[metroimage ids=”38-217655,38-217658,38-217660,38-217661,38-217664,38-217667,38-217669,38-217671,38-217675,38-217678,38-217681,38-217684,38-217686,38-217688,38-217692,38-217695,38-217697,38-217700,38-217704,38-217705,38-217707,38-217712,38-217716,38-217718,38-217720,38-217722,38-217723,38-217726,38-217728,38-217731,38-217733,38-217735,38-217737,38-217741,38-217743,38-217744,38-217745,38-217749,38-217753,38-217755,38-217758,38-217759″ imagesize=”large”]

HP Folio 13 [FW Labs]

Un ultrabook de primera generación, de hecho, el primero que fabrica la compañía, por lo que se nota un gran esfuerzo en términos de fabricación, levantando expectativas.

Toda la carne a la parrilla. Así podemos definir esta apuesta de HP, ya que es el primer ultrabook que la compañía saca al mercado y por ende, intentaron hacer lo mejor posible para conquistar al consumidor y atraerlo hacia esta categoría de productos.

¿Grosor reducido? OK. ¿Buena calidad de fabricación? También. ¿Fluidez para trabajar? Otro pulgar arriba. Pero más que eso, y las características superficiales que podamos enumerar, revisaremos en detalle cómo se comporta este equipo y si vale la pena adquirirlo, especialmente considerando que ya apareció una segunda generación de ultrabooks y que el HP Folio 13 tiene un precio que sin ser desmedido, es ligeramente superior a las ofertas actuales.

Especificaciones

  • Modelo: HP Folio 13 1050LA.
  • Disponibilidad y precio: Latinoamérica, a CLP$580.000 (Chile) –USD$1.200 aproximados–.
  • Procesador central (CPU): Intel Core i5-2467M. Doble núcleo, soporta cuatro hilos de procesamiento gracias a la tecnología HyperThreading. Corre a 1.6GHz base, los que escalan a 2.3GHz cuando es puesto bajo carga. 3MB de cache, TDP de 17W, parte de la segunda generación de procesadores Core Sandy Bridge, hecho bajo un proceso de 32nm.
  • Gráficos (GPU): Intel HD 3000 con frecuencia base de 350MHz que sube a 1.15GHz bajo exigencia.
  • Memoria RAM: 4GB DDR3 a 1333MHz en una ranura. Máximo de 4GB permitidos.
  • Almacenamiento: Unidad de estado sólido (SSD) de 128GB.
  • Pantalla: 13.3 pulgadas diagonales con resolución de 1366 x 768 pixeles y retroiluminación LED.
  • Conectividad: Un puerto USB 3.0, uno USB 2.0, Bluetooth, Ethernet, lector de tarjetas, HDMI.
  • Batería: De polímero litio-ion de 6 celdas (59 WH).
  • Dimensiones y peso: 1,7cm de grosor, 31cm de ancho y 22cm de fondo. 1,5 kg de peso.
  • Otros: Cámara web, audio Dolby Advanced, teclado retroiluminado.
  • Software: Skype, Evernote, CyberLink YouCam, Microsoft Silverlight, Microsoft Office Home and Student 2010, Windows Live Essentials 2011, Barra de Bing, software de controladores HP.

Diseño y pantalla

Al ser de primera generación, en este equipo se utilizaron todos los elementos que a la industria se le ocurrieron para crear computadoras portátiles delgadas, robustas y de aspecto atractivo, de modo tal que pudieran presentarse como una competencia digna frente al MacBook Air. Pero a diferencia de Apple, HP no se puede dar el lujo de etiquetar con el precio que quiera sus productos, por lo que durante el momento de su lanzamiento, el alto costo de este ultrabook le afectó frente a la competencia.

Sin embargo, el trabajo quedó hecho, y resultado de aquello es una máquina de gran firmeza en su cuerpo, buen aspecto visual y en general muy buena calidad. La elección de materiales se basa en aluminio, con piezas de plástico que no ceden a la presión, todo esto en un empaque de 1.5Kg de peso, lo que no es tan liviano como los 1.2Kg que hemos visto en otros modelos de ultrabook, pero tampoco tan pesado como los 1.7Kg que también han pasado por nuestras manos.

