se abre la solapa y se entiende por qué esto ocurre, ya que la resolución de 1920 x 1080 pixeles otorga una densidad altísima dadas las 11,6 pulgadas de espacio en el monitor, haciendo casi imperceptibles los puntos y logrando gran definición en el texto y en general, toda clase de contenidos. Sumemos ahora que el panel es tipo IPS y asegura un gran brillo, además de ser táctil capacitivo, obteniendo una buena respuesta a los toques, tal como una tableta o teléfono móvil gama alta. Para finalizar, vidrio Gorilla Glass 2 otorga resistencia a las rayas y un reflejo alto que puede ser molesto para algunos y atractivo para otros, aunque ciertamente es complicado utilizar el equipo bajo condiciones de luz intensas.

Frente a la alta resolución en tan poco espacio, salta la duda sobre cómo se verá el sistema operativo cuando inicie. ¿Veremos los elementos en pantalla muy pequeños? ¿El texto indescifrable? La respuesta es sí, lo que afecta principalmente a personas que no ven tan bien. Afortunadamente, esto se puede solucionar gracias a una herramienta de configuración en Windows 8, que permite cambiar el tamaño de todos los elementos en la plataforma. Se puede escalar a 125% e incluso 150%, lo que deja todo muy bien según nuestras necesidades, sin perder resolución en los bordes. El detalle es que mientras más hagamos "zoom" más espacio de trabajo útil se pierde, sin embargo, ¿no era esa la idea, ver todo más grande? ;)

Teclado y trackpad

Otro punto a favor del Acer Aspire S7 es la buena fabricación de su teclado y trackpad. Esta última superficie táctil está hecha de vidrio, por lo que es suave al tacto y de fácil desplazamiento, incluso para personas de manos húmedas. La precisión del dispositivo es muy buena y en general, quedan pocas dudas acerca de su buen funcionamiento. Soporta algunos gestos multitáctiles como hacer zoom con dos dedos, lo que es fácil de configurar a través de los controladores de software del dispositivo.

En relación al teclado, vemos botones muy bajos casi a ras de la superficie de aluminio que los rodea, parte del chasis que envuelve al equipo. Así, nos encontramos con una sensación diferente a la hora de escribir en este teclado bajo, sin embargo, no se pierde la sensación de seguridad, ya que la firmeza asociada a la buena calidad del equipo hacen que la experiencia sea más cercana a la de un teclado tradicional que a una tableta. Como es de esperar, la distribución de teclas es ligeramente distinta a la estándar (si es que eso existe...), por lo que el usuario tendrá que gastar algo de tiempo acostumbrándose a tipear sin fallar mientras no se mira la superficie.

Finalmente, cabe destacar que las teclas son iluminadas, mostrándose un agradable color celeste que hace juego al gris claro del aluminio. Acá queremos apuntar que a diferencia de otros fabricantes que incluyen la misma característica, esta vez sí se puede modificar la cantidad de luz emitida a placer, existiendo tres niveles de intensidad que se pueden modificar en cualquier momento.

Experiencia de uso y software

El tipo de uso en esta máquina viene definido en gran parte por la presencia de la pantalla táctil y sistema operativo Windows 8, por lo que se hace un enfoque hacia manejar elementos de la interfaz gráfica con los dedos, tal como en un teléfono inteligente o tableta. Pero al tratarse de un notebook tradicional, la posición de la pantalla no es la más cómoda para operar todo el tiempo, por lo que uno se ve recurriendo al panel táctil sólo de vez en cuando, dejando el resto al excelente trackpad y teclado.

Aparte de aquello, vemos que el dispositivo enciende en 12 segundos, apagándose completamente en apenas tres segundos. Sin duda tiempos muy veloces que años atrás sólo podíamos soñar, llegando ahora gracias a la configuración RAID 0 en dos unidades de estado sólido (SSD), lo que explicaremos más adelante. Por ahora, basta decir que la velocidad de respuesta del equipo es muy, pero muy veloz, abriéndose los programas casi instantáneamente y en general, transfiriendo archivos rápidamente y como pocas veces hemos visto gracias a los SSD integrados.

