Curiosity quedó inmovilizado después de un cortocircuito

Curiosity quedó inmovilizado después de un cortocircuito

El brazo del rover sufrió un corto circuito mientras extraía piedras de la superficie marciana.

El Curiosity está inmovilizado después de que tuvo una falla el 27 de febrero mientras transfería material entre aparatos. La falla proviene del brazo y detuvo todos los procesos, un procedimiento normal cuando se detecta error para que evita se causen más daños. Una telemetría informó que existe un corto circuito y todos los programas de seguridad funcionaron correctamente.

El error sucedió mientras se transfería polvo recolectado por el taladro hacía los instrumentos a bordo del rover. El polvo provenía de una zona conocida como “Telegraph Peak” y el mismo proceso ya había sido llevado a cabo en cinco diferentes ocasiones durante el 2013 y 2014.

El procedimiento consiste en mantener al Rover sin movimiento y enfocarse en la búsqueda del corto circuito para tratar de arreglar el posible daño. En el peor de los escenarios es posible que algún mecanismo quede limitado pero no se considera que este percance haya puesto en riesgo la misión.

El Jet Propulsion Lab en Pasadena está trabajando constantemente para mejorar la misión, enviando actualizaciones constantes y tratando de mantener el rover con nuevas tecnologías para prolongar su vida. Se espera que en 2020 se tenga lista una versión “hermana” del rover que será enviada rumbo a Marte.