Internet Explorer cumple 20 años de transformación y legado

Internet Explorer cumple 20 años de transformación y legado

El equipo de Microsoft Edge celebró el trabajo hecho con Internet Explorer luego de dos décadas que marcaron el inicio de su final.

Se ha hablado bastante de Internet Explorer durante los años de existencia en FayerWayer, pero en esta ocasión no hablaremos sobre temas de seguridad o innovación, sino un poco sobre la historia del navegador con el que Microsoft se lanzó al mundo de internet hace 20 años, razón por la cual el equipo de Microsoft Edge celebró a través de Twitter su trabajo con este video.

 

Un poco de historia

Fue el 16 de agosto del año 1995 cuando Internet Explorer vio la luz a través del paquete add-on Plus! para el sistema operativo Windows 95. En ese entonces, para navegar en la web se usaban los módems telefónicos, cortándose el acceso a internet cuando el usuario recibía una llamada porque el envío de datos funcionaba como tal.

Así era Internet Explorer en la primera versión.

Conforme internet se expandía y nuevos sitios web aparecían, Microsoft decidió que Internet Explorer debía formar parte de su sistema operativo Windows 98. Apenas y el usuario podía ingresar a páginas web que no exigían demasiadas características al explorador, como en la actualidad, lo que bastaba para que pudiera explorar a través de la ventana que era su computadora.

El inicio de su caída

Ya en Windows XP, tanto la interfaz visual del sistema operativo como el navegador de Microsoft, habían evolucionado para adecuarse al año correspondiente, al paso que surgieron los primeros competidores de Internet Explorer, y vaya que aparecieron con fuerza, como sucedió con Mozilla Firefox y posteriormente Google Chrome.

Tampoco es que el navegador de Microsoft fuera a perder su cuota de mercado como por arte de magia, pero fue la introducción de Internet Explorer 6 que lo llevó a perder cada vez más usuarios porque se enfrentaba a nuevos competidores que prometían bastante en términos de innovación, rendimiento y con ello velocidad de carga.

Oportunidades para levantarse

Para intentar levantar a Internet Explorer, la compañía de Redmond implementó algunas características presentes en Firefox, como la introducción de pestañas, feeds de RSS y un motor de búsqueda. Así fue evolucionando hasta llegar Internet Explorer 8, que todavía llegamos a usar en Windows Vista y Windows 7 por allá en 2009, versión que introdujo la navegación privada y búsquedas sugeridas.

Microsoft intentó darle un giro a su navegador con la introducción de Internet Explorer 11, también disponible como aplicación Modern UI en Windows 8 y 8.1. Su nuevo aspecto y mejoras notables en su velocidad no fueron tan convincentes como esperaban en la compañía, lo cual significaba que algo nuevo estaba por llegar.

El despegue de Microsoft Edge

Todo el mundo descubrió con ojos de curiosidad el proyecto en el que Microsoft estaba trabajando en la versión más reciente de su sistema operativo, Windows 10. Se decía que Internet Explorer cambiaría de nombre o incluso que sería reemplazado, tomando cada vez más fuerza la segunda opción porque en Redmond ya no podían con las críticas contra su navegador.

Así fue como nació Project Spartan, un nombre concebido en su primera etapa de desarrollo y que posteriormente se convirtió en Microsoft Edge, un navegador que presume de velocidad y mejoras notables comparado con Internet Explorer. Ahora es el explorador web predeterminado del sistema operativo como aplicación universal para las diferentes plataformas de Microsoft.

Sin embargo, en Redmond no pensaban desechar a Internet Explorer porque hoy en día existen páginas web que no son compatibles con otros navegadores, siendo sólo una cuestión de compatibilidad. Fue por ello que Microsoft decidió conservarlo en Windows 10 como una opción a su nuevo navegador.

Por ahora los usuarios de Microsoft Edge sólo esperan la llegada de las nuevas características que prometieron sus desarrolladores, como el soporte para extensiones y la sincronización de marcadores y contraseñas. Éstas llegarán en los próximos meses mientras que Internet Explorer desfallece hasta concederle por completo su lugar al nuevo navegador de Windows 10.