Espacio

Este rover que se parece a una autocaravana será el vehículo que se desplazará en la Luna

La misión Artemis ya tiene su vehículo en el que podrán operar sin necesidad de trajes espaciales.

Recreación de la autocaravana lunar que será creado por la JAXA y Toyota
Programa Artemis Recreación de la autocaravana lunar que será creado por la JAXA y Toyota

En la historia de la exploración espacial de la humanidad, la Luna ha visto rodar dos tipos principales de vehículos: el Lunar Rover Vehicle (LRV) y los rovers robóticos. El primero, utilizado en las misiones Apolo 15, 16 y 17, transportaba a dos astronautas y sus equipos a lo largo de la superficie lunar.

PUBLICIDAD

Este rover compartía algunas características con los vehículos convencionales: Tenía ruedas, suspensión e incluso un volante para la dirección. Sin embargo, para enfrentar las condiciones lunares, como el vacío y las temperaturas extremas, el LRV era mucho más robusto. Además, en lugar de depender de gasolina, funcionaba con baterías.

Por otro lado, los rovers robóticos, utilizados desde la década de 1990, son vehículos controlados remotamente desde la Tierra o programados para funcionar de forma autónoma y cuentan con suspensión y sistemas de navegación para desplazarse por el terreno lunar.

Sin embargo, el programa Artemis -que llevará de vuelta a astronautas a la Luna- presentará algo totalmente nuevo y distintivo: Un revolucionario rover lunar diseñado para parecerse a una autocaravana, gracias a la colaboración entre la JAXA (Agencia Espacial Japonesa) y la NASA (Agencia Espacial Norteamericana).

Una autocaravana en el espacio

Lo que hace único a este rover es que estará presurizado, permitiendo a los astronautas operar en su interior sin necesidad de trajes espaciales. Esto se traduce en exploraciones más cómodas y durante periodos de tiempo más prolongados.

Además, el vehículo tendrá capacidad para dos astronautas y podrá ser conducido por ellos mismos o controlado remotamente desde la Tierra. Equipado para realizar experimentos y trabajos de investigación, podrá recorrer el Polo Sur lunar durante un máximo de 30 días, una región repleta de misterio y potencial científico.

Hiroshi Yamakawa, presidente de JAXA comentó que este “rover presurizado será una contribución poderosa para la arquitectura global de Artemis, mientras Japón y Estados Unidos van de la mano, con socios industriales e internacionales, a la superficie de la Luna y más allá”.

PUBLICIDAD

JAXA se encargará del diseño, la fabricación y la operación del rover, mientras que la NASA se hará cargo del lanzamiento y el despliegue del vehículo en la superficie lunar. Se espera que se integre en la misión Artemis VII o posteriores, con una vida útil estimada de 10 años.

Este proyecto es un gran paso hacia el establecimiento de una presencia humana sostenible en la Luna. El rover permitirá a los astronautas realizar investigaciones científicas más profundas y sentar las bases para futuras misiones a Marte y más allá.

Bill Nelson, administrador de la NASA destacó que “la búsqueda de las estrellas es liderada por naciones que exploran el cosmos de manera abierta, en paz y juntas. Esto es cierto para Estados Unidos y Japón bajo el liderazgo del Presidente Biden y del Primer Ministro Kishida. América no caminará sola en la Luna nunca más”.

PUBLICIDAD

Recomendados:

Tags


Lo Último