Espacio

El impresionante elemento estelar en el universo que los científicos esperan detectar con el telescopio espacial James Webb

Se acerca el inicio de una nueva era en la exploración de las regiones profundas del universo.

El telescopio espacial James Webb ya comienza a calentar sus motores para su extenso trabajo fuera de nuestra atmósfera. El impresionante aparato que servirá como observatorio sustituirá al Hubble, que por estos días ha registrado algunas fallas, pero sigue funcionando. Sin embargo, el nuevo juguete de la NASA llegará para mirar hacia regiones más profundas donde ningún otro dispositivo ha llegado.

El telescopio espacial Hubble ha sido efectivo y funcional en sus décadas de exploración espacial. Pero como todo en la tecnología, ya hay un aparato mejor. El James Webb, en principio tiene menos masa lo que lo hace más ligero. No obstante, cuenta con un lente mucho más amplio para llegar a las galaxias distantes, reseña Slash Gear.

James Webb está destinado a mirar a hacia las galaxias lejanas y así descubrir algunos secretos de la evolución del universo, desde su creación. Para llegar a estos sitios tiene un espejo seis veces más grande que el de Hubble.

Explican en el portal citado que donde Hubble llega a través del infrarrojo, James Webb llegará con lo mismo, pero añadirá luz visible naranja y roja, y la región del infrarrojo medio.

¿Qué secretos busca descubrir James Webb?

Con esta asombrosa combinación de herramientas, los científicos esperan descubrir las llamadas estrellas oscuras. Explican los expertos que las características de estos cuerpos estelares son muy altos en su corrimiento al rojo. Entonces, esto hace que los instrumentos de Hubble las logren distinguir.

Señala el portal citado que las llamadas estrellas oscuras pudieron haberse formado en las galaxias tempranas del universo. Asimismo, los cálculos que se han realizado con otras herramientas de medición, indican que ocupan una importante proporción del universo. Sin embargo, han sido imposibles de detectar con lo que se tiene a mano en la actualidad. Por supuesto que esto será hasta la llegada del James Webb, claro está.

Las primeras misiones del telescopio

Las diferentes agencias espaciales detrás del Telescopio Espacial James Webb comienzan a ingresar en la zona de las ansias y la expectativa. Restan solo unos meses para que el observatorio orbital, que sustituirá al Hubble, sea lanzado. Por lo tanto, a través de comunicados en sus portales, detallan las primeras investigaciones que impulsarán. De esta manera salieron al relucir los cuásares, hacia donde el telescopio mirará para descubrir algunos misterios del universo temprano.

Las masas de estas regiones pueden superar millones o miles de millones de veces a la masa del Sol. Estas zonas interestelares, además de ser realmente distantes, son muy brillantes y activas.

Entonces, debido a que se ubican en las zonas centrales de las galaxias distantes, atrae la atención de los científicos que ahora tendrán un aparato magnífico para conocer mucho más sobre los cuásares.

Los científicos que han estudiado y teorizado sobre estos espectáculos universales dicen que se alimentan de la materia que cae y desatan fantásticos torrentes de radiación. Se ubican entre los objetos más brillantes del universo. Dicen que la luz de un cuásar eclipsa a la de todas las estrellas de su galaxia anfitriona combinadas; este comportamiento y sus chorros y vientos terminan dándole forma a la galaxia en la que reside.

Tags

Lo Último


Te recomendamos