Origen de misteriosa señal de radio FRB 121102 no serían los aliens

Origen de misteriosa señal de radio FRB 121102 no serían los aliens

Las Ráfagas Rápidas de Radio (FRB) nunca se repiten, excepto la FRB 121102. Por desgracia su origen no sería a causa de una raza extraterrestre.

Desde hace años los astrónomos tienen años investigando las señales de radio que provienen del espacio. Muchas veces sus investigaciones llevan a conclusiones penosas; pero ahora acaban de revelar el misterio en torno a FRB 121102. Tal vez el caso más extraño que se haya registrado en casi una década.

Las Fast Radio Burst (FRB) o Ráfagas Rápidas de Radio, son señales espaciales super potentes, capaces de generar tanta energía como la propia en 500 millones de soles; pero también son extremadamente cortas y breves; ya que se registran sólo por algunos milisegundos, en menos de lo que dura un parpadeo y jamás se repiten.

Excepto la señal FRB 121102, que desde su descubrimiento hace varios años se mantenía reapareciendo. Lo que llevó a la especulación de que podría tratarse de algún tipo de intento de contacto por una civilización más avanzada.

Pero ahora un grupo de investigadores de la Universidad de Toronto y el Instituto Holandés de Radio Astronomía (ASTRON) han dado con el origen de todo, y sus conclusiones no hablan de comunicación con razas extraterrestres.

Pero lo resuelto es también impresionante.

No son aliens, es más cataclísmico

En su nueva investigación, publicada en la edición más reciente de Nature, los científicos abordan el historial de FRB 121102; que desde su descubrimiento en el año 2012 ha generado más de 200 Ráfagas Rápidas de Radio.

Esta tendencia a repetirse les permitió rastrear su origen, para ubicar el hogar de este FRB a 3.000 millones de años luz de la Tierra. 121102 se encontraría  a la mitad de una región de formación de estrellas; dentro de una galaxia enana, y los locos fenómenos espaciales que le circundan serían la causa de esta repetición.

En concreto, las ondas de FRB 121102 poseen la cualidad de presentar altos niveles de torsión, algo a lo que se le denomina Rotación de Faraday; y la única situación en donde se muestran estas cualidades es en escenarios con fenómenos espaciales extremos simultáneos, como la formación de un agujero negro masivo y de una estrella de neutrones.

El vecindario de FRB 121102 cuenta con el entorno exacto para generar esas situaciones. Así que la conclusión del estudio es que las señales espaciales serían originadas por los efectos del remanente de una supernova, el agujero negro masivo y todo lo que sucede alrededor.

Nada de aliens. Mejor suerte para la próxima.