Espacio

¿Sacrilegio espacial? La acusación de la Tribu Navajo contra la NASA por enviar cenizas humanas a la Luna

Si bien se les prometió ser consultados, se trata de una misión comercial que continuará pese a los reclamos.

Tribu Navajo - Arizona

Recientemente, la tribu Navajo de Estados Unidos expresó su preocupación ante la NASA por la próxima misión lunar Peregrine 1 (TO2-AB), debido a la inclusión de un curioso elemento en la carga del cohete.

Esta misión marcará el regreso de EE. UU. a la Luna después de décadas, pero existe un detalle en esa misión que está molestando a la tribu.

Y es que las compañías Celestis y Elysium Space planean enviar restos humanos al espacio, una práctica que ya había sido criticada en los 90′ cuando la NASA envió las cenizas del científico Eugene Shoemaker a la Luna.

El reclamo de la tribu Navajo

Buu Nygren, presidente de la Nación Navajo, presentó una queja formal a la NASA, recordando un acuerdo previo con la tribu y citando un documento firmado por la administración Biden en 2021 que promete consultarles en asuntos relevantes.

Ahí, Nygren subrayó que la Luna es un espacio sagrado para muchas culturas indígenas, incluida la suya, por lo que consideran que depositar restos humanos allí es una profanación.

¿Qué respondió la NASA y Celestis?

Por su parte, la NASA respondió que las cargas son parte de una misión comercial privada y que, por tanto, no pueden influir en la decisión final.

Esto quiere decir que si bien algunas cargas pueden causar preocupación en ciertas comunidades, si se trata de misiones comerciales y no gubernamentales, el organismo no puede hacer nada.

El proceso regulatorio que aprueba las misiones espaciales no considera el cumplimiento de los principios de ninguna religión en el proceso por razones obvias. Ninguna religión individual puede o debe dictar si una misión espacial debe aprobarse”, dijo al respecto Charles Chafer, director ejecutivo y cofundador de Celestis, según recoge Space.

Y sentenció: “Nadie, ni ninguna religión, es dueño de la luna y, si se tuvieran en cuenta las creencias de la multitud de religiones del mundo, es muy probable que nunca se aprobara ninguna misión. Simplemente, no permitimos ni nunca hemos permitido que las creencias religiosas dicten los esfuerzos espaciales de la humanidad; no existe ni debería haber una prueba religiosa”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos