[metroimage ids=”38-209397,38-209399,38-209402,38-209404,38-209406,38-209408,38-209410,38-209411,38-209413,38-209418,38-209420,38-209423,38-209425,38-209427,38-209430,38-209435,38-209439,38-209440,38-209441,38-209442,38-209443,38-209444,38-209448,38-209451,38-209452,38-209455,38-209457,38-209458,38-209462,38-209465,38-209469,38-209470,38-209472,38-209475,38-209477,38-209479,38-209482,38-209485,38-209486,38-209488,38-209490,38-209491,38-209493,38-209495,38-209498,38-209500,38-209501,38-209502,38-209504,38-209505,38-209507,38-209509,38-209510,38-209511,38-209512,38-209513,38-209515,38-209516,38-209519,38-209521,38-209525,38-209528″ imagesize=”large”]

Lenovo U300s [FW Labs]

En el universo de los Ultrabooks, que parecen todos iguales, Lenovo busca diferenciarse con esta oferta a través de diversos elementos. ¿Lograron conseguirlo?

Fotografías: Mariano Mancilla.

El formato de los Ultrabooks llegó para quedarse, y no es casualidad que tengamos la oportunidad de probar algunos modelos en el último tiempo. Varias marcas han pasado por nuestras manos y ahora es el turno de Lenovo, quien apuesta a diferenciarse de la competencia ofreciendo una experiencia de usuario rápida y calidad en un diseño robusto.

Como es de esperarse, esto llega con un elevado costo económico, sin embargo, ¿logra el U300s cumplir las promesas de su fabricante? En un mundo donde todos los Ultrabooks son casi iguales, ¿hay elementos distintivos en este portátil? Eso lo veremos a continuación.

Especificaciones

  • Modelo: Lenovo IdeaPad U300s.
  • Disponibilidad y precio: Latinoamérica, a CLP$800.000 (Chile) -USD$1.600 aproximados-.
  • Procesador central (CPU): Intel Core i5-2467M doble núcleo, soporta hasta cuatro hilos de procesamiento gracias a la tecnología HyperThreading. Frecuencia de 1.6GHz escalable a 2.3GHz bajo carga. 3MB de cache. TDP de 17W, hecho a 32nm parte de la segunda generación de procesadores Intel “Sandy Bridge”.
  • Gráficos (GPU): Intel HD 3000 integrados con el procesador central. 350MHz base que suben a 1.150MHz cuando el chip es exigido.
  • Memoria RAM: 4GB DDR3 a 1333MHz, soportando un máximo de 8GB.
  • Almacenamiento: Unidad de estado sólido (SSD) JMicron 616 de 120GB de capacidad.
  • Pantalla: LCD TFT de 13.3 pulgadas con resolución de 1366 x 768.
  • Conectividad: Un puerto USB 2.0, un puerto USB 3.0. HDMI, Ethernet, entrada y salida de audio. WiFi, Bluetooth, Intel WiDi.
  • Batería: 4 celdas.
  • Dimensiones y peso: 32cm x 21cm, 1.5cm de grosor. 1,34 kg. de peso.
  • Otros: Cámara web de 1.3 megapixeles. No posee unidad lectora de discos. Sonido SRS Premium Surround Sound.
  • Software: Windows 7 Home Premium.

Diseño y pantalla

Cuando hablamos con la gente de Lenovo sobre este equipo y su elevado precio, nos respondieron que el cliente pondrá por delante la calidad y resistencia del modelo en lugar del dinero, siendo ésta “la mejor oferta” que hay en el mercado y por ende, valdría la pena pagar por ella. Por una parte eso es cierto y por otra no.

Porque claro, el portátil está muy bien logrado en términos de diseño, mostrando líneas sobrias y elegantes en una construcción muy firme con excelentes materiales, lo que permite tomarlo de cualquier punta sin que se doble o muestra signos de debilidad, acorde a las palabras del fabricante cuando asegura que estamos frente a un Ultrabook de muy buena calidad.

Sin embargo, esta firmeza viene asociada a un peso que es un poco más elevado que otros ultra-portátiles, y como ya dijimos, a un costo muy alto para un equipo que según veremos más adelante, ofrece muy poco almacenamiento masivo y un rendimiento gráfico pobre.

