Coronavirus: ¿las vaporizaciones de ecualipto detienen el COVID-19?

Coronavirus: ¿las vaporizaciones de ecualipto detienen el COVID-19?

A través de las redes sociales se han difundido distintos remedios para la cura contra el coronavirus. En esta oportunidad aprovechamos para desmentir uno: las vaporizaciones de eucalipto.

Un numeroso grupo de científicos se encuentran trabajando para encontrar un medicamento que elimine el coronavirus del cuerpo humano. En gran parte del planeta, bajo la observación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los profesionales de la medicina no han podido dar con la fórmula que pueda vencer al virus. En paralelo están los remedios caseros que se han publicado a través de las redes sociales, mismos que hasta la fecha, no han servido de mucho. Uno de ellos es la vaporización de eucalipto, solución que generó un fuerte debate entre la población.

La OMS manifestó que hay ciertos remedios que pueden generar tranquilidad en la gente. Es decir, aquellas personas que no son portadoras del virus, pero debido a la emergencia sanitaria, la mente les juega en contra y sienten que pueden estar infectados. Ante estas situaciones, los expertos han recomendado que las personas pueden hacer cualquier cosa que esté a su alcance para mantener el control mental y no desesperar.

Sin embargo, se mantienen bajo la premisa de evitar la automedicación. Hasta la fecha no han encontrado un medicamento que cure el COVID-19. Hay algunos avances y distintos tratamientos. También hay pruebas que podrían ser probadas en algunos pacientes, pero todavía no hay una certeza de vacuna real.

De hecho los pacientes que se recuperaron, fue bajo observación médica y tratamientos que alivian los síntomas. La vaporización de eucalipto si hace un aporte a problemas respiratorios o resfriados, pero eso no quiere decir que cura el coronavirus.

Vaporización de Eucalipto

Recomendaciones para prevenir el coronavirus

La OMS ha detallado una serie de acciones que podemos hacer, cada uno, desde nuestro propio hogar. Como primera recomendación está el no salir de casa. A menos que sea para una actividad esencial, los expertos instan a la población a mantenerse en sus hogares. Lavarse las manos con frecuencia y mantener distancia de 1 a 3 metros con las personas que estornudan. Además de taparse la boca con un pañuelo de papel o con el codo en caso de toser.