Nota aparte merece un pecado de Acer que a muchos otros fabricantes les gusta cometer, y es la presencia de gran cantidad de software o programas instalados desde fábrica. Esto lo vemos en buena medida gracias a las cerca de doce herramientas propietarias de Acer, que sirven de poco y nada. Además, tenemos servicios de terceros como McAfee Internet Security Suite y Wild Tangent Games, un antivirus y juegos que no son de interés de todos y raletizan la máquina, que al ser bastante rápida disimula este fenómeno, pero que creemos podría comportarse aún mejor si no existiera este software.

Quizás lo único que se puede destacar dentro de la oferta de Acer es el servicio AcerCloud, que permite almacenar archivos en la nube de Internet. El problema es que cuando intentamos iniciar la aplicación nos encontramos con la necesidad de actualizar todas las herramientas Acer en forma masiva, de otra forma, no podíamos acceder a esa única función que nos interesaba. Mal jugado, Acer:

Por otro lado, algunas personas verán utilidad en el programa Acer Backup Manager, que permite de manera simple hacer copias de seguridad de los documentos en unidades externas, así como también crear una imagen completa de la unidad de almacenamiento en la computadora o bien trasladar archivos de un PC a otro:

Por el lado positivo, se promociona un muy buen sistema de refrigeración que funciona excelente en la realidad, ya que incluso bajo los procesos más intensivos el equipo no se calienta de manera excesiva, siendo posible su utilización en las piernas como laptop sin problemas. Esto nos sorprende considerando que en su interior tiene un procesador central Intel Core i7, que al ser de bajo voltaje, posee el mismo TDP o niveles de disipación de calor que sus hermanos Intel Core i5 u otros chips para ultrabooks, lo que explica las bajas temperaturas.

Las ranuras de ventilación que se ven responden al sistema diseñado por Acer que consta de dos ventiladores: uno para ingresar aire frio al equipo y otro para sacar aire caliente, formándose un flujo que enfría de manera óptima la máquina.

Rendimiento

Estamos frente a un ultrabook, por lo que el procesador Intel Core i7 de gama alta se trata de una variante de bajo voltaje, es decir, de consumo energético reducido y rendimiento acotado. Sin embargo, aún estamos frente a una de las plataformas móviles más veloces de la actualidad, lo que acompañado de dos unidades de estado sólido en configuración RAID 0 --que explicaremos más adelante--, entregan una de las experiencias más rápidas que hemos visto en la categoría de ultrabooks, que tiene entre sus máximos exponentes al Lenovo U310HP Folio 13 y Sony VAIO Serie T13.

Comenzaremos el conjunto de pruebas con la que viene integrada en Windows 8, que califica del 1,0 al 9,9 cada parte fundamental de la plataforma, siendo el puntaje general establecido por el más bajo obtenido:

Como esperábamos, obtenemos los mejores números en el procesador central y el disco duro, que en este caso no es un disco duro giratorio tradicional, sino que un par de unidades de estado sólido.

Veremos ahora el benchmark PCMark 7, herramienta que mide el rendimiento de la máquina en general y de la plataforma funcionando al unísono en tareas intensivas como edición de imágenes, codificación de video de alta resolución y navegación web, mostrando los usos más representativos que se le da a un PC y midiendo su desempeño en cada área:

Futuremark PCMark7 Reproducción y codificación video (Frames por segundo) Procesamiento de páginas web (Páginas por segundo) Manipulación de imágenes (Mpx por segundo) General
Lenovo U300s 23,1 8,19 6,3 3117
Sony VAIO Serie E14P 23,0 12,4 9,1 2287
Lenovo U310 23,0 10,3 8,2 3451
HP Pavilion m6-1076la 22,9 10,8 11,4 2005
HP Folio 13 23,1 8,3 6,5 3170
Samsung Series 7 Gamer 23,0 14,9 9,5 3456
Sony VAIO Serie T13
22,9 10,2 8,5 2376
Samsung Series 5 Ultrathin 21,1 4,74 4,7 1289
Toshiba Satellite U845W 22,9 10,5 8,5 4488
Acer Aspire S7 23,3 12,0 18,7 5133

