[metroimage ids=”38-261744,38-261745,38-261746,38-261747,38-261748,38-261754,38-261758,38-261760,38-261761,38-261762,38-261765,38-261768,38-261769,38-261770,38-261771,38-261772,38-261775,38-261778,38-261780,38-261781,38-261783,38-261785,38-261787,38-261791″ imagesize=”large”]

Toshiba Kirabook con súper resolución de pantalla a primera vista

2.560 x 1440 en un equipo con Windows 8.

Toshiba apuesta por el lujo con el Kirabook, un ultrabook de metal con una pantalla que tiene la mayor resolución de los equipos de su tipo, al comprimir 2.560 x 1440 en 13 pulgadas. Esto resulta en una densisad de 221 puntos por pulgada (DPI), y la pantalla es sin duda la que se lleva todas las miradas en este dispositivo.

Aun haciendo el esfuerzo, es difícil observar los pixeles en la pantalla al mirarla de cerca. Se ve realmente nítido, los colores son brillantes y el contenido – si está en la resolución correcta – brilla. Pero como comentó Manu, la alta resolución puede ser un problema con aplicaciones que no estén preparadas. Microsoft ha hecho un trabajo en Windows 8.1 por mejorar su soporte a este respecto.

La pantalla además es táctil, lo que puede de alguna manera jugarle en contra debido a que nuestros dedos quedarán inevitablemente marcados por todos lados después de utilizarla un rato.

El cuerpo del Kirabook está hecho totalmente de metal pulido y opaco, que le da un aspecto elegante al equipo. No tuve oportunidad para probar con detalle el teclado y trackpad, aunque a primera vista se veían bien. Por dentro, el Kirabook viene con un procesador Intel de bajo consumo, una unidad SSD de 256 GB y 8 GB de RAM. Lo malo es que el precio está en torno a los USD$2.000 en EE.UU., por lo que no es un dispositivo al alcance de todos.