Dos décadas después lograron "remolcar" un satélite que estaba fuera de órbita

Dos décadas después lograron "remolcar" un satélite que estaba fuera de órbita

Es la primera vez en la historia que se logra esta hazaña. El satélite se encontraba fuera de órbita y no estaba en funcionamiento.

Una misión que comenzó hace aproximadamente seis meses al fin rindió sus frutos. El satélite Intelsat 901 fue puesto de nuevo en su órbita. El aparato había sido lanzado en el año 2001 y tenía una progresión de 18 años de vida útil. En abril del 2015 sufrió un movimiento causado por otro satélite y se había quedado sin combustible.

El 9 de octubre del 2019 Northrop Grumman lanzó al espacio el Mission Extension Vehicle (MEV-1). La intención era devolver a su órbita al Intelsat 901. Era una maniobra de alto riesgo, debido a que MEV-1 debía enganchar con el satélite a una velocidad de 11 mil km/h, aproximadamente. Además, después de lograr engancharlo debía trasladarlo a la ranura orbital a la que pertenece.

MEV-1 se encontró con Intelsat 901 el pasado 25 de febrero, extendió una mano mecánica y agarró la nave utilizando un motor propulsor líquido como punto de agarre para unir ambas aeronaves. Una vez que se logró la conexión entre ambos, tardó un poco más de mes y medio en remolcarlo al punto objetivo.

Intelsat

Utilidad de este satélite

En la ubicación estará por otros cinco años más ejerciendo sus funciones. Northrop Grumman, empresa responsable de la máquina, manifestó que Intelsat 901 sirve para dar cobertura a las telecomunicaciones en el océano Atlántico. Reseñó el portal Xataka, que durante los próximos cinco años se quedará acoplado a MEV-1. Después que cumpla su misión será liberado y el "remolcador", hará el mismo trabajo con otro satélite que lo necesite.