¿Por qué sería tan complicado aterrizar en Europa, la luna de Júpiter?

¿Por qué sería tan complicado aterrizar en Europa, la luna de Júpiter?

Conos de hielo de varios metros de altura se alzarían en la superficie de una de las lunas más relevantes de Júpiter, Europa.

Un reciente estudio acaba de confirmar que ir a Europa puede ser más complicado de lo que parece. No, no estamos hablando del continente que queda en la Tierra sino de una de las lunas de Júpiter.

El documento publicado en Nature habla de la gran probabilidad de Europa de tener gigantescas formaciones de hielo en punta sobre su superficie. Dicho de otra manera, podremos encontrar cuchillas heladas de más de 15 metros de alto en esa luna.

Esta revelación llega en una época en la que la humanidad está muy interesada en explorar Europa. La presencia de hielo (y posiblemente agua líquida debajo de este) la hacen una posible candidata para albergar vida (Quién sabe, a lo mejor ya existe vida allí). De hecho, la NASA la describe el posible entorno debajo de su capa de hielo como "quizás el lugar más prometedor para buscar los ambientes actuales adecuados para la vida".

Las formaciones de hielo encontradas en esta luna se les conoce como "penitentes". Estos pueden encontrar en la Tierra y son muy comunes a grandes alturas de la cordillera de Los Andes. Sin embargo, no suelen medir más de un metro de altura, mientras que los de Europa pueden parecer edificios de varios pisos separados por no más de 7 metros.

¿Por qué sería tan complicado aterrizar en Europa, la luna de Júpiter?

¿Cómo se forman estos penitentes?

Los penitentes se suelen formar en lugares muy fríos y secos como en las zonas montañosas de Chile. Esto tiene que ver directamente con la interacción del sol sobre el suelo. Cuando la luz solar impacta sobre el hielo, este no se derrite sino que sufre de "Sublimación", pasando directamente a estado gaseoso.

Esta acción causa que se creen varios huecos en el suelo de forma aleatoria. Cuando ya están definidos los huecos, la luz empieza a rebotar dentro de ellos acrecentando el efecto. Tiempo después se consigue tanta profundidad, que vemos las puntas pronunciadas de las fotografías.

Este proceso sería más extremo en Europa al carecer de atmósfera. Además, la Tierra al tener estaciones tan definidas y al estar más cerca del sol, no permite que esto se de todo el tiempo.

La NASA planea lanzar una sonda llamada Europa Clipper en el 2020. Tardará unos cuantos años en llegar a la luna, pero en ese entonces comprobaremos la magnitud del tamaño de los penitentes.

¿Por qué sería tan complicado aterrizar en Europa, la luna de Júpiter?