logo
 /
Espacio 09/06/2021

Repentina e inmensa erupción solar podría ayudar a predecir estos misteriosos eventos de nuestra estrella masiva

Resaltan científicos de la NASA que esta erupción solar reunió tres eventos que siempre habían registrado por separado.

Cualquier comportamiento que tenga el Sol repercute en cada uno de los cuerpos rocosos de nuestro sistema. Se trata de nuestra estrella masiva. Por lo tanto, es necesario comprenderla para conocer en qué puede afectar en nuestro clima. Pero además, es necesario saber cada cuánto ocurre una erupción solar, ya que, de esta manera, se podrá planificar una misión tripulada de largo alcance, sin que esto ponga en peligro la vida de los astronautas.

Es por esto, y por otras razones mucho más profundas, que los científicos quieren entender el comportamiento de nuestra estrella masiva. Y con la reciente erupción solar captada (2016), los astrónomos de la NASA, expresan que están mucho más cerca de conocer cada cuánto ocurren o quizás estudiar su comportamiento y saber cuándo va a ocurrir.

“En una erupción dramática de múltiples etapas, el Sol ha revelado nuevas pistas que podrían ayudar a los científicos a resolver el antiguo misterio de las causas de las poderosas e impredecibles erupciones de la estrella masiva”, dice la NASA en una nota que publica en su portal.

Lo importante es que los científicos descubran la física, es decir, los cálculos de estos eventos espaciales. En consecuencia, si los expertos logran poner las condiciones climáticas espaciales en una o varias ecuaciones, se da un paso gigantesco en el eterno intento de comprensión del universo.

Una erupción solar de tres tipos

La explosión que recientemente registraron los astrónomos de la NASA, contenía componentes de tres tipos diferentes de erupciones solares. Algo muy extraño que expresan desde la agencia espacial, es que estas generalmente ocurren por separado. Entonces, es la primera vez que se informa de un evento que las reúne todas. 

El simple hecho de tener los tres tipos de erupciones juntos en un evento proporciona a los científicos algo que llaman Piedra Rosetta solar. Llaman así al proceso de traducir lo que saben sobre cada tipo de erupción. En consecuencia, pueden comprender otros tipos y descubrir un “mecanismo subyacente” que podría explicar todos los tipos de erupciones solares, explicaron.

“Este evento es un eslabón perdido”, dice Emily Mason, autora principal del estudio. “Aquí podemos ver todos estos aspectos de diferentes tipos de erupciones en un pequeño y ordenado paquete. Esto nos informa el punto de que estas erupciones son causadas por el mismo mecanismo, pero a diferentes escalas”, añadió la científica solar en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.

Los tres tipos de erupciones solares

La NASA siempre tiene la firme intención de hacer que todos comprendamos los misterios que se esconden en el universo. Entonces, explican en su portal los tres tipos de erupciones solares, que siempre habían registrado por separado. Y que, por primera vez en la historia, recogen en una misma explosión.

En primer lugar, colocan dos: una eyección de masa coronal y los chorros. Estas son erupciones explosivas que arrojan energía y partículas al espacio, pero se ven muy diferentes. Los chorros se muestran como una especie de columnas estrechas de material solar. Mientras que las eyecciones forman enormes burbujas que se expanden.

Después, hay otro evento al que identifican como una erupción parcial. Estas “comienzan a salir de la superficie, pero no evocan suficiente energía para salir del Sol, por lo que la mayor parte del material vuelve a caer sobre la superficie solar”, explica la agencia espacial estadounidense.