Señal de radio FRB 121102 regresa 157 días después como se predijo

Señal de radio FRB 121102 regresa 157 días después como se predijo

La señal de radio FRB 121102 se robó todos los titulares en 2018 cuando todos creímos que era una intento de contacto extraterrestre.

¿Recuerdan a FRB 121102? esa extraña señal de radio que provenía el espacio exterior y que todos por un instante creímos que podía ser el intento de una civilización alienígena por hacer contacto.

Al final, descubrimos con pena y desconcierto que ese no era el caso (aparente), y que todas estas señales se originaban a 3 mil millones de años luz de la Tierra.

Origen de misteriosa señal de radio FRB 121102 no serían los aliens

Las Ráfagas Rápidas de Radio (FRB) nunca se repiten, excepto la FRB 121102. Por desgracia su origen no sería a causa de una raza extraterrestre.

Debido a la distancia ha resultado imposible saber con certeza de qué se trata con precisión, pero los científicos en su más reciente avance predijeron que la ola de señales podría volver a ser detectada nuevamente cada 157 días. Y justo eso acaba de suceder.

Esto es una caso bastante extraño, ya que estas ondas de radio por lo general son producto de un cataclismo galáctico serio. Lo que las vuelve impredecibles.

SETI detecta 72 nuevas señales de radio de FRB 121102

El misterio en torno a FRB 121102 comienza a tomar forma. Una un poco obvia y decepcionante.

Pero en contraste y contra todo pronóstico FRB 121102 se ha establecido en un patrón que ya a estas alturas puede ser calculado con precisión.

Un misterio por resolver

Durante 67 días, FRB 121102 se oscurece, se mantiene complemente silente, ausente en cualquier dispositivo que la busca.

Pero una vez cumplido ese plazo se activa de la nada y durante 90 días produce llamaradas FRB que duran sólo unos milisegundos para luego apagarse de nuevo.

El asunto aquí es que sigue sin conocerse con certeza qué es lo que las ocasiona todo como para que sucedan con tal grado de repetición tan precisa en su compás.

Esta ventana que se abre cada ciclo de 157 días busca ser aprovechada por la comunidad científica para comprender más el origen del fenómeno.

Pero a ese ritmo de intervalos pasará mucho tiempo antes de que encuentren alguna certeza.