El FBI investiga el robo de contraseñas en LinkedIn

El FBI investiga el robo de contraseñas en LinkedIn

Intentan comprender cómo se filtraron los datos que habrían afectado a unos 6.5 millones de cuentas de la red social profesional... Mientras, la recomendación es a no hacer caso a correos electrónicos provenientes de LinkedIn que inviten a actualizar los datos, porque se han reportado los primeros casos de pishing

Siguen las noticias sobre el robo de contraseñas que afectó a millones de usuarios de LinkedIn: Desde la red social para profesionales LinkedIn han asegurado que se encuentran trabajando con el FBI en la investigación del robo, que se presumen habría afectado a unas 6,5 millones de cuentas.

Y es que tal como afirmara el portavoz de LinkedIn, Durzy Hani, la empresa aún no tiene conocimiento de todas las cuentas que fueron robadas. Ante las críticas de diversos expertos en seguridad en Internet que han asegurado que la red social no utiliza las mejores prácticas de seguridad que utilizan los grandes sitios de Internet del mundo, Durzy aseguró que LinkedIn “ya había logrado mejorar la seguridad de su base de datos”.

Así las cosas, mientras la gente del FBI ayuda a los chicos de LinkedIn a descubrir que fue realmente lo que sucedió con esta filtración de contraseñas, ayer os informamos que muchos usuarios de la red social están siendo víctimas de intentos de phishing: Han recibido correos electrónicos (que en apariencia provienen del propio LinkedIn) en lo cuales se les solicita confirmar su dirección de correo haciendo clic en un enlace que en realidad dirigía a sitios Web de venta ilegal de productos farmacéuticos.

No es la única filtración de contraseñas de estas semana: El servicio de música Last.fm también ha confirmado vía Twitter que su base de datos se vio afectada, como os contamos por aquí.

¿Y ahora quién podrá defendernos? Pues realmente lo que nos queda es utilizar el sentido común para intentar proteger nuestra identidad en las redes sociales… Que ya estos casos de filtraciones de datos a ese nivel escapan de nuestro control. De momento si no has cambiado tus contraseñas de LinkedIn o Last.fm pues deberías hacerlo a modo preventivo.

Link: LinkedIn investiga junto con el FBI el robo de contraseñas (EP)