Internet Explorer pasará a la historia y nos están preparando

Internet Explorer pasará a la historia y nos están preparando

El navegador de Microsoft muere lentamente y es tiempo que sus usuarios miren hacia delante.

Pocas veces, en el mundo del software, un programa para computadora celebra el tiempo de vida suficiente para rememorar sus años de éxito y fracaso, como fue de Internet Explorer. El navegador web de Microsoft apareció en Windows 95 hace poco más de 20 años, cuando internet tomaba protagonismo. La presencia del explorador en cada nueva versión de Windows auguraba a futuro su dominio en el mercado de navegadores, hasta que finalmente decaería.

El pasado 12 de enero, Microsoft finalizó el soporte para las versiones antiguas de Internet Explorer, últimas sobrevivientes de los cambios que ha sufrido el sistema operativo Windows. Este anuncio adelanta el final de un navegador que para muchos fue sólo una ventana hacia otros exploradores web, pero para otros la única forma de explorar internet sin haberle dado oportunidad a la competencia.

Con la finalización del soporte, Microsoft dejaría de publicar parches de seguridad y nuevas características para las versiones de Internet Explorer 8, 9 y 10, dependiendo de la versión de Windows, por lo que millones de usuarios quedarían expuestos a la explotación de vulnerabilidades que jamás serán reparadas. El soporte para dichas versiones del navegador, sin importar la versión del sistema operativo, finalizará el 10 de enero de 2017.

El fin de soporte me tomó por sorpresa, ¿qué debo hacer?

(cc) Flickr / Michelle Tribe

Habiendo entendido el plan de Microsoft para dar el último adiós a Internet Explorer y sepultarlo tras varios años de mala reputación, sólo queda hacer algunas recomendaciones.

La primera de ellas, sostenida por la compañía de Redmond, es actualizar a Internet Explorer 11, la única versión del navegador que continuará recibiendo soporte de forma indefinida en Windows 7, Windows 8.1 y Windows 10.

Otra recomendación es descargar un navegador web, sea Chrome, Firefox u Opera, hay para todos los gustos. Esta es quizá la mejor recomendación, aunque dependerá de la compañía a cargo de su desarrollo ofrecer soporte hasta que un día la versión de Windows donde se utilice deje de ser relevante por volverse obsoleta o su cuota de mercado se reduzca de forma importante.

Por último, se recomienda actualizar a Windows 10 y usar el navegador Edge, reemplazo oficial de Internet Explorer, el cual está próximo a soportar extensiones y en algunas regiones integra a Cortana. Si tu problema es que no quieres actualizar el sistema operativo, puedes descargar Edge, disponible en máquina virtual.

Edge terminará sepultando a Internet Explorer

Tenemos una fecha límite para el soporte de las versiones de Internet Explorer 8, 9 y 10 en todas los sistemas operativos Windows: 7 de enero de 2017. Cuando ese día llegue, Internet Explorer 11 será la única versión con soporte y sólo nos preguntamos “¿hasta cuándo?”. Microsoft tiene la última palabra, pero sabemos que un día Edge terminará sepultando a IE —y se adelantó robando su identidad.

Actualmente, Edge cuenta con el 2.6% de cuota de mercado, por encima de Opera con el 1.8% y muy por debajo de las primeras opciones, Firefox (13.4%) y Chrome (32.5%), según información de StatCounter. Por su parte, Internet Explorer aún cuenta con el 15,5% de uso repartido en las versiones de IE 8 (2,6%), IE 9 (2%), IE 10 (1,1%), IE 11 (8,5%) y predecesoras (IE 6 y 6.1 con el 2%).

El proceso se llevará a cabo lentamente y al final la única alternativa de Microsoft a Internet Explorer será Edge, exclusivo de Windows 10. Estés preparado o no sucederá y el legendario navegador de Redmond pasará a mejor vida. Para entonces quedará claro que habernos preparado marcó el inicio de su fin y seguramente no te importará.

Opinar es gratis, como siempre. No olviden seguirnos y comentar en Facebook.