Espacio

De Apolo a Artemis: ¿Por qué tardamos más de 50 años en volver a la Luna?

La última vez que un hombre pisó nuestro satélite natural fue en 1972.

Desde que Gene Cernan, comandante de la misión Apolo 17, dejara las iniciales de su hija en el suelo lunar en 1972, nadie más ha pisado nuestro satélite natural.

Y es que aquel acto simbólico marcó el fin de una era revolucionaria, pues más de 50 años después, seguimos esperando que la humanidad retorne a la Luna.

La NASA, con su misión Artemis prevista para 2026, promete que cambiará este destino, y hará historia al llevar a la primera mujer y a la primera persona de color al polo sur lunar.

Pero, acá surge una pregunta lógica y llena de especulación: ¿Cuáles fueron los motivos de esta larguísima pausa de cinco décadas?

¿Por qué tardamos más de 50 años en volver a la Luna?

Desde siempre la política ha jugado un papel fundamental en la exploración lunar, incluso más que la propia ciencia.

Y si vamos varios años atrás, podemos recordar que la carrera espacial original fue impulsada por la rivalidad de la Guerra Fría, con Estados Unidos invirtiendo una suma significativa para asegurar su liderazgo fuera de este mundo.

Pero luego de que la humanidad lograra el gran hito de aterrizar en la Luna, e incluso dejar su marca en ella, el interés mundial y los financiamientos disminuyeron drásticamente.

Y así fue como los proyectos posteriores se vieron enfrentados a constantes cancelaciones y recortes presupuestarios, dejando a la NASA en una “crisis de identidad” durante décadas, según escribió John M. Logsdon, politólogo y especialista de política espacial de la Universidad George Washington, en su libro titulado “John F. Kennedy and the Race to the Moon”.

Artemis: La espera ha terminado

Pero los tiempos han cambiado y con ello la política también ha ido mutando. Ahora, en medio de una nueva carrera espacial motivada por los avances de China, la NASA busca volver a la Luna y establecer su presencia a través de una estrategia mucho más sostenible.

A pesar de los retraso, especialmente con el desarrollo del cohete SLS, y elevados costos que colocan el costo del programa Artemis en alrededor de 93 mil millones de dólares, el apoyo legislativo sigue siendo fuerte.

Y aunque recientemente fue anunciado su retraso para un par de años más, Artemis sigue siendo la nueva esperanza de la exploración lunar, que podría sentar precedentes hacia futuros viajes a Marte y más allá.

Nave espacial Orion para la misión Artemis, en el Centro Espacial Kennedy en Merritt Island, Florida. Foto: EFE/ Frank Michaux
Tags

Lo Último


Te recomendamos