Entretenimiento

¿Cuáles son los elementos mágicos que más recordamos en la historia de Dragon Ball?

El báculo sagrado, las semillas del ermitaño y una gran cantidad de elementos mágicos forman parte de las aventuras de Dragon Ball.

Dragon Ball es una historia en la que las artes marciales, la habilidad y el poder son el foco principal de las aventuras de Goku y el resto de los Guerreros Z.

Sin embargo, durante cada uno de los arcos aparecen ciertos elementos mágicos que ayudan a recuperar la paz mundial y universal, si nos trasladamos hacia las historias de Dragon Ball Super.

Es por esto que hoy recordamos esos elementos que en su momento fueron fundamentales para que los héroes creados por Akira Toriyama salieran de un enredo al que no se le veía escape alguno.

Haciendo una revisión por encima nos acordamos de las cuestiones más obvias. En ellas encontramos a las mismas Esferas del Dragón, la nube voladora, el báculo sagrado que Goku usó de pequeño y las siempre necesarias semillas del ermitaño.

Pero la realidad es que hay un montón de objetos mágicos que a continuación vamos a recordar.

Elementos mágicos en Dragon Ball

Iniciemos por las Esferas del Dragón que ya todos conocemos. Son siete en total y al reunirlas aparece Shenlong dispuesto a cumplir uno o tres deseos, dependiendo del Dios namekiano y el planeta donde hayan sido creadas.

La nube voladora es otro de los elementos mágicos importantes. Goku la utilizó mucho de pequeño, cortesía del Maestro Roshi; después nos enteramos que quien las guarda en su templo es el maestro Karin. Para subirte debes ser de corazón puro y tener buenas intenciones, de lo contrario te caerías, como si fuera una nube de viento normal en el cielo.

El báculo sagrado fue un arma mágica muy importante para el desarrollo de Goku como peleador. Sirvió para esquivar ataques, alcanzar enemigos y para golpear. Antes se pensaba que creía infinitamente, pero años después se aclaró que solo llega a 384.400 kilómetros.

¿Qué sería de nuestros héroes sin las semillas del ermitaño? Algunos podrán decir que no hay magia en ellas. Pero la traducción en España las menciona como semillas mágicas despejando cualquier debate al respecto. Uno de estos granos cura cualquier herida o golpe, sin importar el daño. No es capaz de sanar enfermedades.

En una época en la que no existían tantos medios audiovisuales hubo un elemento básico para ver las batallas: la bola de cristal de Uranai Baba. Este objeto sirve para ver el pasado, el futuro y para localizar cualquier cosa en el mundo.

La ropa pesada con la que entrenan los guerreros son prendas normales como cualquier otra con una técnica o conjuro que les da el peso suficiente como para que un peleador entrene.

Bien al estilo de la cultura árabe, en Dragon Ball hay una alfombra mágica. En este medio de transporte se traslada el gran Mr. Popo.

Agua ultra sagrada y malvada. En el arco de Garlic Jr supimos de la existencia de estos dos líquidos que te puede convertir en un demonio o romper ese mismo hechizo, dependiendo de la que se use.

Después hay ciertos artículos mágicos que no llegaron a tener tanto peso en la historia como el recipiente de Bibidi para recoger el poder, los aros pothala de los Supremos Kaioshin y el árbol del mundo, que solo aparece en una película.

Tags

Lo Último


Te recomendamos