Conoce los 7 instrumentos que acompañarán al Mars Rover en 2020

Conoce los 7 instrumentos que acompañarán al Mars Rover en 2020

La NASA ha seleccionado las mejores propuestas de investigadores e ingenieros del mundo recibidas en enero.

A poco menos de 6 años para llegar al planeta rojo con una nueva versión del Mars Curiosity Rover, la agencia espacial de EE.UU anunció los instrumentos que dotarán de grandes capacidades al robot en la próxima misión, de 58 propuestas recibidas a inicio de año por investigadores y científicos de todo el mundo.

Parecería que la cantidad de propuestas no demuestran el interés internacional, pero la NASA quiere dejar claro que es todo lo contrario. Cada instrumento fue cuidadosamente seleccionado y representa una nueva generación de los que se incluyeron en el Curiosity, el explorador más equipado que ha viajado al planeta rojo. Además, el número de propuestas recibidas fue el doble de otras competiciones en el pasado.

Hasta hoy, el Curiosity ha cumplido un año marciano (687 días terrestres) y su misión principal fue descubrir la posibilidad de que en el pasado hubiese existido vida en Marte. La nueva versión del caminante marciano incorporará mejoras y aportará de mayor conocimiento a los científicos y a la comunidad internacional sobre la futura exploración con tripulación al planeta rojo, pero más importante, probar un instrumento con la capacidad de convertir el dióxido de carbono en oxígeno.

Entre otras cosas, los instrumentos aportarán de mayor conocimiento sobre el trabajo que por ahora realiza el explorador Curiosity en la superficie. William Gerstenmaier, administrador asociado a la Dirección de Misiones y Operaciones para la Exploración Humana de la NASA, comenta sobre la importancia del venidero acontecimiento:

El vehículo del 2020 ayudará a contestar preguntas sobre el ambiente marciano que los astronautas enfrentarán y probar tecnologías que necesitarán para aterrizar, explorar y volver del planeta rojo.

Instrumentos de vanguardia

Concepción artística de la ubicación de los instrumentos.

Con una inversión de USD$130 millones para su desarrollo, las propuestas seleccionadas por la agencia espacial son las siguientes:

Mastcam-Z: Es una sistema de cámara avanzada con capacidad estereoscópica e imágenes panorámicas con función de ampliación. El instrumento permitirá determinar la mineralogía de la superficie marciana y asistir en operaciones de exploración. James Bell es el investigador a cargo, desde la Universidad Estatal de Arizona.

SuperCam: Es un dispositivo capaz de proporcionar imágenes, análisis de composición química y mineralogía. Puede detectar la presencia de composiciones orgánicas en rocas y regolito a distancia. Roger Wiens es el investigador a la cabeza de este proyecto, del Laboratorio Nacional de Los Alamos, Nuevo México.

PIXL (Planetary Instrument for X-ray Lithochemistry): Es un espectrómetro de fluorescencia de rayos X capacitado con un generador de imágenes de alta resolución para determinar la composición elemental a escala fina de los materiales de la superficie marciana. Este instrumento proporcionará información más detallada que nunca sobre la detección y análisis de elementos químicos. Abigail Allwood es la encargada de la investigación, desde el Laboratorio de Propulsión Jet (JPL) de la NASA en Pasadena, California.

SHERLOC (Scanning Habitable Environments with Raman & Luminescence for Organics and Chemicals): Se trata de un espectómetro que proprocionará imágenes a escala fina que utiliza un láser ultravioleta  para determina la mineralogía a tal escala y detectar compuestos orgánicos. Será el primer espectrómetro UV Raman en llegar a Marte para complementar sus mediciones con las de otros instrumentos. Luther Beegle se encargará de la investigación, desde el JPL.

MOXIE (Mars Oxygen ISRU Experiment): Es el más importante de todos los instrumentos en cuestión, diseñado para producir oxígeno a partir del dióxido de carbono, principal componente atmosférico del planeta rojo. El investigador encargado de este experimento es Michael Hecht, del Instituto Tecnológico de Massachusetts.

MEDA (Mars Environmental Dynamics Analyzer): Como su nombre lo delata, es un paquete de sensores que proveen mediciones de la temperatura del ambiente, velocidad y dirección del viento, presión, humedad relativa y sobre el tamaño y forma del polvo. José Rodríguez-Manfredi se hace cargo de este instrumento, del Centro de Astrobiología en el Insituto Nacional de Técnica Aeroespacial, en España.

RIMFAX (Radar Imager for Mars): Es el instrumento encargado de explorar el subsuelo de Marte, un radar de penetración de tierra que proporcionará una resolución a escala por centímetro de la estructura geológica del subsuelo. Desde Noruega, Svein-Erik Hamran es el investigador principal, del Instituto Forskning Forsvarets.

La NASA se asegurará de incorporar el mejor sistema de aterrizaje para lograr que los instrumentos lleguen intactos y totalmente funcionales a la superficie marciana, tal como sucedió en el exitoso aterrizaje del Curiosity en el año 2012.

El Programa de Exploración de Marte a cargo de este proyecto y otros como el Opportunity, el Odyssey y el Orbitador de Reconocimiento de Marte (MRO), desea entender los peligros sobre la llegada de un viaje tripulado al planeta, entender su pasado y presente, ciclos climáticos, composición de la superficie y averiguar en directo sobre el potencial biológico.

Por ahora, Mars One planea un viaje de no regreso a Marte, pero antes que esto suceda, tienen que comprender lo suficiente a lo que se enfrentan y el costo que esto representa; el mayor peligro de todos claramente es la radiación. John Grunsfeld, astronauta y administrador asociado a la Dirección de Misión de Ciencias de la NASA ha dicho al respecto:

El vehículo marciano del 2020, con todos estos instrumentos científicos avanzados, incluyendo aquellos de nuestros socios internacionales, mantiene la promesa de descubrir más misterios sobre el pasado de Marte como se revela en el registro geológico.