Spotify alcanza un 25% de usuarios de pago

Spotify alcanza un 25% de usuarios de pago

En plena guerra con algunos artistas y una competencia creada desde una élite de la música, Spotify logra unos resultados económicos excelentes.

La música siempre ha sido uno de esos negocios que como parte de un ramo artístico no se han sabido manejar adecuadamente. Como cualquier rama artística que elijas, ya sea el cine, la pintura, las artes escénicas… O se gana poco o se gana demasiado. Por eso muchos artistas están descontentos con Spotify al ver que la solución prometida contra la piratería funciona, pero funciona para Spotify.

En los resultados del primer trimestre de 2015, Spotify anunció que los ingresos por publicidad han crecido un 53% respecto al primer trimestre de 2014. Es decir que ahora hay más gente escuchando música sin pagar la cuota mensual y que esta publicidad se vende cada vez más cara.

Pero el detalle que quizá genere más interés es que Spotify ha logrado crecer un 380% en ganancias por publicidad respecto al último trimestre de 2014.

En términos generales Spotify tiene 60 millones de usuarios activos al mes, de los cuales el 75% son usuarios que escuchan publicidad y el 25% ya son usuarios de pago, responsables del 90% de sus ingresos.

Son cifras que marean. Spotify está en una complicada balanza donde necesita usuarios que no paguen porque representan el mayor porcentaje de usuarios y que cada vez están logrando ganar más con ellos. Pero son ese cuarto de usuarios los que de verdad importan, esos que pagan una suscripción mensual y que están logrando generar más ingresos.

Recientemente un grupo de artistas liderado por Jay-Z adquirió Tidal, un servicio de música en streaming cuyo único valor es que ofrecen música en calidad HiFi. Pero detrás de este servicio se encuentra un interés por la élite artística de la música pop por controlar el medio donde la gente escucha música. Aunque quizá Tidal está atacando al servicio que no es, porque donde de verdad la gente escucha música es en realidad YouTube, no Spotify. De ahí que YouTube lanzase Music Key.

Spotify se muestra muy orgullosa que, desde su lanzamiento, han pagado más de USD$2.000 millones a artistas, pero eso no es suficiente para las discográficas que usan a Spotify como plataforma. Quieren que los usuarios que no paguen tengan menos acceso a música para que así crezcan en número de suscriptores, que se transformaría en mejores condiciones para discográficas.