Pandora compra radio FM como defensa ante las discográficas

Pandora compra radio FM como defensa ante las discográficas

En Estados Unidos las radios AM/FM y satelitales tienen un trato preferente frente a las radios por Internet respecto a las licencias.

Pandora es el servicio de radio en streaming más popular de Estados Unidos, y si bien podría temer con el debut del servicio de música por streaming de Apple, iTunes Radio, éste no es por lejos el problema más relevante de la empresa.

Pandora lleva un historial de años peleando con las grandes discográficas debido a que los altos costos del royalty que paga por conceptos de derecho de autor no les permiten obtener grandes ganancias. El 54% de sus ingresos en 2011 se destinó a pagar por derecho de autor.

Además de la ambición de la industria discográfica –que no ha encontrado un modelo de negocios sustentable desde que apareció el MP3 por lo que se dedica a buscar beneficios a través de los derechos de autor–, lo que perjudica enormemente a Pandora es la decisión de la Copyright Royalty Board (CRB) del Congreso Estadounidense, que por algún motivo considera que las radios por Internet deben pagar licencias más altas que la radio tradicional AM/FM o las radios satelitales.

Ante esta situación de ser un servicio cuyas ganancias no reflejan la enorme base de usuarios que posee, Pandora tomó la inusual decisión de comprar una radio terrestre FM tradicional para así asegurar sus licencias musicales. O sea, una radio por Internet comprando una radio ‘real’ para esquivar sus problemas con los derechos de autor.

Esto es porque Pandora se encuentra en estos momentos en un juicio pendiente con la Sociedad Estadounidense de Compositores, Autores y Distribuidores (ASCAP), respecto –entre otros temas– a las licencias de las canciones, por lo que como una medida preventiva simplemente compró la radio KXMZ-FM de Dakota del Sur, asegurándose así además un trato preferente como el que la CRB le entregó a las radios tradicionales.

Link: Pandora buys FM radio station in a wily move to fight music labels (The Verge)