Simplemente excepcional el comportamiento del Acer S7 en PCMark 7, destacando con los mejores puntajes por sobre todo lo que hemos probado anteriormente, incluso la máquina de alto rendimiento Samsung Series 7 Gamer que no es un ultrabook, lo que se explica esencialmente por su gran unidad de estado sólido que detallaremos más adelante. Así, el modelo demuestra ser un producto que para tareas cotidianas le sobra potencia, siendo un "todo terreno" que soporta lo que llegue encima...

... excepto gráficos 3D.

Porque ahora veremos 3DMark, en su nueva versión multi-plataforma que realiza tres tandas de pruebas con exigencias diferentes, sin embargo, enfocando siempre el desempeño hacia lo que puede dar el chip gráfico (GPU). Ice Storm corresponde a la prueba más ligera y que exige a nivel de teléfono móvil o tableta. Cloud Gate es un poco más intensiva y finalmente, Fire Strike exige al máximo el chip gráfico de la computadora, que en este caso es un simple integrado Intel HD 4000:

Futuremark 3DMark Ice Storm Cloud Gate Fire Strike
Acer Aspire S7 32471 3693 501

Por ser la primera vez que utilizamos esta nueva y recién lanzada versión de 3DMark, no tenemos otros equipos para comparar este resultado, aunque iremos añadiendo más dispositivos a medida que pase el tiempo y más portátiles lleguen a nuestras manos. Por ahora, la mejor referencia que tenemos es el desempeño en ambientes de la vida real como juegos, los que veremos más adelante.

Ahora pasamos a Cinebench 11,5, una prueba que mide el desempeño del procesador central de forma exclusiva en la específica labor de renderear o procesar un gráfico 3D, junto con dedicar una segunda prueba al rendimiento del chip gráfico (GPU) bajo la API de software OpenGL:

Cinebench 11,5 CPU OpenGL
Acer Aspire S7 2,67 15,84

Finalmente, dedicaremos espacio aparte a un aspecto que ya hemos mencionado varias veces en esta revisión: las dos unidades de estado sólido (SSD) de 128GB cada una, configuradas en RAID 0. Primero, debemos destacar que este ultrabook, al igual que muchos otros, no posee un disco duro giratorio tradicional, sino que chips de memoria flash masivos conocidos como SSD, con piezas inmóviles que además de ser más seguras, aceleran bastante la velocidad de transferencia de datos. En un disco duro se alcanzan los 100MB/seg en un buen día, mientras que un SSD puede llegar fácilmente a 220MB/seg como hemos visto en algunas ocasiones.

Más interesante aún es notar que el Acer Aspire S7 no tiene una, sino que dos unidades bajo el capó, lo que resulta en lo siguiente cuando corremos CrystalDiskMark 3 para medir la rapidez en la transferencia de archivos y datos:

¿Qué pasó? ¿Cómo saltamos de 100MB/seg en un disco duro a 809MB/seg en lectura secuencial? La explicación, además del hecho de tener SSD, es que son dos, cada uno con su propia controladora y en configuración RAID 0, con esto último significando que a la hora de leer o escribir archivos, éstos se dividen en dos bloques que se reparten entre ambas unidades, lo que en teoría duplica el rendimiento.

Explicando de manera poco exacta pero simple, imaginemos que queremos copiar cuatro archivos en la unidad de almacenamiento. En lugar de tener un solo proceso escribiendo 1, 2, 3 y 4 en forma consecutiva, ésto se realiza en las dos unidades al unísono: un SSD recibe los archivos 1 y 2 mientras que el otro SSD se encarga de 3 y 4 al mismo tiempo. No entendemos porqué las empresas de publicidad y marketing amigas de Acer no venden esto como "un SSD dual core", por muy inexacto que eso sea, aunque estamos seguros que vendería bastante bien... ;)

En definitiva esto explica los tiempos reducidos de arranque en el sistema operativo y la apertura veloz de programas y aplicaciones, ya que dichas tareas no son tanto de procesamiento sino que de lectura de datos, por lo que se ven muy beneficiadas teniendo una unidad de almacenamiento rápida, en contraste a codificar video o correr juegos, lo que depende en gran medida del procesador central y chip gráfico respectivamente.

