Espacio

El “ojo del universo” descubierto por la NASA fue caputrado por el telescopio Hubble

Una imagen sorprendente.

Agencia
Esta fotografía proporcionada por la NASA muestra el telescopio espacial Hubble el 19 de mayo de 2009. (NASA vía AP) El “ojo del universo” fue descubierto por la NASA y caputrado por el telescopio Hubble (AP)

Una imagen impresionante que ha circulado en las redes sociales en los últimos días ha cautivado a miles de personas por su belleza y misterio. Se trata de una fotografía de la Nebulosa Reloj de Arena, una formación espacial que, gracias a su particular estructura, asemeja un gigantesco “ojo” observándonos desde el cosmos.

PUBLICIDAD

La imagen, capturada por el telescopio espacial Hubble de la NASA, muestra la nebulosa con gran detalle, revelando una paleta de colores vibrantes: el rojo del nitrógeno ionizado, el verde del hidrógeno y el azul del oxígeno doblemente ionizado. En el centro de la imagen, un punto brillante rodeado de anillos anaranjados completa la ilusión de un ojo cósmico verde.

Más allá de la belleza: Un tesoro científico

Más allá de su belleza visual, estas imágenes tienen un gran valor científico. Permiten a los astrónomos estudiar en detalle el proceso de eyección de materia durante la muerte de una estrella, ofreciendo información crucial sobre la formación estelar y la evolución de las galaxias.

La Nebulosa Reloj de Arena, descubierta por primera vez en 1996 por el Hubble, es un recordatorio de la inmensidad y la belleza del universo. Esta formación, que representa los restos brillantes de una estrella moribunda similar al Sol, nos muestra la complejidad y los misterios que aún esconde el cosmos.

Son los restos de una estrella moribunda
NASA Son los restos de una estrella moribunda

Nebulosas: Cunas de estrellas y ventanas al pasado

Las nebulosas, como la Reloj de Arena, son gigantescas nubes de polvo y gas que pueblan el espacio. Pueden originarse por la explosión de una estrella moribunda o servir como viveros de nuevas estrellas.

El “ojo cósmico” descubierto por la NASA no solo nos cautiva con su belleza surrealista, sino que también nos recuerda la capacidad de la ciencia para desvelar los secretos del universo y acercarnos a la comprensión de nuestros orígenes estelares.

PUBLICIDAD

Tags


Lo Último