Internet

Encuentran un “camino de baldosas amarillas” en el fondo del Pacífico

El descubrimiento fue hecho por un buque de exploración.

submarinos Liliʻuokalani Ridge

Un buque de exploración Nautilus que inspecciona la cresta Liliʻuokalani dentro del Monumento Nacional Marino Papahānaumokuākea, hizo un hallazgo asombroso: encontró un antiguo lecho de lago desecado que parece ser una “carretera de baldosas amarillas”.

Un grupo de biólogos marinos que se encuentran a bordo del Buque de Exploración (E/V) Nautilus ha hecho un descubierto interesante.

Una expedición a una cresta submarina cerca de Hawái a cargo de un equipo de biólogos marinos a bordo del Buque de Exploración (E/V) Nautilus ha dado con el descubrimiento de un antiguo lecho de lago desecado que parece una “carretera de baldosas amarillas”.

Uno de los científicos comentó “¿La carretera de baldosas amarillas?”, haciendo referencia a El mago de Oz en un vídeo de YouTube. Además, otros integrantes del grupo de biólogos comentaron que las rocas, en la cresta Liliʻuokalani dentro del Monumento Nacional Marino Papahānaumokuākea (PMNM), recuerdan a un mundo ficticio muy diferente: “Es el camino a la Atlántida”, dijo otro de ellos.

[Un saltamontes exclusivo de una región de Brasil sorprende por su aspecto que lo hace parecer de “otro planeta”]

Las rocas amarillas

Las mencionadas están divididas en ángulos de 90 grados, formando una estrecha franja que parecen haber sido talladas por el hombre. A pesar de eso, la calzada es el resultado natural de una antigua actividad volcánica qu se encontraba a Miles de metros bajo la superficie del agua, según los investigadores, reseñan medios internacionales.

[Jony Ive ex jefe de diseño de Apple es fichado por Ferrari]

“Las singulares fracturas de 90 grados están probablemente relacionadas con la tensión de calentamiento y enfriamiento de las múltiples erupciones en este margen horneado”, es el texto que se puede ver en la descripción del vídeo de YouTube.

Aunque el camino hallado no lleve a la Atlántida  y que tampoco sea el “camino de baldosas amarillas” de El mago de Oz, el buque Nautilus recordé a lugares asombrosos del planeta que nadie conocía.

Tags

Lo Último


Te recomendamos