Por otro lado, cabe destacar que pese a que nosotros tuvimos la versión gris del equipo, éste es uno de los pocos y quizás el único modelo que puede ser adquirido en un color distinto al gris o negro: naranja. Se agradece a Lenovo la opción de algo más vívido y llamativo que lo de siempre.

En cuanto a la pantalla, lamentablemente no estamos frente a una LED y eso se nota al momento de exigir los ángulos de visión. Porque a medida que nos movemos de la posición frontal para mirar el PC, los colores se distorsionan, invierten y se comportan como es de esperarse cuando decimos que el soporte para ángulos de visión amplios -y no tanto- es malo.

La resolución de 1366 x 768 tampoco destaca y no nos hace reír ni llorar: es lo que viene hoy en día en esta clase de equipos. Sí sentimos que Lenovo quedó al debe con la pantalla en general, ya que ésta tampoco ofrece gran profundidad de negros, buen contraste de colores y lo peor; un brillo de retroiluminación a la par de alternativas LED, ampliamente utilizadas en modelos que son más económicos que el U300s.

Teclado y trackpad

Para leer las siguientes líneas, queremos que entren en el universo de lo “muy bueno”. Porque acá vive el trackpad del U300s, elemento que brilla con luz propia en el equipo, al ser fabricado en vidrio tal como el visto en los MacBook Pro de Apple, junto a una perfecta disposición de los dos botones clásicos del mouse. La textura es ideal y no se pierde ninguna instrucción, haciéndolo totalmente cómodo de utilizar en el día a día, soportando movimientos bruscos con precisión, humedad y suciedad en la superficie.

Pero lo más importante es lo que podemos hacer con esta herramienta, lo cual llega gracias a la implementación de software llamada Cypress Trackpad:

Como se ve, tenemos a disposición gestos multitáctiles con los que podemos activar funciones al realizar movimientos con dos, tres y cuatro dedos sobre el trackpad. Está el típico pinch to zoom, es decir, ampliar el zoom en la pantalla con dos dedos, así como girar imágenes o desplazarlas. Pero más interesante aún es algo con lo que Lenovo quiso sorprender, y es cuando “cepillamos” o más bien movemos hacia un lado con cuatro dedos sobre el trackpad, apareciendo la siguiente interfaz:

Se trata de una utilidad que permite visualizar galerías de fotos en forma más interactiva y atractiva que a través de Windows, junto con entregar notas adhesivas para escribir recordatorios, todo siendo controlado a través de gestos como los descritos en pantalla, que sirven como guía para moverse dentro de este nuevo entorno. Es un poco limitado lo que podemos hacer, sin embargo, un detalle interesante que nos saca de lo común y silvestre entregado por Windows a la hora de escribir notas o ver fotografías.

Ahora, salgamos de este universo ideal y hablemos del teclado. No queremos decir que es malo, porque no lo es, sin embargo, se extraña mucho la presencia de retroiluminación. Si no fuera por eso también estaríamos hablando sólo cosas buenas, porque la experiencia de escribir y producir en este equipo es bastante buena, siendo que sólo son teclas plásticas.

El balance general de estos dos aspectos es bueno, con Lenovo incluyendo un diseño con líneas que destacan del resto y lo hacen ver un poco más innovador, sin caer en la exageración. Además, el trackpad ofrece mucha funcionalidad, lo que sin duda es un elemento distintivo del U300s a considerar cuando comparamos con la competencia.

Experiencia de uso y software

Aspecto importante dentro de la oferta que hace Lenovo es asegurar una experiencia de uso premium en este Ultrabook, lo que se revela en pequeños detalles como los recién descritos del trackpad, o bien en los tiempos de respuesta que tiene el equipo al ser usado, entre otras cosas.

En esto podemos destacar que tarda entre 20 y 25 segundos en prender, desde que presionamos el botón de encendido hasta que estamos en el escritorio completamente funcional, lo que es una espera muy corta cuando comparamos incluso a notebooks de mayores prestaciones. Acá la responsable es la unidad de estado sólido (SSD) de la que hablaremos más adelante, pero que se comporta muy bien para mover tareas cotidianas y disponer de cortos tiempos también al apagar Windows, lo que ocurre en menos de 14 segundos.

Como se ve en la imagen anterior, el portátil viene con muy poco software pre-instalado desde fábrica, una grata sorpresa que nos gustaría llevarnos también de otros ensambladores. Ni siquiera hay un antivirus con licencia restringida, lo que da al usuario la libertad de escoger la solución que más estime conveniente, incluyendo los excelentes productos gratuitos que están disponibles en la red.

