Samsung ahora es líder mundial en ventas de smartphones, excepto en EE.UU.

Samsung ahora es líder mundial en ventas de smartphones, excepto en EE.UU.

Samsung vendió 83,8 millones de teléfonos inteligentes entre julio y septiembre de 2015

Para muchos lo único que cuenta en la batalla comparativa entre Samsung y Apple son los resultados financieros del trimestre más reciente. Hace ocho meses los chicos de Cupertino tuvieron la distinción de convertirse en los líderes absolutos del mercado, sin embargo el escenario ha cambiado ahora y Samsung es el nuevo rey de ventas, siendo la marca líder en todo el mundo, excepto en esa Norteamérica.

De acuerdo con un análisis global desarrollado por la firma Strategy Analytics (vía CDR Info), la compañía surcoreana terminó dominando la comercialización de sus productos por encima de sus competidores en cinco regiones del planeta: Europa Occidental, Europa Oriental, Región Asia-Pacífico, América Latina (incluyendo a México), Oriente Medio y África, siendo superados por Apple únicamente en Estados Unidos y Canadá, donde su línea de dispositivos no logró conquistar a los consumidores locales.

Aún así, Samsung logró un récord impresionante, al vender 83,8 millones de dispositivos entre julio y septiembre de 2015, una cifra muy por encima de los 74 millones conseguidos por Apple en marzo de este mismo año. Este éxito podría atribuirse a los modelos de gama media y alta que ha comercializado a últimas fechas, como la Galaxy Note 5.

Apple tuvo un desempeño muy bajo en este trimestre, ya que habría vendido sólo 48 millones de smartphones, quedándose apenas con el 13,6% del mercado global, mientras que Samsung logró apoderarse del  23,7%.

Para Estados Unidos la dinámica fue muy distinta, ya que el iPhone sigue siendo el dispositivo líder con el 39% del mercado, con Samsung rezagado con el 29%. Esta dinámica se explica en razón de la fidelidad y constancia mostrada por la base de usuarios de iOS en esta región.

Este cambio de roles es relativamente común y se repite periódicamente entre ambas compañías, sin embargo la distancia que guardan es cada vez más corta y reñida.