El problema de Windows y pantallas de alta resolución

Las pantallas con más resolución y mayor densidad de píxeles se popularizan y con ello, mejor visualización de fotos y texto.

MacBook Pro Retina y Chromebook Pixel son dos portátiles que tienen algo en común bastante importante, una pantalla con una densidad de píxeles mucho más alta de lo que podemos encontrar normalmente. Con este tipo de pantalla podemos ver todo con mucho más detalle, el texto se vuelve mucho más liso. Las fotografías tienen mejor calidad, todo se ve mejor - siempre que esté optimizado.

El problema que ofrecen estas pantallas empieza por lo más básico, el software. Los sistemas operativos de Apple y Google están optimizados para poder usar estas pantallas, si no lo estuviesen lo que pasaría es que veríamos imágenes de peor calidad, casi borrosas porque se están "estirando" a un tamaño superior del que estaban diseñados. En la web pasa lo mismo, la calidad de las imágenes no es tan buena como las que están diseñadas específicamente para pantallas de este tipo.

Samsung anunció hace unos días que ha logrado desarrollar una pantalla de 13.3 pulgadas con una resolución de 3200 x 1800 píxeles, es decir, con una densidad de píxeles de 276 PPI (píxeles por pulgada). Por ponerlo en contexto:

  • MacBook Pro de 15 pulgadas: 220 PPI (2880 x 1800 píxeles)
  • MacBook Pro de 13 pulgadas: 227 PPI (2880 x 1600 píxeles)
  • Chromebook Pixel de 12,85 pulgadas: 239 PPI (2560 x 1700 píxeles)

Samsung es un fabricante de pantallas y puede usar este nuevo panel con alta densidad de píxeles en sus portátiles o venderlo a otros fabricantes para que lo incorporen a sus productos.

HP ha presentado la actualización de portátiles Envy, con uno bastante especial, el nuevo HP Envy 14 TouchSmart Ultrabook que ofrece opcionalmente una pantalla de 3200 x 1800 píxeles, más resolución para un portátil táctil con Windows 8.

Pero aquí nos enfrentamos a un problema, porque a cuanta más resolución en pantalla de 15, 14 o 13 pulgadas, en Windows no sienta tan bien.

Windows 8, por lo menos en su nueva interfaz este problema está solucionado. El lenguaje de diseño "Metro" de Windows 8 está desarrollado de tal forma que es escalable, puedes tener una pantalla de 30 pulgadas con resolución Full HD que se verá bien, pero puedes tener una pantalla de 14 pulgadas con una alta densidad de píxeles que se verá igual, solo que con más definición. Windows 8 está preparado para esta nueva generación de pantallas, pero no el escritorio.

Lo he vivido con el Sony VAIO Duo X11 que tiene una pantalla de, digamos "alta resolución". Con la interfaz nueva de Windwos 8 es una maravilla poder usar una pantalla de alta resolución porque simplemente no querrás volver a usar otra pantalla.

Pero cuando te pasas al escritorio tradicional te encuentras con una pantalla de no muy grandes dimensiones reales, pero con tal resolución que prácticamente todo se ve pequeñísimo. Una solución para evitar que en Windows el texto y los elementos se conviertan en algo minúsculo, es cambiar el tamaño del texto o simplemente cambiar la resolución de pantalla a una menor. No son buenas soluciones.

Por este y otros motivos, sigo creyendo que Windows RT supone un paso adelante para Microsoft, está listo para el PC del futuro. Y sí, parece que soy de los pocos que siguen creyendo en un producto como Windows RT. Se ha hablado mucho de las diferencias entre versiones Windows y posibilidades que tienen, peor cuando tienes un avance tecnológico que va a tardar nada en expandirse y te encuentras con que tu sistema operativo, por lo menos en su modo escritorio, no está optimizado para una buena visualización, acabas dando una sensación de producto a medias.

¿Podremos esperar que Windows 8.1 agregue un tamaño de visualización normal aunque la resolución de la pantalla sea enorme? ¡Todo sea para mantener nuestra vista!

powered byDisqus