Lo que sí encontramos son los controladores apropiados para cada función del equipo, como por ejemplo, las ventanas de configuración para el sonido SRS Premium Surround Sound, la tecnología Intel My WiFi e Intel WiDi:

Caso aparte es el software para configurar las opciones de ahorro energético, lo que Lenovo integró a través de una herramienta propietaria que es muy simple de usar e incluso puede hacerse indispensable para algunos usuarios a raíz de lo mismo. Tenemos la opción de ir por diferentes perfiles, ya sea de bajo consumo o bien alto rendimiento, accesibles de manera veloz pero entregando suficientes opciones para personalizar cada uno sin complicaciones:

Otro aspecto importante es el sonido de los parlantes integrados, que no tiene absolutamente nada de especial. Hemos escuchado portátiles con buen audio, sin embargo, este Lenovo se queda corto en volumen y claridad, en gran parte debido al diseño cerrado del equipo donde las bocinas están encerradas bajo la carcaza.

Lo que sí nos sorprendió gratamente es el sistema de disipación de calor, es decir, la forma en que el U300s se deshace de las altas temperaturas cuando está siendo exigido al máximo. Porque el portátil se calienta sólo un poco en la parte superior y al centro del teclado, sin embargo, no llega a ser siquiera molesto y a veces es imperceptible. Según Lenovo, utilizan un sistema de refrigeración donde el equipo “respira” a través del teclado, lo que funciona de manera misteriosa pero funciona, y muy bien.

En líneas generales, tanto por la ausencia de software molesto desde fábrica como por la presencia de un SSD para almacenamiento masivo, estamos frente a una máquina que reduce considerablemente los tiempos de espera en toda clase de tareas; desde el encendido, a la ejecución de aplicaciones y apagado. A esto le ayudan los controladores y programas integrados que manejan las funciones básicas de manera sencilla y de fácil acceso, lo que hace aún más fluida la experiencia de uso.

Rendimiento

Acá nos vamos a detener largo y tendido, como nunca. Porque hay varios aspectos a explicar dentro de lo que es más importante en una computadora (su rendimiento), por lo que añadimos pruebas a nuestro repertorio para reflejar de mejor forma la velocidad a la que anda este Lenovo U300s, el que les decimos de antemano es bueno, pero tiene una falla brutal que ya se imaginarán cuál es.

Antes que todo debemos aclarar que los resultados que obtendremos son sólo comprables a otros Ultrabooks que han pasado por nuestras garras manos: el Toshiba Portégé Z835, HP Envy 14 Spectre, Samsung 530U y en menor medida, Acer Aspire Timeline Ultra M3-581TG, ya que éste último “hace trampa” porque tiene un tamaño de 15.6 pulgadas que le permite la inclusión de gráficos dedicados GT 640M.

Lo primero y más básico que podemos hacer es ejecutar el benchmark (prueba) de Windows 7 para medir el desempeño de las partes esenciales de un PC; procesador, memorias RAM, gráficos y velocidad del disco duro, que en este caso más bien es una unidad de estado sólido a la que nos referiremos en detalle más adelante.

El procesador central, RAM y almacenamiento se comportan muy bien, sin embargo, el “queso” o elemento que desentona son los gráficos integrados Intel HD 3000, los que no están a la altura del resto de los componentes y bajan el puntaje de la plataforma, haciendo cuello de botella, es decir, limitando el rendimiento del PC y la potencia que pueden dar la CPU, memorias, etc, lo cual se notará bastante cuando se exige al equipo para mover contenidos 3D.

Ahora vamos con un segundo test que mide el equipo en su totalidad, y acá sí estamos frente a un software complejo que estruja hasta la última gota del Lenovo U300s. Hablamos de Futuremark PCMark7, que hace su estreno en nuestra batería de pruebas. El puntaje general nos entrega un vista completa de la experiencia de uso, lo cual es resultado de poner bajo carga todas las partes del PC. Acá destacaremos, además de la cifra final, lo que sale de las pruebas en reproducción y codificación de video en alta resolución, junto con los números que aparecen en las pruebas para desempeño en navegación web y edición de fotografía, aspectos de uso diario en la vida real que ahora es posible cuantificar.

