Luis von Ahn, el guatemalteco que creó Duolingo [FW Interviú]

Luis von Ahn, el guatemalteco que creó Duolingo [FW Interviú]

La plataforma para aprender idiomas ya tiene 6 millones de usuarios.

Hace unos días el creador de Duolingo, Luis von Ahn, visitó la Ciudad de México para dar una charla en Campus Party. Antes de arrancar el evento tuvimos oportunidad de sentarnos a platicar con él de su plataforma y saber como está parada frente a otros modelos de enseñanza de idiomas.

Para aquellos que no les suene, Duolingo arrancó como un sitio web destinado al aprendizaje gratuito de idiomas hace poco más de un año. La idea detrás del proyecto es que a medida que aprendes ayudas a traducir textos de Internet. Actualmente Duolingo se encuentra disponible en web, Android y iOS, en este último recientemente lanzaron una versión optimizada para iPad.

La aplicación acaba de cruzar la meta de 6 millones de usuarios de los cuales el 75% la utiliza en dispositivos móviles.

FW — ¿Cómo inició Duolingo?

Luis von Ahn — Cuando empezamos Duolingo no sabíamos cómo enseñar idiomas (somos ingenieros) así que lo que hicimos fue leer libros de “cómo enseñar idiomas” y preguntamos a algunos expertos cosas más pragmáticas como “¿enseñamos primero los plurales o los adjetivos?”. Debido a que no obtuvimos una respuesta contundente, decidimos leer los libros e hicimos un currículum de lo que debíamos enseñar.

Ahora que tenemos más usuarios hacemos experimentos de cómo mejorar la manera en que enseñamos. Por ejemplo para saber qué va primero -si adjetivos o plurales- probamos ambos al azar con los próximos 50.000 usuarios que se registran. A algunos les enseñamos primero adjetivos y a otros plurales, luego medimos quienes aprenden mejor o quienes se quedan en el sitio.

Esas preguntas que teníamos inicialmente ahora las respondemos pero basados en datos.

FW — Una de las características de Duolingo es que ayudas a traducir mientras aprendes, ¿nos puedes contar un poco de cómo es el proceso?

Luis von Ahn — La forma como funcionan las traducciones es que después de algunas unidades te sugerimos si quieres hacer una prueba con un ejemplo de algo que acabas de aprender, solo que del mundo real. Si aceptas te mandamos a una traducción relacionada.

Esto solo ocurre en la web, es decir, si usas duolingo desde tu tablet no estás contribuyendo a hacer traducciones. La web lleva un año y un mes, los teléfonos cinco meses (La versión de Android apenas dos meses). Respecto a dispositivos móviles primero tenemos pensado aplicarlo primero en tablets (en un mes aproximadamente) y después en teléfonos.

Duolingo en versión iPad

FW — ¿Cuántas traducciones han hecho a la fecha?

Luis von Ahn — Debido a que llevamos poco tiempo no tengo los números. Diariamente estamos traduciendo decenas o cientos de miles de oraciones pero ese número podría crecer por un factor de 10 o 20 solamente por ponerlo en dispositivos móviles.

FW — ¿Cómo monetizan?

Luis von Ahn — Monetizamos con las traducciones. Todo lo que no tenga derechos de autor lo vamos a traducir gratis, pero cualquier cosa con derechos de autor vamos a cobrarle a él por traducirlo. Actualmente hay un número de compañías a las que ya les estamos traduciendo textos y nos están pagando por hacerlo.

FW — ¿Lanzarán Duolingo en otras plataformas?

Luis von Ahn — Somos un equipo pequeño, en total 30 personas. Hemos pensado en lanzarlo pero la gran pregunta para plataformas como Windows Phone es si vale la pena hacerlo o invertimos el tiempo mejorando la versión de Android (en términos de mercado Android es literalmente como 20 veces más grande que Windows Phone).

Hasta la fecha siempre hemos decidido mejorar las plataformas grandes pero en algún momento vamos a empezar con otras. No sabemos con cual, es difícil ya que después de iOS o Android las demás son pequeñas. Es probable que la próxima sea Windows Phone; en Estados Unidos nadie usa Windows Phone pero vemos que cuenta con gran crecimiento en América Latina.

FW — ¿Tienen pensado implementar más idiomas?

Luis von Ahn — Si, a principio teníamos solo dos idiomas: español y alemán; después agregamos el resto y las personas nos iban pidiendo más y más. Lo que hacíamos al principio si recibíamos al menos cincuenta correos pidiendo un idioma era empezar a trabajar en él. El problema es que la lista de petición de hoy en día tiene alrededor de 73 idiomas.

También recibimos otros en donde la gente se apuntaba como voluntario para enseñar. Lo que vamos a hacer es dejar que la comunidad sea quien nos ayude a agregar idiomas. Cambiamos nuestro enfoque y estamos construyendo un sistema externo para que cualquiera pueda ayudarnos. Tenemos un sistema complejo de moderación que ayudará a que la calidad sea buena.

Cada idioma nuevo contará con un número pequeño de dueños (o responsables del idioma que tendrán que aplicar para la posición), también habrá alrededor de 15 moderadores y por último el resto de usuarios que quieran colaborar para traducir palabras u oraciones.

Esperamos tener en un par de meses funcionando este sistema. Los primeros idiomas que se agregarán probablemente serán japonés, chino, esperanto y tal vez ruso.

FW — ¿Cómo mides el éxito de Duolingo comparado con otros modelos de enseñanza?

Luis von Ahn — Para nosotros es muy importante enseñar. Una tercera parte de nuestro equipo de trabajo tiene como objetivo mejorar la enseñanza. Para medirlo a una parte de nuestros usuarios le mandamos un correo que dice “¿Quieres ver que tanto sabes del idioma?” y les hacemos un examen parecido al TOEF (o su equivalencia en otros idiomas).

Este examen toma de 20 a 30 minutos y regularmente lo hace un 65% de los usuarios encuestados. Este examen nos permite medir que tanto han aprendido las personas. De acuerdo al último registro de hace tres o cuatro meses, si alguien usa Duolingo por 34 horas aprende lo mismo que en un semestre de universidad, lo cual es bastante bueno porque regularmente un semestre de idioma en la universidad toma más de 34 horas.

En mi opinión Duolingo puede ser o ya es mejor que una clase donde hay un profesor y muchos alumnos. La razón es porque hacemos muchos experimentos basados en datos que podemos mejorar mucho más rápido de lo que mejora un profesor. De momento no somos tan buenos como tutoría 1 a 1. El objetivo es llegar a ser tan buenos como esto.

FW — ¿Crees que el método de Duolingo pueda aplicar para enseñar otras cosas?

Luis von Ahn — Si, el que más hemos pensado es enseñar programación, creo que el modelo de negocio puede funcionar. Estarías aprendiendo a programar y en algún momento podrías encontrar errores en alguna aplicación real (nosotros cobraremos a esa persona por encontrar errores). Es lo primero que se nos ocurre, pero no te aseguro que lo vayamos a hacer.

Estamos metidos totalmente en la enseñanza de idiomas con Duolingo. Un dato curioso es que la enseñanza de idiomas es gigante; desde Estados Unidos no se nota porque nadie está aprendiendo un segundo idioma. Actualmente hay unas 1.200 millones de personas aprendiendo un segundo idioma en el mundo. Es muchísimo más grande que enseñar a programar, por varios ordenes de magnitud.

Link: Un vistazo a Duolingo para iPad, una buena app para aprender idiomas (Wayerless)