Espacio

Hubble de la NASA capta el primer caso de “canibalismo cósmico”: una estrella que destruye su propio sistema planetario

La NASA informa que captar este fenómeno es positivo por dos cosas: predice lo que ocurrirá con nuestro Sol y ayuda conocer los compuestos de los exoplanetas.

Estrella enana blanca (NASA)

PUBLICIDAD

Astrónomos y científicos de la NASA utilizaron datos del Telescopio Espacial Hubble para captar por primera vez en la historia un caso de “canibalismo cósmico”; una estrella que consume material de sus propios planetas y así destruye poco a poco su sistema solar.

PUBLICIDAD

El simple hecho de lograr captar este fenómeno es simplemente sorprendente y para destacar. Pero la NASA informa que dicho hallazgo es funcional por dos características en específico.

La estrella en cuestión es una enana blanca. Y según los datos del Hubble está consumiendo material rocoso-metálico y helado; los ingredientes principales de los planetas. Entonces, gracias a esto, podrían estar encaminados a confirmar una de las teorías de la evolución planetaria.

Faltan por confirmar algunos datos, pero ya sugieren que algo similar a lo que captaron en esta estrella enana blanca es lo que podría ocurrir con nuestro Sol y el sistema planetario del que formamos parte, dentro de 5 mil millones de años.

Mientras que lo segundo importante de este hallazgo con datos del Hubble de la NASA, es que el material que está consumiendo, detectado en la atmósfera de la enana blanca, ayuda a conocer la composición de los planetas que la rodean.

La NASA explica que una enana blanca es lo que queda de una estrella como nuestro Sol después de que se despoja de sus capas exteriores y deja de quemar combustible a través de la fusión nuclear.

“Nunca hemos visto estos dos tipos de objetos acumularse en una enana blanca al mismo tiempo. Al estudiar estas enanas blancas, esperamos obtener una mejor comprensión de los sistemas planetarios que aún están intactos”, dijo Ted Johnson, científico graduado de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

PUBLICIDAD

Composición de los exoplanetas

Desde que se descubrió el primer exoplaneta, las mismas herramientas de búsqueda han logrado detectar aproximadamente unos 5.000 mundos fuera de nuestro sistema solar. Y a pesar de este elevado número, del único que sabemos la composición interna es del nuestro.

Entonces este “canibalismo cósmico” de las enanas blancas brindan una oportunidad única para desarmar planetas y ver de qué estaban hechos cuando se formaron por primera vez alrededor de la estrella.

El equipo que dirigió el profesor Johnson registró en sus mediciones la presencia de nitrógeno, oxígeno, magnesio, silicio y hierro. Asimismo detectaron hierro en abundancia y creen que esta es la evidencia de núcleos metálicos de planetas terrestres, como la Tierra, Venus, Marte y Mercurio.

Inesperadamente también midieron altos niveles de nitrógeno que los llevaron a concluir la presencia de cuerpos helados

“Lo que mejor se ajustaba a nuestros datos era una mezcla de casi dos a uno de material similar a Mercurio y material similar a un cometa, que está formado por hielo y polvo. El hierro metálico y el hielo de nitrógeno sugieren cada uno condiciones muy diferentes de formación planetaria. No se conoce ningún objeto del sistema solar con tanto de ambos”, detalló el profesor Johnson.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último