Ciencia

El enigma del científico que desapareció tras descubrir la antimateria: ¿Qué pasó con Ettore Majorana?

Hasta hoy existen más dudas que certezas respecto a este caso.

Ettore Majorana / WIKIMEDIA COMMONS

La historia de Ettore Majorana, el físico cuyo destino sigue siendo un enigma, es tan fascinante como misteriosa.

En 1938, este científico dejó una serie de mensajes crípticos antes de desvanecerse sin dejar rastro.

Su desaparición generó numerosas teorías: desde un posible suicidio agobiado por el potencial destructivo de sus descubrimientos, hasta rumores de que vivió en secreto como mendigo o monje.

Ettore Majorana: El genio desaparecido

Nacido en 1905 en Sicilia, Ettore Majorana era parte de una familia acomodada y mostró desde joven su talento para las matemáticas.

Su camino lo llevó a estudiar física en Roma, bajo la tutela de Enrico Fermi, otro renombrado científico.

Majorana se destacó en el estudio de la física nuclear y de partículas, y es conocido por su teoría sobre la existencia de los neutrones y por la partícula que lleva su nombre, que es capaz de autodestruirse ya que es a la vez materia y antimateria.

No obstante, en marzo de 1938, Majorana retiró una gran suma de dinero, compró un billete a Nápoles y envió varios mensajes desconcertantes para luego no ser visto nunca más.

Una enigmática desaparición

Uno de los mensajes, dirigido a Carrelli, director del Instituto de Física de la Universidad de Nápoles, indicaba una decisión “inevitable” y una desaparición inminente.

“He tomado una decisión inevitable. No hay en ella egoísmo. Pero sé que mi inesperada desaparición será un inconveniente para usted y los estudiantes. Le pido que me perdone, más que nada por haber puesto de lado la confianza, sincera amistad y generosidad que me mostró”, se podría leer en la misiva.

Otra carta, encontrada en su habitación de hotel, pedía a sus seres queridos no vestir de luto por más de tres días.

Por supuesto, las teorías sobre su desaparición son variadas. Algunos creen que Majorana se suicidó, preocupado por las implicaciones de su trabajo en el desarrollo de armas nucleares.

Otros sugieren que pudo haber huido a América del Sur o vivido en reclusión en un monasterio italiano. También hay quienes creen que se convirtió en un vagabundo.

Un misterio que continúa hasta nuestros días

Lo cierto es que la búsqueda de respuestas a su desaparición y el estudio de la cuasipartícula de Majorana continúan hasta hoy.

Algunos investigadores, como Francesco Guerra y Nadia Robotti, han propuesto teorías basadas en nuevas pruebas, incluyendo cartas y documentos que podrían arrojar luz sobre este misterio, según comparte ABC.

La curiosa conexión entre la enigmática vida de Majorana y la elusiva partícula que lleva su nombre sigue intrigando a la comunidad científica y es un recordatorio de que, a veces, la vida de un científico puede ser incluso más fascinante que los fenómenos que estudian.

Tags

Lo Último


Te recomendamos