Espacio

Investigación científica encuentra el verdadero origen del sonido de las auroras boreales

Por décadas se ha escuchado un sonido en las auroras boreales. Sin embargo, algunos estudios habían desestimado la veracidad de este hecho.

Quienes han tenido la fortuna de visitar las regiones más cercanas a los polos de la Tierra, en donde ocurren las auroras boreales, han disfrutado de uno de los espectáculos visuales más impresionantes que tiene nuestro planeta.

Estas mismas personas aseguran que las auroras boreales tienen un sonido. Algunos científicos acudieron a este llamado para conocer el fenómeno y, en su momento, desecharon esta posibilidad.

Sin embargo, el sonido seguía estando presente en estas regiones septentrionales de la Tierra. Lugareños, científicos, investigadores y hasta turistas sienten la vibración, en ocasiones hasta imperceptibles en primer contacto.

Recomendados

Pero, con el paso de las horas se siente como una “cascada a lo lejos”, especifican los que han sido testigos.

Hasta que una agrupación de científicos de la Universidad Aalto, con sede en Finlandia, encontró el origen del sonido y confirman que, precisamente, viene de las maravillosas luces de las zonas polares de la Tierra.

El origen del sonido de las auroras boreales

¿Qué nos dice la teoría? De acuerdo con una reseña de la BBC Mundo, “La aurora boreal se produce cuando las partículas cargadas por el Sol chocan contra la atmósfera de la Tierra y nuestro campo magnético las dirige hacia los polos. Por eso se habla de aurora boreal para el Polo Norte y de austral para el Sur”.

Con este elemento en consideración, los científicos de la casa de estudios finlandesa afirman que el sonido de las auroras boreales viene de la sensibilidad en el campo magnético de la Tierra.

No solo eso, sino que además crearon un modelo que logra predecir, con 90% de efectividad, cuando va a ocurrir el sonido.

“Usando los datos geomagnéticos, que se midieron de forma independiente, es posible predecir cuándo ocurrirán los sonidos de las auroras en mis grabaciones con un 90 % de precisión”, dice un comunicado de la universidad, según reseña National Geographic.

En pocas palabras el choque de los vientos solares con el campo magnético, además de provocar el espectáculo de luces, también genera el sonido.

Tags

Lo Último


Te recomendamos