-----

Nota: En esta ocasión aprovechamos para renovar el conjunto de pruebas y programas que utilizaremos de ahora en adelante para exigir el hardware de las computadoras que probamos. Actualizamos a las últimas versiones disponibles de Futuremark PCMark 7, 3DMark (nueva versión multi-plataforma), Cinebench 11.5 y CrystalDiskMark 3.

Rendimiento en juegos

Estamos frente a un procesador central Intel Core i7, un SSD "doble núcleo" y en definitiva, una gran plataforma. Sin embargo, el talón de aquiles es su chip gráfico (GPU), tratándose de un integrado Intel HD 4000 que es la oveja negra entre todo el gran hardware que posee el Acer Aspire S7. 3DMark ya nos dio indicadores de aquello, sin embargo, ahora lo demostraremos en tareas de la vida real como son los juegos 3D, probando dos títulos que no son tan exigentes pero que de todas maneras le quedan grandes a este humilde chip gráfico.

Lo primero será ver el título Starcraft II (copy/paste warning) en sus cinco configuraciones estándar para la calidad de los gráficos: Bajo, Intermedio, Alto, Ultra y Extremo. Para establecer una línea de comparación justa, se fija la resolución de pantalla en 1280 x 720 para todos los equipos. Medimos los FPS (frames o cuadros por segundo) que conseguimos en promedio y en sus puntos más altos y más bajos, es decir, cuando la exigencia del juego es menor y hay pocos elementos en pantalla, así como también cuando ésta es mayor. Esto se produce durante una batalla épica donde se obtiene el número de FPS más bajo, considerando que 30 FPS es una cifra que permite un juego fluido, no menos que eso:


Bajo Intermedio Alto Ultra
FPS Promedio 82 34 26 17
FPS Mínimo 20 8 8 4
FPS Máximo 139 60 50 33

Cabe destacar que estos resultados son muy parecidos, por no decir casi iguales, a los de todo el resto de ultrabooks que han pasado por nuestras manos, por lo que ni siquiera la gran calidad del sistema en general sirven para empujar de manera notoria el desempeño en juegos 3D. Nuevamente haremos la misma crítica que hacemos a esta clase de equipos: no sirven para jugar ni mover aplicaciones 3D intensivas.

Esto nos causa un particular dolor de estómago cuando recordamos el precio del producto, el que bien sabemos que no está apuntado a cumplir esta necesidad de videojuegos, pero de todas maneras hay que decir que vale USD$2.200 y sólo eso basta para justificar lo que estamos diciendo y sintiendo.

Ahora, sólo para confirmar por tercera vez esto veremos el título Far Cry 2, un juego que tampoco es muy moderno pero de todas maneras hará sufrir al pobre chip gráfico del S7. Ejecutamos la herramienta de benchmark a resolución de 1280×720, sobre DirectX 10 con filtro Anti-Aliasing(4x) y calidad general óptima:


FPS Promedio FPS Máximo FPS Mínimo
Lenovo U310 11 17 8
HP Pavilion m6-1076la 32 51 23
HP Folio 13 11 16 7
Samsung Series 7 Gamer 100 142 75
Sony VAIO Serie T13 16 26 11
Samsung Series 5 Ultrathin
15 27 9
Toshiba Satellite U845W 17 27 11
Acer Aspire S7 16 25 11

Casi exactamente lo mismo que hemos visto en otros ultrabooks, por lo que no hay dudas que "aunque el Intel HD 4000 se vista de seda, mona queda", sirviendo absolutamente de nada el procesador Intel Core i7 y súper-SSD a la hora de mejorar el rendimiento gráfico.