Futuremark PCMark7 Reproducción y codificación video (Frames por segundo) Procesamiento de páginas web (Páginas por segundo) Manipulación de imágenes (Mpx por segundo) General
Lenovo U300s 23.1 8.19 6.39 3117

Con el tiempo esta lista limitada irá creciendo, por lo que tendremos números para comparar en PCMark7. Por ahora, nos quedamos con los datos duros de este Lenovo U300s.

Sigamos ahora con un benchmark más específico, donde veremos las capacidades del procesador central Intel Core i5-2467M. En esto entra en acción Cinebench R10, el que mide procesamiento en el área de rendering como también en gráficos bajo la tecnología OpenGL. Single CPU exige a un solo núcleo del chip central y Multi CPU pone a trabajar los dos. Básicamente, estrujaremos la CPU y en menor medida los gráficos, lo que nos dará un número y ése lo vamos a comparar a otros aparatos.

CineBench R10
Single CPU
Multi CPU
OpenGL
Alienware M11x 1643 2979 2886
Acer Aspire Timeline Ultra M3-581TG 3352 7000 4449
Toshiba Portégé Z835
3611 7190 4620
SONY VAIO 3D VPCF215FL 4529 17121 3859
Sony VAIO VPCCA17FL 4621 9768 4793
Sony VAIO Z 4573 9819 2058
Samsung R480 2362 5494 2924
Samsung 530U 3513 6195 3743
Samsung R580 2795 6268 3350
Samsung Series 7 Chronos 4688 14070 5607
HP Pavilion dm1z 1149 2210 1937
HP Pavilion dm4 3081 6852 2036
HP ENVY 14 Spectre 3622 7211 4677
HP Pavilion DV6-6185LA 4582 16983 5490
Lenovo U300s 3544 7137 3724

Acá nos encontramos con cifras inferiores a las vistas en otros notebooks, como el Toshiba Portégé Z835, gracias a una plataforma interna con CPU relativamente inferior a otros Ultrabooks, lo que no significa un deterioro de la experiencia de usuario, puesto que la diferencia es bastante marginal y se nota ligeramente sólo cuando exigimos al equipo en tareas de alta demanda, como el caso de correr Cinebench R10. A no preocuparse.

Lo que sí es un punto a tomar en cuenta es el rendimiento gráfico de la plataforma, que deja bastante que desear. Esto es obvio producto de los gráficos integrados Intel HD 3000, los que derechamente no sirven para casi nada más que mover la interfaz de usuario Aero de Windows 7, contrario a lo que en Intel nos quieren hacer creer. ¿A quién culpar? Podemos tirar la piedra a Intel, por crear una solución tan mala, o bien a Lenovo, por implementarla en su equipo y no buscar alternativas más innovadoras en el diseño interno del PC para integrar gráficos dedicados, lo que por supuesto acarrea un esfuerzo en desarrollo para la compañía bastante alto y algo utópico de pedir, ya que acá la misión fue una sola: crear un Ultrabook como los pide Intel.

Pero más que palabras, lo que decimos queda al descubierto cuando corremos las pruebas de Futuremark 3DMark06, las que exigen en específico rendimiento gráfico del U300s.

Futuremark 3DMark 2006
SM 2.0
SM 3.0
CPU
TOTAL
Alienware M11x 3016 3160 1400 6539
Acer Aspire Timeline Ultra M3-581TG 4800 5267 2440 10854
Toshiba Portégé Z835 1422 1690 2440 4114
SONY VAIO 3D VPCF215FL 2462 3063 3231 7060
Sony VAIO VPCCA17FL 2473 3074 3129 7054
Sony VAIO Z 1598 1975 3199 4761
Samsung R480 3183 3167 2216 7547
Samsung 530U 1170 1461 1931 3454
Samsung R580 3178 3273 2498 7726
Samsung Series 7 Chronos 2978 3266 3454 7946
HP Pavilion dm1z 762 968 1023 2213
HP Pavilion dm4 655 856 2763 2120
HP ENVY 14 Spectre 1187 1468 2000 3498
HP Pavilion DV6-6185LA 4063 5341 5048 11877
Lenovo U300s 1186 1408 2412 3484

Finalmente, queremos enfatizar en la unidad de estado sólido (SSD) que otorga el almacenamiento masivo en el U300s, elemento distintivo en los Ultrabooks de Intel y principal responsable de la velocidad y cortos tiempos de respuesta que presentan estos equipos. Porque la diferencia en velocidades de transferencia de datos entre un disco duro giratorio tradicional y un SSD es tremenda, y eso lo reflejaremos corriendo el test CrystalDiskMark 3.

