Cohete Vega fracasa: se desvía de su trayectoria y se pierde el satélite Ingenio

Cohete Vega fracasa: se desvía de su trayectoria y se pierde el satélite Ingenio

A ocho minutos de su despegue el cohete Vega que haría historia para España terminó en un fracaso desafortunado perdiendo un par de satélites europeos.

Estos días de noviembre lucían destinados a marcar historia para la exploración espacial. Por un lado teníamos la misión tripulada Crew-1 de SpaceX y por el otro el cohete Vega de la Agencia Espacial Europea (ESA).

Así fue el histórico lanzamiento de SpaceX

Así fue el histórico lanzamiento de SpaceX

La misión Crew-1 es el primer lanzamiento luego de la exitosa experiencia del Demo-2, iniciado el pasado 30 de mayo.

 

La primera misión llevó con éxito a un grupo de astronautas a la Estación Espacial Internacional (ISS) y la segunda se supone pondría en órbita un par de satélites. Pero algo salió mal.

Cómo sucedió todo

Según reporta la ESA el cohete Vega registró "una anomalía" en su trayectoria a tan solo 8 minutos de su despegue, arrancando una sucesión de hechos que llevó al fracaso de la misión.

El cohete Vega, que transportaba el satélite español de observación terrestre Ingenio y el francés Taranis, salió del puerto espacial de Kurú, en la Guayana Francesa.

Pero la "anomalía", no explicada aún a profundidad, hizo que se desviara la trayectoria. Desechando así en un instante un proyecto de más de EUR €200 millones invertidos.

 

Mira a SpaceX hacer historia con la misión tripulada Crew-1

Mira a SpaceX hacer historia con la misión tripulada Crew-1

SpaceX da la confirmación final. Todo está listo para su misión tripulada Crew-1 donde llevará a cuatro astronautas al espacio. Sigue el streaming en vivo.

 

El plan original era desplegar el primer cohete a 52 minutos del inicio del vuelo a 670 kilómetros sobre la Tierra. Pero eso no fue posible.

Es necesario recolectar más datos para concluir qué fue lo que sucedió. Pero cabe destacar que el cohete Vega fue desarrollado originalmente por la ESA y la Agencia Espacial Italiana (ASI), teniendo su primer lanzamiento en 2012.

Así que su desempeño confiable era algo que todos consideraban un hecho.