Batería y cargador

Uno de los aspectos que debería destacar en un ultrabook es su autonomía energética. Para saber qué tal rinde el Aspire S7, estrenaremos por primera vez en nuestros laboratorios la prueba Futuremark PowerMark, una herramienta que emula un entorno de uso cotidiano y varios escenarios en forma automatizada para calcular cuánto dura la batería.

PowerMark ejecuta navegación web, visualización de videos y varias otras tareas predefinidas en forma repetitiva, permitiéndonos establecer una barra estándar para comparar distintos dispositivos a través del tiempo usando los mismo parámetros, siendo una solución profesional a la hora de referirnos a este aspecto. ¿Cómo le fue a este Acer?

Futuremark PowerMark Tiempo de batería (hr:min)
Acer Aspire S7 3:17

Al tratarse de una prueba medianamente exigente, seguramente muchos usuarios podrán sacarle más autonomía de la que vemos arriba, dependiendo el uso que le den. Bajando el brillo de la pantalla o simplemente navegando por Internet tendremos mejores cifras, pero eso depende de cada uno. De manera objetiva, tenemos una duración de la batería bastante normal, ni destacando ni destiñendo en relación a la competencia.

Accesorios

 

Como pocas veces hemos visto y quizás sirviendo para justificar el alto precio, el Acer Aspire S7 no viene solo al interior de su caja. Encontramos también "de regalo" una serie de interesantes accesorios añadidos: batería externa que se monta en la parte posterior de la máquina y alarga su autonomía energética, mouse inalámbrico Bluetooth que funciona con baterías AA, cable adaptador de USB a Ethernet, otro cable de micro HDMI a VGA y finalmente, una funda de cuero muy elegante.

Conclusión

No quedan dudas que el Acer Aspire S7 es el nuevo rey de su categoría, con prestaciones técnicas que son lo más alto que podemos encontrar para esta clase de portátiles. Sin embargo, ¿vale la pena comprarlo? Con la falta de un buen chip gráfico y un tamaño de 11,6 pulgadas, el uso que se le puede dar a este dispositivo es acotado, limitándose a tareas de uso diario y una que otra aplicación intensiva que no requiera desempeño 3D.

¿Qué nos queda? Un muy buen rendimiento en tareas del día a día. Y quizás el usuario no vea el valor en gastar USD$2.200 para tener algo que sin dudas es tope de línea, pero tiene posibilidades limitadas. Porque acá estamos frente a una suma de dinero que nos permite fácilmente adquirir otro ultrabook casi igual de cómodo, pequeño y ligero para tareas ligeras cotidianas, al mismo tiempo que un PC de escritorio o notebook con un buen chip gráfico para jugar y CPU de alto desempeño. Y hasta nos sobrarían USD$200 para dar una buena fiesta.

Quedará a elección del consumidor decidir si las altas prestaciones de este aparato, que volvemos a repetir es el mejor ultrabook hasta ahora, vale dicha cantidad de dinero. Esto, a sabiendas que un ultrabook tiene límites en cuando a lo que podemos realizar con él, como las aplicaciones 3D. Pero si eso no es relevante para uno y la billetera no es un impedimento, entonces no hay que pensarlo dos veces antes de ir a la tienda por el S7.

Lo Imperdible

  • Excelente diseño.
  • Firmeza de la estructura.
  • Buen teclado y trackpad.
  • Rendimiento y tiempos de respuesta generales fuera de serie.
  • Especial mención al desempeño de la unidad de almacenamiento.
  • Gran pantalla Full HD, táctil, con vidrio Gorilla Glass 2 y panel IPS de excelente brillo y contraste.
  • Buen sistema de refrigeración.

Lo Impresentable

  • El precio.
  • Chip gráfico integrado Intel HD 4000 que sirve para casi nada.
  • Exceso de software preinstalado de fábrica.
  • No se puede expandir la memoria RAM.

Realización audiovisual: Jonás Van den Bosch.
Fotos: Mariano Mancilla.

powered byDisqus