Acá estamos frente a una unidad JMicron 616 con 120GB de capacidad, la que nos entrega una velocidad de lectura de datos de 253MB/seg y escritura a 135MB/seg.

Interpretando estos resultados, nos damos cuenta que el claro enfoque del dispositivo es entregar una excelente lectura de datos, la que nos sirve a la hora de leer archivos cuando lanzamos aplicaciones, buscamos documentos en carpetas e iniciamos el sistema operativo. Un disco duro tradicional, en el mejor de los casos, muestra cifras ligeramente inferiores a los 100MB/seg en lectura, por lo que ya podrán sacar sus conclusiones acerca de la diferencia abismal que hay entre uno de ésos y los 253MB/seg en este SSD.

El punto en contra lo vemos en la velocidad de escritura, la que se va para abajo en lugar de emparejarse con la de lectura. Este parámetro afecta a la hora de copiar archivos al disco duro, es decir, “hacerlo escribir”, lo que no se hace tanto como leer, pero de todas maneras es importante a la hora de transferir archivos desde el exterior hacia nuestro equipo.

Batería y cargador

Ahora ya sabemos cómo rinde el equipo, ¿pero qué tal la batería? Con cuatro celdas, es difícil establecer un parámetro o un set de pruebas para conseguir una cifra en este ámbito que sea exacta, y tampoco nos vamos a esforzar en alcanzar lo que promete Lenovo (7 horas contínuas).

En cambio, haremos nuestra propia prueba, la que no puede ser más simple: el test de YouTube. Usaremos el perfil de energía de Windows en modo “Equilibrado”, ponemos el brillo de la pantalla a 3/4 de su capacidad máxima y echamos a correr sobre Google Chrome un video en YouTube, el más largo que pudimos encontrar, a 240p en el reproductor pequeño.

¿El resultado? 4 horas con 45 minutos de reproducción contínua, lo que esperamos les sirva de referencia para calcular la autonomía energética que puede alcanzar este equipo bajo otros escenarios.

Por otro lado, y como vemos en la imagen, el tamaño del cargador es bastante pequeño y además ligero en peso, haciéndolo muy cómodo de llevar en el bolso junto al PC, el que con 1.3Kg y algo más pesado que otras alternativas, tampoco es para morirse, haciendo al Lenovo U300s en general una máquina muy portable, obviamente, gracias a su definición como Ultrabook.

Conclusión

Estamos frente a un buen equipo, con sus fallas y falencias, pero en general muy bien hecho, con lindos detalles y ofreciendo en general una gran experiencia de usuario, tal como quiere Lenovo. Si nos lo regalaran -no, no lo hacen- lo recibiríamos felices, sin embargo, el problema es que para tenerlo hay que pagar un precio demasiado alto, tanto así que no vale la pena comprarlo.

Pero estamos hablando de un problema que afecta a toda la categoría de Ultrabooks que se vende en Chile y Latinoamérica, así que acá no podemos responsabilizar a Lenovo ni lanzarle piedras, aunque siempre queda la idea de que pudieron ser más atrevidos en la implementación de la plataforma Ultrabook o bien escaparse de la especificación para generar un mejor producto. Quizás también se podría haber hecho un esfuerzo para rebajar el precio, pero eso es harina de otro costal: no tenemos idea de porqué los Ultrabook llegan a un costo tan descomunal a nuestra región, esto para todas las marcas.

Pero si cerramos los ojos frente a eso, lo que créannos, es difícil, podemos fijarnos en que el U300s está a la altura de otros Ultrabooks, con algunos elementos diferenciadores decisivos como su robustez física, calidad de materiales, software, y opciones de colores.

El rendimiento está a la par de lo que se puede esperar, y si bien los gráficos dejan mucho que desear, el resto entrega una experiencia fantástica para el día a día, con una autonomía energética que alcanza para todo.

Lo imperdible

  • Calidad de fabricación y materiales.
  • Experiencia rápida de uso general para el día a día.
  • Poco software pre-instalado de fábrica.
  • Gran velocidad en lectura de datos en almacenamiento masivo.

Lo impresentable

  • El precio.
  • Los gráficos integrados Intel HD 3000.
  • La pantalla.
  • Capacidad de almacenamiento masivo.