Acá destaca el bajo grosor de la máquina, situándola como un ultrabook de tomo y lomo, ya que los 1.7cm máximo a los que llega son bastante cómodos para transportar y guardar en cualquier lugar. Sin duda acá se cumple la promesa que hace Intel de entregar plataformas internas para lograr esta clase de trabajos, el que en el caso de HP, efectuaron muy bien en el Folio 13.

Por otro lado, la pantalla nos da el reflejo típico al que estamos acostumbrados en esta clase de paneles que no son matte; una opción poco explorada por los fabricantes y que se deja de lado a favor de un contraste de colores mayor y mejor nitidez en la imagen, lo que también se logra con esta máquina, a cambio de exceso de reflejo. A esto, sumemos ángulos de visibilidad pertinentes a la tecnología de retroiluminación LED, siendo posible moverse de izquierda a derecha sin perder demasiada coloración ni sufrir distorsiones.

En general, nos llevamos la mejor de las impresiones con el Folio 13 en términos de diseño. Ver y tener en nuestras manos este equipo nos dejó un buen sabor, y podríamos llegar a decir que dan ganas de adquirirlo una vez que se tiene en vivo y en directo, algo que muy pocas veces decimos, pero ahora, no tenemos reparos en hacer explícito.

Teclado y trackpad

Otro pulgar arriba para este modelo, que sin duda tiene como fuerte su aspecto y fabricación externa. Porque el teclado de tamaño completo presenta gran firmeza en la superficie donde está inserto, sin ceder a las presiones fuertes y entregando gran seguridad al escribir, gracias al espaciado que hay entre cada tecla. A esto sumemos la presencia de retroiluminación, lo que otorga funcionalidad que está de más explicar y sin duda es bien recibido en cualquier aparato.

En cuanto al trackpad, el material pudo haber sido más suave, sin embargo, esto afecta únicamente a las personas de manos húmedas, siendo de textura agradable y funcional para el resto de los mortales, ofreciendo gran precisión en los movimientos del cursor.

Como ya es costumbre en equipos modernos, los gestos multitáctiles también dicen presente en el Folio 13, llegando a través de los controladores de software Synaptics ClickPad, que otorgan desplazamiento y giro con dos dedos, zoom de pellizco, pasadas con tres y cuatro dedos, entre otras cosas:

Experiencia de uso y software

Como vimos en las especificaciones, si bien hay una cantidad considerable de aplicaciones pre-instaladas de fábrica, en su mayoría se tratan de herramientas pequeñas como Skype, CyberLink YouCam o Evernote, cosas que al igual que Windows Live Essentials 2011 o Silverlight, es muy probable que de todas formas instales. Afortunadamente no hay antivirus con suscripción limitada, sin embargo, por algún motivo está la Barra de Bing, quizás el único elemento que nos apresuramos a desinstalar una vez abierto el computador.

Esto es un aspecto positivo que se suma a la presencia de una unidad de estado sólido (SSD) exclusiva de 128GB, la que revisaremos en detalle más adelante, pero en general nos entrega velocidades de transferencia de datos muy elevadas, lo que permite el lanzamiento rápido de aplicaciones, la transferencia de datos de manera veloz y en general, tiempos de respuesta cortos y una sensación muy fluida al momento de utilizar el equipo en labores cotidianas, como en programas de ofimática y apertura de carpetas, entre otras muchas cosas.

Precisamente éste es el punto que Intel quiso lograr con sus ultrabooks cuando creó la especificación: buen rendimiento para el usuario común y corriente, para lo cual un punto esencial es la presencia del SSD. En modelos posteriores y actuales se están utilizando unidades híbridas, es decir, con un disco duro giratorio tradicional y unidades sólidas de pequeño tamaño (16GB o 32GB), lo que a ratos afecta el rendimiento, cosa que no se ve con un SSD exclusivo, como en este caso. Así, conseguimos prender el equipo en 20 segundos, con un apagado muy veloz que no supera los 7 segundos.

