Google Glass a primera vista

Probamos por algunos minutos los populares lentes de Google. ¿Será que valen todo el hype?

Google I/O de este año se caracteriza por una cosa: decenas de personas usando Google Glass. Si bien el dispositivo no acaparó reflectores en el keynote, son muchos los que cargan su dispositivo por todos lados en el Moscone Center.

Durante una pausa en el centro de prensa me encontré con Christian Van Der Henst y Freddy Vega de Mejorando.la. Ambos recibieron sus Glass luego registrarse al programa de Google y esperar por un año. Después de saludarlos y platicar un poco del proyecto, les robé los lentes por algunos minutos. A continuación mis impresiones.

Diseño

A primera vista el armazón no difiere mucho de otros lentes, es ligero y el peso se concentra del lado donde se encuentra el cristal. Cuenta con una textura que evita que se resbale, una ranura para conectarlo a la corriente eléctrica y tres botones: reinicio, Glass (para sincronizar). En la parte superior hay un obturador para tomar esas fotos in-fraganti.

Si bien la gracia del dispositivo es hacerlo todo con la voz, nunca está de más contar con un botón para acceder rápidamente a la cámara. Glass está disponible en cinco colores que prácticamente pueden verse en TODO el Moscone. Nosotros tuvimos de cerca el azul y el naranja que son los más bonitos (y llamativos).

Freddy nos contó que Glass se siente molesto después de usarlo por algunas horas. Al parecer el problema tiene que ver con la parte que va detrás de la oreja ya que el peso y diseño cuadrado terminan por fastidiarte. En mi caso lo tuve por algunos minutos, por lo que no podría sacar una conclusión.

Funcionalidad


Glass requiere que estés conectado a internet todo el tiempo si es que quieres sacarle provecho. Si bien la cámara funciona, el buscador, clima, direcciones y otras tarjetas no están disponibles si te encuentras desconectado.

Mi queja principal de Glass es que tienes que enfocar el cristal y dejar de ver el resto del mundo. Tal vez sea la idea ñoña de querer tener un ojo de Terminator en donde se muestre toda la información mientras vemos el mundo, sin embargo eso no es posible todavía con esta versión de Glass.

El dispositivo se activa al girar la cabeza hacia arriba 30 grados, luego se dice "Ok Glass" seguido de la instrucción: Take a picture, Record video, Get directions to, send a message to, etc. Ahí comienza la magia y se muestra la información (si la conexión a internet lo permite).

En la parte lateral hay un panel que sirve para interactuar en cuatro direcciones. Si deslizas el dedo hacia la izquierda o derecha puedes desplazarte entre las tarjetas o menus. Si desplazas hacia arriba activas el dispositivo para poder hablarle.

Probé instrucciones como buscar FayerWayer, obtener direcciones al burdel más cercano o tomar imágenes en la sala de prensa. Hice pruebas satisfactorias con poco ruido (dentro de la sala de prensa) y el dispositivo no tuvo problema en reconocer la instrucción.

Otra queja que tengo es que necesitas dirigir Glass a una zona con poca iluminación. Puede sonar obvio, pero si ves a una fuente de luz te costará más trabajo tratar de enfocar el cristal. Fuera de eso la experiencia fue satisfactoria.

¿Cómo se comparte el contenido?

De nada serviría Glass si no se pudiera sacar el contenido y en el caso de las fotos se pueden mandar a Google+. Christian y Freddy nos mostraron una interfaz web similar a Google Now en donde se pueden controlar algunas propiedades del dispositivo. Ahí vimos Path, que es la única red social externa en donde se pueden compartir cosas, aunque no por mucho tiempo ya que Tumblr es la siguiente en la lista.

Suponemos que más adelante tendremos a muchos desarrolladores listos para implementar sus aplicaciones en Google Glass, aunque para que eso ocurra primero tendremos que saber cuándo se distribuirá de manera masiva. Google está empujando mucho a los desarrolladores, de hecho hay una zona exclusiva de Glass en donde se muestran los beneficios del dispositivo a los asistentes.

¿Valdrá la pena comprar Google Glass? Es muy temprano para ofrecer un veredicto. A primera vista el dispositivo me gusta pero lo encuentro un tanto inútil, falta un buen tramo de experimentación y eso dependerá del trabajo que hagan desarrolladores que vinieron a Google I/O.

Les dejamos un video con un unboxing con Freddy y Christian, aunque cabe recordar que esta es la edición para desarrolladores de USD$1.500, de modo que nada garantiza que la versión que llegue para los usuarios finales contará con el mismo empaque o los mismos accesorios.

Ver en YouTube

powered byDisqus