Ciencia

Cannabis sintético Spice produce peores síntomas por abstinencia, revela estudio

La alternativa a la marihuana genera mal humor, problemas para dormir e irritabilidad.

Una investigación reciente reveló que dejar el hábito de Spice es aún más difícil que dejar el cannabis.

Spice, la droga sintética conocida también como “K2”, presentada como la alternativa legal del cannabis y que imita sus mismos efectos, está generando problemas que en su surgimiento no fueron detallados.

Una investigación reciente reveló que dejar el hábito de Spice es aún más difícil que dejar la marihuana.

Muchos estudios venían determinando que la K2 tiene efectos diferentes y más peligrosos en comparación con el cannabis, que ahora es legal en muchos estados y países del mundo.

Según el estudio de la Universidad de Bath, Reino Unido, citado en Slash Gear, más de la mitad de las personas que consumen Spice experimentan peores síntomas de abstinencia en comparación con las que dejan de consumir marihuana.

El 67% de los voluntarios del estudio informaron haber experimentado tres o más síntomas de abstinencia por la K2, entre ellos, mal humor, problemas para dormir e irritabilidad.

El problema del Spice: las recetas

La naturaleza del Spice es riesgosa debido a que, a diferencia del cannabis, nadie sabe exactamente qué contiene la droga sintética, por lo que en algunas regiones está empezando a ser catalogada como ilegal.

La receta de la K2 puede variar, dependiendo de la marca, por lo que potencialmente puede incluir compuestos peligrosos y nocivos para la salud.

En la investigación, los especialistas destacaron que los síntomas de abstinencia de Spice son “significativamente” peores que los de la marihuana. Los malestares aparecen cuando alguien deja de consumir la K2 de forma repentina luego de consumirla diariamente por un periodo de tiempo largo.

Lo anterior va de la mano con el hecho de que el cuerpo va tolerando el Spice a medida que pasa el tiempo y lo consumen de forma regular más rápido que con la hierba, lo que lleva a dosis más altas de la droga sintética por parte de los consumidores habituales.

San Craft, el autor principal del estudio que representó a la Universidad de Bath, explicó tras la investigación: “Aunque originalmente se produjo como una alternativa legal al cannabis, nuestros hallazgos muestran que Spice es una droga mucho más dañina y es probable que las personas que intentan dejar de fumar experimenten una variedad de síntomas graves de abstinencia”.

Por lo tanto, es importante que se haga un mayor esfuerzo para garantizar que Spice no se use como sustituto del cannabis o de cualquier otra droga, y las personas que experimentan problemas con Spice deben recibir tratamiento especializado”, concluyó el investigador.

Tags

Lo Último

Te recomendamos