Por el lado de la refrigeración, el calor se disipa adecuadamente por una ranura trasera, y como se ve en la imagen, por amplias rejillas en la parte inferior, resultando en que el equipo no alcance altas temperaturas incluso bajo uso intensivo. A esto hay que sumar la tecnología CoolSense de HP, la que a través de software detecta si el equipo está o no en posición fija para hacer ajustes a los límites de rendimiento y revoluciones del ventilador, de forma que no se caliente demasiado cuando no está arriba de un escritorio frío:

Rendimiento

Ya dijimos que el enfoque de los ultrabooks es el rendimiento y fluidez para tareas cotidianas, lo que el HP Folio cumple a cabalidad, sin embargo, es lamentable el resultado que obtenemos cuando estrujamos la plataforma de manera más exigente, tanto en la CPU de bajo voltaje que trae, como en desempeño gráfico, que es donde los Intel HD 3000 poco y nada tienen que hacer.

Pero hay usuarios a los que ejecutar aplicaciones 3D intensivas no les interesa, y para ellos esta clase de equipos sirve bastante, por lo que además deben tomar en cuenta otros ultra-portátiles como el Toshiba Portégé Z835Samsung 530U y Lenovo U300s.

Partimos así con el puntaje que Windows 7 le entrega al equipo, midiendo los componentes principales por separado y entregando una cifra que va desde el 1,0 hasta el 7,9 como máximo:

Nada extraño que el 4,7 mínimo corresponda a los gráficos, siendo las memorias RAM y la unidad de estado sólido quienes alcanzaron los mejores puntajes, con un procesador discreto que de todas formas se desempeña en forma decente. Sin duda una descripción general más o menos acertada acerca del hardware en el Folio 13.

Pero poniéndonos más serios, el software PCMark 7 nos dará mejores luces sobre el rendimiento general, al exigir en tareas de codificación de video HD, manipulación de imágenes en edición y fluidez de la navegación web:

Futuremark PCMark7 Reproducción y codificación video (Frames por segundo) Procesamiento de páginas web (Páginas por segundo) Manipulación de imágenes (Mpx por segundo) General
Lenovo U300s 23.1 8.19 6.39 3117
Sony VAIO Serie E14P 23.04 12.44 9.14 2287
Lenovo U310 23.04 10.3 8.24 3451
HP Pavilion m6-1076la 22.97 10.88 11.47 2005
HP Folio 13 23.1 8.32 6.5 3170

Resultados muy a la par con el Lenovo U300s, que utiliza casi la misma plataforma interna, lo que ubica a este ultrabook exactamente en el nivel donde está el resto. Vemos que en general la combinación de SSD + CPU de bajo voltaje + RAM de alta velocidad (1333MHz) entrega un desempeño y puntaje muy bueno en PCMark 7, a la hora de evaluar tareas específicas pero de uso general.

El problema está cuando nos ponemos específicos, lo que nos baja de las nubes. Prueba de aquello es lo que nos entrega el procesador central (CPU) Intel Core i5-2467M, gracias a la prueba Cinebench R10, mostrando cómo anda el chip cuando cargamos sobre un núcleo en solitario –Single CPU– o a todos los núcleos juntos trabajando al unísono –MultiCPU–, dándonos también una cifra preliminar acerca de los gráficos –OpenGL–.

CineBench R10
Single CPU
Multi CPU
OpenGL
Alienware M11x 1643 2979 2886
Acer Aspire Timeline Ultra M3-581TG 3352 7000 4449
Toshiba Portégé Z835
3611 7190 4620
SONY VAIO 3D VPCF215FL 4529 17121 3859
Sony VAIO VPCCA17FL 4621 9768 4793
Sony VAIO Z 4573 9819 2058
Samsung R480 2362 5494 2924
Samsung 530U 3513 6195 3743
Samsung R580 2795 6268 3350
Samsung Series 7 Chronos 4688 14070 5607
HP Pavilion dm1z 1149 2210 1937
HP Pavilion dm4 3081 6852 2036
HP ENVY 14 Spectre 3622 7211 4677
HP Pavilion DV6-6185LA 4582 16983 5490
Lenovo U300s 3544 7137 3724
Sony VAIO Serie E14P 4910 10376 6980
Lenovo U310 4378 9085 4049
HP Folio 13 3626 7294 4481

Estamos frente a un procesador doble núcleo que responde a la orden de las expectativas, sin mostrar un desempeño destacable pero siendo equilibrado en relación al resto de los componentes de la máquina y a la categoría donde se encuentra, es decir, los ultrabooks. Se alcanza un buen rendimiento en multitarea gracias a la presencia de la tecnología HyperThreading en la CPU, la que permite a los dos núcleos del chip central procesar cuatro hilos de forma simultánea, mostrándose en el sistema operativo Windows 7 como una CPU quad-core, aunque en realidad no lo sea.

