Google compra Boston Dynamics y se lanza a la robótica

Google compra Boston Dynamics y se lanza a la robótica

El buscador trabaja de forma decidida en la investigación y desarrollo de mejores robots, buscando su integración en diversos campos de interés.

En una movida más que llamativa — y por qué no decirlo, algo terrorífica — Google ha anunciado la compra de Boston Dynamics, empresa de robótica que ha desarrollado numerosos proyectos militares con robots cuadrúpedos y bípedos, y que de la mano del gigante de internet comenzaría actividades algo más alejadas del mundo bélico, explorando opciones de integración de robótica avanzada en la vida diaria y en empresas.

A cargo del proyecto queda Andy Rubin, el mismo que estuvo hasta hace algún tiempo a cargo del proyecto Android, y que hoy — podríamos decir — estará supervisando la creación de futuros robots por parte de Google.

En una entrevista al New York Times, Rubin aseguró que se haría cargo de un proyecto de robótica al interior de la gran G, motivo por el cual la compañía ya había adquirido una serie de pequeñas compañías del rubro durante el año, y que actualmente ya tenían una serie de empleados con amplia experiencia en el campo de la robótica, creando equipos en Japón y en Estados Unidos para trabajar en estos proyectos futuros de Google.

Boston Dynamics es una empresa que ha desarrollado algunos de los robots más asombrosos y espeluznantes que hemos visto en los últimos años, incluyendo el RHex, y más recientemente con BigDog, el primero de sus cuadrúpedos con capacidad de carga de 55 kilos; AlphaDog, que tiene una autonomía de 24 horas, es más silencioso y puede cargar hasta 180 kilos por los terrenos más complicados; Cheetah,el robot basado en un guepardo capaz de correr a 29 kilómetros por hora, y que fue creado para la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA); WildCat, un robot autónomo mucho más funcional que Cheetah; y Atlas, un robot humanoide con plena conciencia de las condiciones a su alrededor en tiempo real, el que está destinado a ser usado en caso de emergencias, que es capaz de usar herramientas, autoregular su temperatura y mucho más.

La compañía firmó contratos con entidades de defensa gubernamentales en Estados Unidos, y a pesar de los cambios en la vocación de la compañía tras la compra por parte de Google, aseguraron que cumplirán los acuerdos alcanzados previamente.

No se reveló la cifra de dinero que la compañía de Mountain View destinó para esta adquisición.

Link: New York Times