NASA: OSIRIS-REx detalló un comportamiento nunca antes visto en el asteroide Bennu

NASA: OSIRIS-REx detalló un comportamiento nunca antes visto en el asteroide Bennu

La sonda espacial de la NASA se prepara para, el próximo mes, realizar la misión Touch & Go con la que colectarán muestras de Bennu.

El pasado martes 8 de septiembre se cumplieron cuatro años del lanzamiento de la misión OSIRIS-REx. Esta es una sonda espacial que viajó a través del universo con la misión de recolectar muestras de un asteroide espacial. Se trata de Bennu, roca estelar que fue descubierta en septiembre del año 99. Durante su recorrido tendrá acercamiento a tres importantes cuerpos de nuestro sistema solar. Uno de ellos es Sol, después estará cerca de Marte y finalmente estará cercano a la órbita de la Tierra.

La misión de OSIRIS- REx de la NASA es tomar las muestras y volver sano y salvo a nuestro planeta. Sin embargo también ha sido capaz de observar el comportamiento de la roca, durante su acercamiento. Durante los últimos meses la sonda ha estado más cerca que nunca. Entonces como se prepara para completar la misión ha visto al asteroide en acción.

Reseña el portal oficial de la agencia espacial que Bennu tiene un comportamiento común. Asimismo cumple con ciertos horarios diariamente lo que hace que los científicos identifiquen este fenómeno como un ciclo. Bennu arroja material de su cuerpo de manera regular, escribieron en una nota.

Bennu

El comportamiento que la NASA ha visto en Bennu

De esta forma comienzan a realizar un relato de lo que han notado en estos últimos meses de cercanía. "Las partículas que huyen son el comienzo de muchas revelaciones. Las mismas incluyen desde su campo gravitacional hasta su composición interior. El carisma de Bennu continúa desarrollándose para el equipo", escribieron.

Los científicos a cargo de esta misión notaron la eyección de partículas de Bennu gracias al cálculo de su trayectoria. La primera vez que notaron esta acción fue en el 2019, justo después que el OSIRIS de la NASA llegara a la órbita del asteroide. La línea que la roca traza en su camino se calcula por la posición de las estrellas. Entonces a través de la cámara notaron una serie de puntos inusuales a su alrededor, que en un principio se pensó que eran estrellas.

En el momento en el que la mirada detallada y minuciosa de los expertos se agudizó notaron lo que en realidad pasaba. La roca espacial expulsa una serie de partículas periódicamente. "Pensamos que la superficie cubierta de rocas de Bennu era el descubrimiento del comodín en el asteroide. Pero estos eventos de partículas definitivamente nos sorprendieron", dijo Dante Lauretta, investigador principal de OSIRIS-REx.