Internet

Router del Wi-Fi: Cinco lugares en los que nunca debes poner el aparato para tener un Internet óptimo

La distribución de la conexión se podría ver afectada si el aparato está en el sitio inadecuado.

La ubicación del router del Wi-Fi es fundamental a la hora de distribuir de manera óptima el Internet del hogar. Hay sitios en los que el aparato no puede ir. Algunos parecen obvios, pero es necesario recordarlo a algunos usuarios que suelen caer en este tipo de errores a la hora de poner el dispositivo.

Si bien es tentador colocarlo en un lugar apartado y olvidarlo, hay algunos lugares que debes evitar a toda costa. Aquí te presentamos los cinco peores lugares para colocar tu router Wi-Fi.

1. En el suelo: Poner el router en el suelo es uno de los errores más comunes. La señal Wi-Fi se propaga en todas direcciones, y al estar en el suelo, se pierde gran parte de la potencia hacia abajo, donde no es útil. Además, el polvo y la suciedad pueden acumularse más fácilmente en el suelo, obstruyendo las antenas del router y debilitando aún más la señal.

2. En la cocina: La cocina está llena de aparatos que generan interferencias electromagnéticas, como el microondas, el frigorífico y el lavavajillas. Estas interferencias pueden afectar a la señal Wi-Fi, provocando una conexión inestable y velocidades lentas.

3. Cerca de paredes de hormigón o metal: Los materiales como el hormigón y el metal son excelentes para bloquear las ondas de radio. Si colocas el router cerca de una pared de este tipo, la señal Wi-Fi se verá afectada considerablemente, especialmente en las habitaciones que se encuentran al otro lado de la pared.

4. En un armario o estante cerrado: Cualquier obstáculo físico entre el router y los dispositivos que se conectan a él puede debilitar la señal Wi-Fi. Esto incluye colocar el router dentro de un armario, estante cerrado o incluso detrás de un mueble grande.

5. Cerca de dispositivos inalámbricos: Otros dispositivos que funcionan con Wi-Fi, como teléfonos inalámbricos, monitores de bebés o incluso algunos televisores inteligentes, pueden interferir con la señal del router. Lo ideal es mantener el router alejado de estos dispositivos para evitar problemas de conexión.

¿Dónde colocar el router Wi-Fi?

Ahora que sabes dónde no colocar el router, te preguntarás dónde es el mejor lugar para ponerlo. En general, se recomienda colocarlo en una zona central de la casa, en un lugar elevado y libre de obstáculos. Si es posible, colócalo en una pared que no sea de hormigón o metal y alejado de aparatos que generen interferencias.

Si tu casa es grande o tiene varios pisos, puedes considerar usar un extensor de rango Wi-Fi para ampliar la cobertura de la señal. Actualiza el firmware del router regularmente para asegurarte de que funciona con la última tecnología y corregir posibles errores.

Tags

Lo Último


Te recomendamos