Ahora volvamos a los gráficos. Porque como dijimos, es el punto más débil del equipo, y el benchmark 3DMark 06 será un gran indicador para revelar aquello, ya que pone a prueba este ámbito de la manera más exigente:

Futuremark 3DMark 2006
SM 2.0
SM 3.0
CPU
TOTAL
Alienware M11x 3016 3160 1400 6539
Acer Aspire Timeline Ultra M3-581TG 4800 5267 2440 10854
Toshiba Portégé Z835 1422 1690 2440 4114
SONY VAIO 3D VPCF215FL 2462 3063 3231 7060
Sony VAIO VPCCA17FL 2473 3074 3129 7054
Sony VAIO Z 1598 1975 3199 4761
Samsung R480 3183 3167 2216 7547
Samsung 530U 1170 1461 1931 3454
Samsung R580 3178 3273 2498 7726
Samsung Series 7 Chronos 2978 3266 3454 7946
HP Pavilion dm1z 762 968 1023 2213
HP Pavilion dm4 655 856 2763 2120
HP ENVY 14 Spectre 1187 1468 2000 3498
HP Pavilion DV6-6185LA 4063 5341 5048 11877
Lenovo U300s 1186 1408 2412 3484
Sony VAIO Serie E14P 2030 2512 3405 5976
Lenovo U310 1196 1634 2958 3838
HP Pavilion m6-1076la 2851 3418 2815 7692
HP Folio 13 1195 1414 2023 3444

Dentro de lo esperado, tenemos cifras muy parejas en relación al resto de los ultrabooks, y no es para menos, porque en su interior son todos iguales. Acá llama la atención destacar la poca diferencia que hay entre los gráficos HD 3000 de este HP Folio 13 y los HD 4000 de generación siguiente que vimos en el Lenovo U310, donde hubo una diferencia de puntaje bastante mínima, tanto así, que es casi imperceptible en el uso cotidiano: en ambos casos, el equipo no sirve para jugar, como veremos más adelante.

Pero ahora vamos con una prueba sintética final: CrystalDiskMark 3, la que nos hablará sobre las velocidades de trasnferencia de datos que alcanza la unidad de estado sólido de 128GB que trae este equipo:

Y acá está la explicación más directa a la fluidez que muestra el Folio 13, con velocidad de lectura de datos de 222MB/seg, lo que incide directamente en la rapidez para abrir aplicaciones, junto a los 173MB/seg en escritura de información, que sirven a la hora de hacer grandes transferencias desde dispositivos de almacenamiento externos.

De todas formas, hay una crítica: la capacidad de almacenamiento. Porque si bien el desempeño es muy bueno, 128GB se pueden hacer poco espacio para muchas personas, y en este sentido las nuevas generaciones de ultrabooks con almacenamiento masivo híbrido (disco duro + SSD) se han vuelto una gran solución al problema, pudiéndose encontrar modelos con 500GB en disco y 32GB en SSD, todo en una misma máquina, en lugar de los 128GB que trae el HP Folio 13.

Juegos

Ya revisamos que la prueba 3DMark 06 nos entregó resultados bastante pobres en el área de los gráficos 3D, cosa que comprobaremos en la práctica ahora gracias a dos juegos que correremos en el Folio 13: Far Cry 2 y Starcraft II.

Starcraft II será el primero en la fila, probándose las cinco configuraciones estándar para la calidad de los gráficos: Bajo, Intermedio, Alto, Ultra y Extremo, midiendo los FPS (frames o cuadros por segundo) que conseguimos en promedio y en sus puntos más altos y más bajos, es decir, cuando la exigencia del juego es menor y hay pocos elementos en pantalla, y cuando ésta es mayor, como durante una batalla épica donde se obtiene el número de FPS más bajo, considerando que 30 FPS es una cifra que permite un juego fluido, no menos que eso.


