Internet

Revisamos las asombrosas predicciones de 1924 sobre el 2024: Algunas sí acertaron

Desde viajes espaciales hasta la extinción de los caballos

Predicciones 2024: Lo que le depara el nuevo año a cada signo y el consejo para afrontar los desafíos

Este año se cumplen 100 años desde 1924, época en que las personas se atrevieron a soñar y hacer sus predicciones para el siguiente centenario.

Gracias a un Twittero llamado @paulisci, un hilo se viralizó al respecto. En él, se pueden ver recortes de diarios con visionarias apuestas sobre cómo sería el 2024.

Entre estas predicciones, algunas han resultado sorprendentemente precisas, mientras que otras aún se mantienen como un sueño.

Viajes espaciales cotidianos

En el diario compartido por el usuario de X, se expone la idea de que en 2024 los viajes interplanetarios serían tan comunes como los transatlánticos.

Y aunque aún no es posible realizar turismo en Marte, los avances en vuelos termosféricos que permiten experimentar gravedad casi nula son un paso hacia esta dirección, así que podríamos decir que aún falta para esta predicción.

Conciertos remotos

La visión de 1924 sobre los conciertos era que en el futuro los artistas no tendrían que viajar para hacer un recital, lo que se volvió realidad de forma impresionante.

Gracias al streaming, ahora es posible disfrutar de conciertos desde cualquier parte del mundo, sin importar la distancia física entre el escenario y el espectador.

Ya no existirán los diamantes

“Los anillos de compromiso de diamantes serán reemplazados por bolsas de azúcar de 100 libras”, dice la curiosa publicación, adelantando que para 2024 se habrían acabado los suministros de este metal precioso.

Afortunadamente, eso está lejos de pasar. Aun que no nos vendrían nada de mal unas gemas sintéticas.

Cine hiperrealista

En esta sí acertaron. Según las predicciones, en 2024 existiría dificultad para distinguir las películas de la realidad.

Con el avance del CGI y la inteligencia artificial, las fronteras entre lo real y lo creado digitalmente se han vuelto menos definidas, por lo que en esta época ya se ofrecen experiencias cinematográficas inmersivas y ultrarrealistas.

Álbumes familiares en video

La profecía de que los álbumes familiares serían más vídeos que fotos también podríamos decir que se ha cumplido.

A la fecha, las grabaciones familiares tienen tanto peso como las fotografías, siendo una forma común de documentar y compartir recuerdos. Además son muy pocas las personas que en 2024 compran álbumes e imprimen fotos para la posteridad.

Atrofia de las piernas

A pesar de la prevalencia del sedentarismo en nuestros días, las piernas siguen siendo esenciales en la vida diaria.

Así que frente a la idea de que en 2024 las piernas humanas estarían atrofiadas por el uso excesivo de automóviles, podríamos decir que aún falta (y que ojalá ese día no llegue nunca).

Ya no existirán los caballos

Si bien su rol como medio de transporte ha disminuido significativamente, eso no significa que los caballos estén prontos a extinguirse.

Según los documentos antiguos, en 1924 se creía que estos animales desaparecerían con el auge de los automóviles, lo que tampoco se cumplió.

Que las camas arrojarán a los niños automáticamente por la mañana o que el cine traerá la paz mundial tampoco se cumplió.

Pero quién sabe qué pasará en los próximos 100 años. Incluso podríamos comenzar desde ya a hacer nuestras apuestas sobre el futuro.

Tags

Lo Último


Te recomendamos