Espacio

La NASA prueba con éxito el impresionante propulsor con el que despegarán una nave espacial desde otro planeta

Despegar desde otro planeta es una misión que la NASA ejecutará pronto.

Despegar cohetes dejará de ser una acción exclusiva de a superficie de nuestro planeta. La NASA se prepara para ejecutar una impresionante misión de hacer volar una máquina desde otro mundo. El propulsor necesita mucha fuerza y sobre todo precisión.

Trabajan a contrarreloj, debido a que la misión se debe hacer pronto. La agencia espacial estadounidense ya probó los primeros propulsores y los resultados fueron exitosos.

La NASA prepara un despegue desde Marte, desde donde traerán de regreso unas muestras que están siendo tomadas por la misión Perserverance.

La nave que hará el viaja ida y vuelta se llama Mars Ascent Vehicle (MAV). Se trata de un cohete ligero que tiene una longitud de aproximadamente 3 metros y un diámetro de 1 metro. Pesará aproximadamente 1 tonelada cuando esté completamente cargado con combustible.

El cohete y el contenedor de muestra orbital viajarán a Marte a bordo del Sample Retrieval Lander, y permanecerán a bordo hasta que se hayan cargado con muestras y se hayan preparado para el lanzamiento.

Dicha nave viajará hasta Marte en un vuelo que debería durar unos dos años. Estará un año dentro de la superficie marciana y regresará en el inicio de la década del 2030.

Una vez que se ejecute esta última parte de la misión, será la primera vez en la historia de la humanidad en la que se hace despegar un cohete desde otro planeta.

El propulsor está OK

No fue fácil, ya que la parte de que el propulsor encienda y funcione es lo más sencillo. El verdadero reto de esta prueba fue recrear las condiciones similares a Marte, para que la máquina ejecute sus funciones en el ambiente en el que va a actuar.

Según reseña Gizmodo, la NASA desarrolló las pruebas “en el interior de una cámara de vacío a bajas temperaturas que simula las condiciones de despegue a las que se enfrentará cuando tenga que subir a órbita desde Marte”.

“Esta prueba demuestra que nuestra nación tiene la capacidad de desarrollar un vehículo de lanzamiento que puede ser lo suficientemente liviano como para llegar a Marte, y a la vez lo suficientemente robusto como para poner en órbita un conjunto de muestras y traerlas de vuelta a la Tierra”, dijo Benjamin Davis, quien ejerce las funciones de gerente de propulsión MAV del Marshall Space Flight Center.

Tags

Lo Último


Te recomendamos