Espacio

Aún estás a tiempo: Andrómeda se puede ver a simple vista y aquí te explicamos cómo

Es mucho más fácil si te encuentras en el hemisferio sur, aunque desde el norte no es imposible.

Esta semana, los fanáticos de la astronomía y quienes están constantemente mirando al cielo tienen una oportunidad única de admirar la galaxia Andrómeda.

La vecina más cercana de la Vía Láctea, ubicada a 2.5 millones de años luz de distancia, está presente en todo su esplendor desde ambos hemisferios, ofreciendo un espectáculo celeste que rara vez se aprecia a simple vista.

¿Cómo ver Andrómeda?

En países que están en primavera, como Chile o Argentina, existe el escenario perfecto para observar a Andrómeda.

Recomendados

Esta gigantesca galaxia, aún más extensa que la Vía Láctea, se vuelve visible al ojo gracias a cielos oscuros y, sobre todo, si hay una luna menguante.

Para localizarla, siempre es recomendable aprovechar aplicaciones como Starwalk 2 o Sky Tonight con el fin de facilitar su identificación. Más aún si no posees conocimientos al respecto.

En Chile, por ejemplo, según informa el medio Biobío, basta con dirigir la mirada a unos 30 grados sobre el horizonte norte, justo debajo de la constelación de Piscis.

Sin embargo, el tiempo para disfrutar de esta vista privilegiada es limitado, ya que la luminosidad de la Luna puede dificultar la observación a medida que avanza la noche.

En países del hemisferio norte como México, dado que es en otoño, se puede ver este fenómeno del 5 al 8 de diciembre aproximadamente, días en los que se auguran condiciones climáticas ideales para admirar Andrómeda.

Para encontrarla, se sugiere localizar el Gran Cuadrado de Pegaso en el cielo, apuntar los binoculares hacia Alpheratz y seguir la mirada al este hasta identificar la estrella Mirach en la constelación Andrómeda, continuando en esa dirección hasta dar con la nube difusa que revela la majestuosidad de la galaxia hermana.

Por supuesto, luego de encontrar dónde mirar, se recomienda apagar dispositivos electrónicos para permitir que los ojos se adapten a la oscuridad.

Es ideal si te encuentras en una zona completamente oscura y sin luna, así podrás disfrutar plenamente de este fenómeno astronómico que nos conecta con la inmensidad del universo.

Tags

Lo Último


Te recomendamos