Móviles

iPhone original de primera generación sellado en su caja se subasta por más dinero que un Tesla Model 3 nuevo

Un iPhone original de 2007 nuevo y sellado en su caja fue subastado por una cantidad brutal de dinero: más caro que un Tesla Model 3.

Un iPhone original de 2007 nuevo y sellado en su caja fue subastado por una cantidad brutal de dinero: más caro que un Tesla Model 3.

Es oficial: alguien en el mundo (probablemente un fan de Apple) está dispuesto a pagar más por un iPhone original de primera generación perfectamente intacto que por un Tesla Model 3 recién salido de fábrica.

Quienes vivieron la locura del lanzamiento del primer teléfono comercializado por los chicos de Cupertino allá por 2007 recuerdan perfectamente el furor que provocó el producto desarrollado bajo la visión de Steve Jobs.

El iPhone de primera generación ayudó a parir a la industria del smartphone, pero la realidad es que quienes tuvimos oportunidad de probarlo en aquel entonces pudimos comprobar que el dispositivo era gallardo pero contaba con amplias (muy amplias) áreas de oportunidad para mejorar.

Recomendados

En sí, este primer teléfono inteligente de Apple podría ser descrito como un iPod con capacidad para hacer llamadas pero contaba con muchas limitaciones para actividades multitarea con un sistema operativo móvil extraordinariamente restrictivo y limitado.

Aún así, este gadget hizo historia y gracias a su diseño junto a su legado se ha convertido en un objeto de genuino culto para los devotos de la industria tecnológica y de todo lo que ha hecho Apple.

Es por ello que no nos extraña que haya sucedido finalmente: alguien tuvo la idea de lanzar en subasta un iPhone original de primera generación en perfectas condiciones para terminar vendiéndolo por una cantidad enorme de dinero.

iPhone original de 2007 se subasta por más dinero que un Tesla Model 3

De acuerdo con un reporte de los colegas de Business Insider, un iPhone original de primera generación de 2007 en condiciones intactas y sellado de fábrica acaba de ser subastado por una suma de USD $63.356. Un monto que sería mucho más elevado que el precio de un Tesla Model 3 del año que ronda los USD $42.900.

Si consideramos que el precio de lanzamiento de ese teléfono inteligente fue de apenas USD $599 podemos dimensionar el amplio margen de ganancia que logró la dueña original de este dispositivo. Pero la historia detrás de esta subasta es aún más impresionante.

La propietaria original del teléfono, Karen Green, una tatuadora cosmética, recibió este iPhone en el año de 2007 como un regalo por comenzar un nuevo trabajo, pero no pudo usarlo en su momento.

Todo debido a que en su lanzamiento el iPhone estaba bloqueado para ser utilizado únicamente bajo la red de la operadora móvil AT&T, y la chica tenía todas las líneas bajo contrato con Verizon. Así que guardó el teléfono y lo dejó olvidado por décadas.

Pero hace unos años, Green se enteró del aumento de los precios de los iPhone originales y fue al programa de televisión Doctor & the Diva para que valoraran su regalo sin abrir, estimando un valor de USD $5.000.

Luego la casa de subastas LCG entró en acción, aprovechando un furor renovado por este tipo de dispositivos sellados y nuevos, logrando impulsar una subasta que cerró en 105 veces el valor del precio original del smartphone.

Tags

Lo Último


Te recomendamos