Internet

Este videojuego fue pagado por Nintendo, pero iba a ser lanzando en PlayStation

Era un juego de estrategia en tiempo real que prometía “revolucionar” la industria.

PlayStation 1

La historia entre Sony y Nintendo ha sido conocida por sus tensiones, especialmente durante la era de la primera PlayStation en la década de 1990. Sin embargo, en esa época, Nintendo estuvo a punto de financiar un juego para la PlayStation, sin saberlo.

A finales de los 90, tras el lanzamiento de la Nintendo 64, la relación entre Nintendo y las principales desarrolladoras de terceros estaba tensa, ya que estas se mostraban renuentes a llevar sus franquicias más exitosas a la nueva consola.

En respuesta a esta situación, Nintendo fundó la empresa Marigul Management junto a Recruit, con el objetivo de proporcionar financiamiento a pequeños estudios para impulsar ideas innovadoras y logros técnicos en sus juegos, contribuyendo así al catálogo de la Nintendo 64 sin depender tanto de las terceras compañías.

Recomendados

Marigul, cuyo nombre es un juego de palabras entre Mario y Seegul (las mascotas de Nintendo y Recruit respectivamente), buscaba cerrar el año con beneficios y explorar negocios más allá de las empresas matrices.

Fue entonces cuando se encontraron con Aquamarine, un estudio que había desarrollado dos juegos para Game Boy Advance y que estaba listo para dar el salto a las consolas de mayor envergadura con un juego para la PlayStation.

Aquello que captó la atención de Marigul fue un impresionante logro técnico en forma de un juego de estrategia en tiempo real (RTS) capaz de mostrar 3,000 unidades en pantalla en espectaculares batallas de ciencia ficción.

Así, una empresa respaldada por Nintendo terminó financiando un juego que inicialmente estaba destinado a la consola de Sony.

Sin embargo, a pesar de la financiación, Aquamarine ya enfrentaba problemas antes de recibir el respaldo de Marigul, y el proyecto quedó sin terminar. Aunque hubo algunos intentos y acuerdos con distribuidoras externas, Marigul continuó enfocándose en financiar juegos para Nintendo hasta su cierre en 2003.

La historia destaca cómo las complejas dinámicas y los giros empresariales a veces llevan a situaciones inesperadas en la industria del videojuego.

Tags

Lo Último


Te recomendamos