Bajo Intermedio Alto Ultra Extremo
FPS Promedio 45 20 15 9 9
FPS Mínimo 9 8 6 5 5
FPS Máximo 92 38 28 15 14

Muchas cifras rojas y ni siquiera en calidad baja conseguimos jugar fluidamente, ya que momentos a 9 FPS son simplemente inaceptables. De allí hacia arriba, aumentar la calidad en el juego es hacer el ridículo, demostrándonos que esta máquina no sirve para jugar, pese a que el título ejecutado no es tan exigente en requerimientos técnicos.

El juego Far Cry 2 y su herramienta de medición para el rendimiento nos revela lo mismo, y veremos qué sucede cuando ejecutamos el software a resolución de 1280×720, sobre DirectX 10 con filtro Anti-Aliasing(4x) y calidad general óptima:


FPS Promedio FPS Máximo FPS Mínimo
Lenovo U310 11 17 8
HP Pavilion m6-1076la 32 51 23
HP Folio 13 11 16 7

Acá tenemos el mejor indicador posible para comprobar la diferencia mínima que hay entre los gráficos Intel HD 4000 del Lenovo U310 y los HD 3000 que trae este HP Folio 13, lo que se resume a un mísero frame de más para la nueva generación. ¿Conclusión? Comprar una computadora con gráficos Intel HD 3000 o 4000 es exactamente lo mismo para el usuario que ejecuta tareas cotidianas, es decir, no sirve para juegos ni nada más allá de abrir ventanas animadas en Windows.

Batería y cargador

La batería de este equipo es uno de los aspectos que promete, con HP diciendo que dura alrededor de nueve horas para uso ininterrumpido. ¿Será así?

Nosotros corrimos una prueba personalizada que llamamos “La Prueba de YouTube”, donde echamos a andar sobre Google Chrome un video en YouTube, el más largo que pudimos encontrar, a 240p en el reproductor pequeño, usando el perfil de energía de Windows en “Equilibrado” y el brillo de la pantalla a 3/4 de su capacidad máxima.

Obtuvimos 5 horas y 10 minutos de uso, uno de los mejores resultados que hemos visto, ubicando el desempeño de la batería del Folio 13 dentro de los aspectos más fuertes que tiene este equipo, lo que se suma a un cargador de tamaño normal que es lo suficientemente reducido para andar trayendo en la mochila junto al equipo sin molestias.

Conclusión

Creemos que es el momento perfecto para comprar el HP Folio 13. Porque si bien cuando fue lanzado a la venta mostró un precio excesivo, hoy en día y gracias a la llegada de la segunda generación de ultrabooks, se vio obligado a bajar su etiqueta para lograr ser vendido. El truco está en que no mucha gente sabe que la primera generación de ultrabooks, como este equipo que es el primer ultrabook de HP, fueron diseñados con las mejores características posibles, y la baja de precios actual se debe a una exigencia del mercado.

Tenemos teclado retroiluminado, SSD de 128GB y una construcción exquisita, entre otros beneficios asociados. Se supone que el punto en contra es que la plataforma interna de hardware, Intel Core de segunda generación con gráficos HD 3000, debiera rendir menos que la actual tercera generación con gráficos HD 4000, sin embargo, como pudimos ver el alza en desempeño es paupérrima, imperceptible para el usuario común y corriente, con gráficos que al igual que su hermano mayor, no sirven para juegos intensivos 3D.

Así, podemos concluir que el Folio 13 claramente no es una máquina enfocada para los usuarios entusiastas o quienes requieran ejecutar alguna tarea especializada en su máquina, sino más bien es un “all-around” que se desempeña relativamente bien en uso general, de ofimática y reproducción multimedia, habiendo sido diseñada desde sus entrañas para aquello y cumpliendo a la perfección con su objetivo.

Lo Imperdible

  • Gran diseño y calidad de construcción.
  • Poca presencia de software preinstalado de fábrica.
  • Funcionamiento muy fluido en tareas cotidianas.
  • Excelente duración de la batería.

Lo Impresentable

  • Rendimiento gráfico para aplicaciones 3D pobre.
  • Poca capacidad de almacenamiento masivo (128GB).
  • Pantalla que refleja demasiada luz.