Espacio

Las genias olvidadas: El aporte de las ‘computadoras’ humanas detrás del Apolo 11

Muchas mujeres hicieron todo lo posible por la llegada del hombre a la Luna.

Apolo 11 fue todo un acontecimiento mundial. El 16 de julio de 1969 fue el día en que el hombre pisó por primera vez la Luna, una hazaña en la que hubo héroes detrás de los héroes, y muchas de ellas eran mujeres.

Y es que en esa época las carreras espaciales eran dominadas por los hombres. Pero aún así, hubo mujeres que decidieron enfrentarse a la discriminación y al sexismo y terminaron por desempeñar roles cruciales en la misión.

Desde ingenieras hasta matemáticas, su trabajo fue a menudo menos reconocido, incluso el de las llamadas ‘computadoras’ humanas que hicieron todo lo posible para que el Apolo 11 lograra alunizar.

Las ‘Computadoras’ humanas

Durante las misiones Apolo, de las 400 mil personas implicadas, sólo un pequeño grupo eran mujeres, muchas de las cuales fueron conocidas como las “computadoras humanas”.

Se trató de mujeres con diferentes grados universitarios, que contribuyeron significativamente a la NASA con su experiencia en matemáticas, realizando cálculos complejos necesarios para el éxito de los proyectos aeroespaciales.

Una figura destacada entre ellas fue Katherine Johnson, una matemática y física que calculó la trayectoria para los programas espaciales Mercurio y jugó un rol decisivo en el Apolo 11, facilitando el primer alunizaje.

Y es que los cálculos matemáticos que ellas hicieron a mano y en máquinas electromecánicas denominadas “Fridens” permitieron construir cohetes y desarrollar antenas para conectar la misión con la Tierra.

Su papel fue fundamental para la transición de la NASA hacia la era digital, adaptándose al uso de las primeras computadoras de IBM y dominando el lenguaje de programación para manejar estas máquinas.

Tags

Lo Último


Te recomendamos