Espacio

La NASA logra descifrar el misterio del Monstruo Verde alojado en el centro de una estrella muerta

Una estructura, hasta ahora inexplicable para los científicos, cobra todo el sentido astronómico.

Uno de los grandes misterios que atormentaba el pensamiento de científicos de la NASA, era una extraña estructura inusual en el medio de una supernova (estrella en explosión) muy conocida por la investigación espacial.

Le llaman Monstruo Verde y está ubicada en una supernova a 340 años luz de la Tierra. Para poder encontrar los detalles de los elementos que allí se desarrollan, los expertos tuvieron que combinar datos de dos de los mejores observatorios espaciales que tiene la NASA.

Cruzando información obtenida por el Observatorio de rayos X, Chandra, y el Telescopio Espacial James Webb, los científicos de la NASA encuentran que una estrella en explosión chocó con elementos químicos para crear este Monstruo Verde.

Situado en los albores del remanente de supernova llamado Cassiopeia A, este fenómeno llama la atención por su estructura inusual para ser una estrella que colapsó. La formación y los elementos que allí se posan son realmente extraños para lo que dicen las teorías.

La nueva imagen compuesta contiene rayos X de Chandra (azul), datos infrarrojos de Webb (rojo, verde, azul) y datos ópticos del Hubble (rojo y blanco). Las partes exteriores de la imagen también incluyen datos infrarrojos del Telescopio Espacial Spitzer de la NASA (rojo, verde y azul). El contorno del Monstruo Verde se puede ver en la segunda imagen del carrusel.

Los datos de Chandra revelan gas caliente, principalmente procedente de restos de supernova de la estrella destruida, incluidos elementos como el silicio y el hierro, indica la NASA en un comunicado.

Imagen de Chandra de Casiopea A, etiquetada. Crédito: NASA/CXC/SAO

De acuerdo con lo que se aprecia en la imagen, la parte externa de la supernova, registra como la onda en expansión golpea el gas circundante que fue expulsado por la estrella antes de la explosión.

Los rayos X son producidos por electrones energéticos que giran en espiral alrededor de las líneas del campo magnético en la onda expansiva.

Estos electrones se iluminan como arcos delgados en las regiones exteriores de Cas A y en partes del interior. Webb destaca la emisión infrarroja del polvo que se calienta porque está incrustado en el gas caliente visto por Chandra, y de restos de supernova mucho más fríos. Los datos del Hubble muestran estrellas en el campo.

Un análisis detallado realizado por los investigadores encontró que los filamentos en la parte exterior de Cas A, de la onda expansiva, coincidían estrechamente con las propiedades de rayos X del Monstruo Verde, incluyendo menos hierro y silicio que en los restos de la supernova.

Tags

Lo Último


Te recomendamos