Conoce todo sobre la actualización de Windows 7 y 8.1 a Windows 10

Conoce todo sobre la actualización de Windows 7 y 8.1 a Windows 10

Requerimientos del sistema, qué se va a desechar, compatibilidad de funciones y condiciones de actualización.

Después de tantos rumores sobre la fecha de lanzamiento de Windows 10, la compañía de Redmond por fin dio a conocer la fecha exacta de disponibilidad, así como la reservación del sistema operativo para quienes cuentan con la licencia original de Windows 7 y 8.1. Ahora es tiempo de hablar sobre cómo funcionará la actualización y lo que se debe contemplar antes de proceder, compartido por Microsoft en su blog oficial.

Requerimientos del sistema

Es muy importante tomar en cuenta los requerimientos de Windows 10 con respecto al hardware, aunque el actualizador permitirá esclarecer si el PC es compatible con la nueva versión de Windows. Es necesario contar con Windows 7 SP1 o Windows 8.1 originales para ser contemplados.

En cuanto al hardware, se requiere un procesador corriendo a 1GHz, 1GB de RAM y 16GB de memoria interna para la versión de 32 bits. Para la versión de 64 bits se requiere un equipo con 2GB de RAM y almacenamiento mínimo de 20GB. De manera general, es necesaria una pantalla con resolución mínima de 1024×600 y una tarjeta gráfica compatible con DirectX9 y la versión 1.0 del driver WDDM, como mínimo.

Cabe mencionar que la compatibilidad con el hardware dependerá considerablemente de la disponibilidad del driver original que ofrecen los fabricantes a través de Windows Update o desde sus respectivas páginas web.

¿Qué será desechado tras la actualización?

De antemano, es importante señalar que los archivos del usuario quedarán intactos tras la actualización.

Quizá una de las preguntas más relevantes en torno a la actualización a Windows 10 sea saber cuáles aplicaciones y funciones serán desechadas. De entrada es importante decir que los usuarios de Windows 7 serán los más afectados, aunque cualquiera que use Windows Media Center tendrá que elegir si actualizar o no.

Si cuentas con antivirus, Windows revisará si cuentas con suscripción vigente, ya que desinstalará la aplicación pero conservará tu información para que al terminar instale automáticamente el antivirus que tenías por defecto. Si tu suscripción ha caducado o si no cuentas con antivirus, Windows Defender será elegido para proteger tu computadora.

Las aplicaciones que vienen de fábrica serán desinstaladas, pero normalmente se encuentran disponibles en la página oficial del fabricante. Si tienes dudas con el resto de las aplicaciones, la herramienta “Obtener Windows 10” te dirá si son compatibles para que determines tu decisión, tomando en cuenta que serán desinstaladas. Esto no quiere decir que no sean compatibles con Windows 10, pero deberán ser instaladas manualmente.

Para reproducir un DVD deberás instalar un software de terceros, como VLC, al menos hasta que Microsoft lance una herramienta de reproducción, como lo ha prometido.

Los gadgets de Windows 7 serán removidos, como sucedió tras la actualización a Windows 8, mientras que los juegos Solitario y Buscaminas serán desinstalados para ser reemplazados con la nueva edición de los videojuegos inspirados en la nueva cara de Windows.

Las unidades de disquete dejarán de ser compatibles, a menos que sea instalada la última versión del driver, también disponible a través del sitio web del fabricante.

Por último, la suite Windows Live Essentials funcionará como hasta ahora, con la excepción de que OneDrive será reemplazado por el que está integrado en Windows 10, sin poder desinstalarlo.

Funciones y características

Como todos sabemos, del hardware dependerá la compatibilidad de funciones y algunas características, como por ejemplo Continuum, el cual estará disponible para en todas las ediciones activando el modo tableta desde el centro de notificaciones.

Windows Hello, el que te permite acceder con información biométrica, sólo podrá ser aprovechado en computadoras con cámara infrarroja o con un lector de huellas dactilares compatible con Windows Biometric Framework.

Device Guard, el cual permite usar sólo aplicaciones confiables, será compatible con sistemas UEFI Secure Boot que tengan soporte de virtualización, aunque dicha característica sólo estará disponible en la edición Windows 10 Enterprise.

Cortana funcionará en todas las ediciones de Windows 10, pero por el momento sólo está disponible en EE.UU, Reino Unido, China, Francia, Italia, Alemania y España. Se desconoce cuándo estará disponible el español para los países latinoamericanos.

Por otra parte, el cliente de virtualización Hyper-V sólo será compatible con las versiones Windows 10 Pro y Enterprise de 64 bits. Para instalar una versión con ésta arquitectura es importante verificar que el procesador sea compatible con las características CMPXCHG16b, PrefetchW, y LAHF/SAHF, las cuales fueron requeridas para actualizar a Windows 8.

Actualización del sistema operativo por ediciones

Ya hablamos de este tema con anticipación, pero de manera muy escueta, pues de hecho ni siquiera se tomó en cuenta a la edición Starter. Para aclarar dudas, Microsoft también publicó la relación con la actualización correspondiente a cada edición de los sistemas operativos Windows 7 y 8.1, como se puede apreciar a continuación.

¿Cómo funcionarán las actualizaciones?

Teníamos conocimiento con anterioridad sobre cómo funcionarán las actualizaciones, mismas que corresponden a cada edición de Windows 10.

Por un lado, los usuarios de Windows 10 Home recibirán las actualizaciones automáticamente sin poder retrasarlas, como podrán hacer los usuarios de Windows 10 Pro y Enterprise. El retraso de las actualizaciones en la edición Pro será más reducido, comparado con el tiempo permitido en la edición Enterprise.

Ahora que ya conoces todo sobre la actualización de Windows 7 y 8.1 a la nueva versión de Windows, eres el último que decide o no actualizar. ¿Estás decidido a dejar atrás el viejo Windows 7 y un criticado Windows 8.1 para conocer las nuevas características de Windows 10?