Espacio

OSIRIS-REx regresa con las muestras de Bennu tras siete años en el espacio: La NASA explica cuándo y cómo será el aterrizaje

Se cumplen exactamente siete años de su lanzamiento. La NASA espera en los próximos días recibir finalmente las muestras de Bennu.

Sonda NASA
Sonda NASA

Un 8 de septiembre del 2016 la NASA lanzó la sonda espacial OSIRIS-REx. Esta nave fue la primera en viajar directamente hacia un asteroide, aterrizar, tomar muestras y regresar a su destino de origen: la Tierra. Siete años después, la agencia espacial norteamericana espera completar el 100% de una de sus misiones más ambiciosas.

PUBLICIDAD

OSIRIS-REx llegó al asteroide Bennu en diciembre del 2018, y tras dos años de análisis, aterrizó en la roca en octubre del 2020. Esperó unos meses en la superficie y en enero del 2021 partió de nuevo hacia la Tierra.

Lleva dos largos años de viaje y ya se encuentra en las zonas cercanas a nuestro planeta, ya que los encargados de la misión esperan que el 24 de este mismo mes de septiembre. La NASA dice a través de un comunicado en su sitio oficial, que la cápsula con los restos caerá en una zona desértica, sin especificar el lugar, suponemos que por seguridad. Pero el proceso será el domingo 24 de septiembre en la mañana.

Cuando se acerque a la Tierra, la nave espacial OSIRIS-REx no disminuirá la velocidad mientras deja caer la muestra. En cambio, cuando alcance 102.000 kilómetros sobre la superficie del mundo, un mensaje de los operadores en tierra activará la liberación de la cápsula, que será enviada girando hacia la atmósfera. Veinte minutos después del descenso, la nave espacial encenderá sus propulsores para desviarse más allá de la Tierra hacia el asteroide Apophis, donde continuará investigando nuestro sistema solar con un nuevo nombre: OSIRIS-APEX (OSIRIS-Apophis Explorer), dijo la NASA en su portal.

Por un momento, la cápsula que lleva las muestras se transformará en una bola de fuego, producto de la presión atmosférica. Un escudo térmico ayudará a regular la temperatura dentro del aparato, manteniendo las rocas seguras a una temperatura similar a la de la superficie de Bennu.

Un paracaídas diseñado para proporcionar una transición estable a velocidades subsónicas se desplegará primero, aproximadamente 2 minutos después de que la cápsula entre en la atmósfera. Seis minutos más tarde, aproximadamente a 1,6 kilómetros sobre el desierto, se desplegará el paracaídas principal, transportando la cápsula el resto del camino hasta un área de 58 kilómetros por 14 kilómetros en el campo militar. En el momento del aterrizaje, la cápsula habrá disminuido su velocidad a aproximadamente 18 k/ph.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último