Espacio

La misión que estremeció a la Luna: Revelan nuevos detalles del accidentado aterrizaje de Odysseus

Aún así, se podría considerar que fue exitoso.

El 22 de febrero de 2024, el módulo de aterrizaje lunar Odysseus de Intuitive Machines captura una imagen de amplio campo de visión del cráter Schomberger en la Luna aproximadamente a 125 millas (200 km) de distancia del lugar de aterrizaje previsto, a aproximadamente 6 millas (10 km) de altitud. | Foto: Intuitive Machines

La sonda Odysseus lleva toda una semana captando la atención de la comunidad científica. Se trató del regreso de Estados Unidos a la Luna, además de ser la primera misión por parte de privados.

Su aterrizaje fue desafiante, pero logró llegar al polo sur lunar donde era su destino. No obstante, se enfrentó a un significativo contratiempo cuando iba descendiendo y eso repercutió en su prematuro regreso a la Tierra.

¿Qué pasó con Odysseus?

El desperfecto se descubrió apenas dos horas antes del alunizaje: el sensor encargado de medir la distancia hasta la Luna estaba inoperativo debido a que había sido desactivado por precaución y no lo volvieron a reconectar, lo que obligó a un ajuste de emergencia.

Este ajuste implicó improvisar y poner en marcha un plan B, que consistía en dar una vuelta adicional alrededor de la Luna y preparar una actualización de software para utilizar un altímetro alternativo, el sensor LiDAR experimental NDS de la NASA.

Pero pese a los esfuerzos, Odysseus enfrentó dificultades al procesar los datos del sensor de la NASA en tiempo real, y perdió las lecturas precisas a 15 kilómetros de la superficie de nuestro satélite natural.

Por eso, ya en los momentos finales antes del alunizaje, la nave sólo dependía de sus cámaras para determinar su altura y velocidad de descenso durante el descenso.

¿El resultado? Básicamente, el aterrizaje resultó más brusco de lo esperado. La nave impactó contra el suelo a una velocidad tres veces mayor y con un desplazamiento lateral significativo, lo que causó la ruptura de una de sus patas.

Con todo, Odysseus logró mantenerse operativa, inclinada en un ángulo de 30 grados, aunque con dificultades para producir energía debido a su inhóspita orientación.

Este incidente marcó uno de los 11 desafíos críticos que Intuitive Machines calcula que tuvo que superar en 12 días, desde el lanzamiento de Odysseus a bordo de un Falcon 9 de SpaceX.

Y es que también se suman fallos en el rastreador de estrellas, la realización de un alunizaje sin intervención humana, entre otros. Eso sí, comparado con alunizajes históricos realizados por sondas soviéticas o de países como Estados Unidos o China, el alunizaje de Odysseus, aunque accidentado, se suma a una corta lista de aterrizajes exitosos.

Tags

Lo Último


Te recomendamos